Aprender a vivir, de eso se trata

La vida es un cambio constante, por lo que nunca dejamos de aprender a vivir. Por eso no debemos agobiarnos con los problemas que, a su manera, pero también nos enseñan

Para aprender a vivir no hay un manual con todos los pasos que debemos seguir a cada momento. Por eso, vivir bien muchas veces se trata de experimentar a base de tropiezos, errores y equivocaciones. Todo ello para conseguir ser felices e intentar disfrutar de cada momento.

Sin embargo, muchas veces esto nos puede resultar muy complicado. A continuación te damos 3 reglas básicas para ayudarte dentro de lo posible a conseguir esa meta. ¡Toma nota!

Te recomendamos: 8 consejos para vivir más feliz

3 reglas fundamentales para aprender a vivir bien

1. Aprender a vivir implica aceptar

A lo largo de nuestra vida hay algo que a veces nos podría resultar tremendamente difícil: aceptar. Una aceptación que debe empezar por nosotros y después con los demás. Es decir, que para poder aceptar a los demás primero deberías aceptarte a ti mismo. 

manos-alcazando-mariposas-e1455365534937

¿Pero qué significa aceptar? Aceptarnos implica querernos y valorarnos con nuestros errores y con nuestros defectos. Aceptar que no somos perfectos, que habremos fracasado alguna vez y que todo ello nos debe ayudar a ser mejores personas y aprender de ello.

El segundo paso es aceptar a los demás. Es decir, aceptar que hay personas que entran y salen de nuestra vida, que nos podrían llegar a decepcionar o incluso traicionarnos. No serviría de nada negarnos puesto que habrá veces en las que posiblemente no podamos hacer nada para cambiar la situación.

No te pierdas: Consejos para fortalecer la autoconfianza

2. Mañana será otro día

Somos conscientes de que la vida no siempre puede ser todo luz y color sino que habrá también momentos de oscuridad. Eso sí, aprender a vivir implica también saber darle la importancia que cada cosa merece. Ya que es posible que a veces veamos los problemas más graves de lo que en realidad pueden llegar a ser.

mujer-entre-naturaleza

Seguramente, hay muchas ocasiones en que cuando mires hacia atrás pienses “¡no fue para tanto!”, pero en el momento lo verías como algo terrible. Por eso, aprender a vivir también es saber transformar esos momentos pasajeros en experiencias.

Lee: Los malos días vienen solos, los buenos hay que salir a buscarlos

Asimismo, los expertos recomiendan que disfrutes del presente, tanto de las cosas positivas como negativas. Por otro lado, las malas épocas también podrían ayudarnos a replantearnos nuestra vida y elegir un nuevo camino.

3. Disfruta y valora

Otra regla fundamental para aprender a vivir bien sería saber disfrutar del momento y valorar más todo lo que ahora tenemos. El tiempo pasa rápido  y es posible que a veces nos centremos tanto en ello que nos olvidamos de disfrutar plenamente la vida. ¡Un gran error!

beautiful-cool-cute-fashion-girl-Favim.com-429908

Esto no quiere decir dejar de lado nuestras obligaciones, sino que procures dedicarte cada día un momento para ti, por pequeño que sea. Simplemente se trata de saber organizarnos correctamente y encontrar ese ratito.

Haz algo que te guste cada día. Por ejemplo, dedícale tiempo libre a tus hijos, da un paseo o simplemente disfruta con un pasatiempo. Lo importante, es no dejar que los días pasen uno tras otro sin hacer nada.

Antes de irte debes descubrir: Ya no voy a perder más tiempo en lo que me hace daño

large-114

Como has podido ver, aprender a vivir es un proceso que podría llevarnos toda la vida. Ya que con el paso de los años y las experiencias vividas siempre seguiremos aprendiendo. 

La vida es algo hermoso porque, aunque haya momentos de oscuridad, hay también muchos de claridad.

¿Qué es lo más valioso que has aprendido últimamente?