Aprendiendo a combatir la migraña

Si ya estás recibiendo un tratamiento, consulta con el especialista antes de comenzar a tomar estos remedios naturales, ya que podrían reaccionar de forma negativa

Si padeces de migraña sabes perfectamente lo que es sentir un dolor de cabeza pulsátil tan molesto que impide que cumplas con tus obligaciones diarias, al punto de tener que aislarte en tu habitación, eliminando luces y ruidos que empeoren tu padecimiento.

A la migraña se la conoce también como hemicránea, pues el dolor suele predominar en un lado de la cabeza. Especialistas afirman que existe un importante componente hereditario. Una crisis de migraña puede durar aproximadamente entre 4 y 72 horas. 

Ciertas personas que la padecen manifiestan que existen factores que desencadenan una crisis, aunque otras pueden no referir ninguno.

En caso de que existan ciertos factores podrían ser:

  • Ciclo menstrual, días previos al periodo menstrual suele ser un momento oportuno para que se desencadene la migraña.
  • Alimentación, ciertos alimentos pueden provocar una crisis, así como también el ayuno prolongado.
  • Estrés, ansiedad y las emociones fuertes usualmente están muy relacionadas a la migraña. Algunas personas cuentan que una vez pasado el momento de ansiedad o estrés aparece el dolor y no precisamente mientras se encuentran alterados.
  • Otro factor sería dormir más o menos horas de las acostumbradas. Los estímulos externos como aromas específicos también pueden desencadenar una crisis.

El día de hoy hablaremos sobre maneras para combatir la migraña. Para así evitar esos días en que debes aislarte de todo e incluso perderte momentos significativos.

Es muy importante que lleves en cuenta la frecuencia de tus crisis y que tomes conciencia si algún factor desencadenante estuvo presente. De esa manera podrás evitarlos de manera eficiente restando las posibilidades de un episodio. Cada persona es incomparable, por lo tanto, cierto factor puede influir en ti de manera negativa, mientras que a otro sujeto puede no afectar en lo más mínimo.

Si la crisis ya se ha presentado, te recomendaremos alternativas naturales para que puedas mitigar el dolor y volver lo más pronto a tu actividad normal.

Recuerda siempre que si las molestias no desaparecen y por el contrario se vuelven más intensas, la mejor opción es consultar con un profesional.

Remedios naturales que ayuden a aliviar una crisis de migraña

Manzanilla

Manzanilla (2)

El Té de manzanilla es muy conocido por sus propiedades analgésicas y anti-inflamatorias. Bebe un té de esta hierba que de seguro ayudará a aliviarte.

Jengibre

Anti-inflamatorio natural. Podemos disfrutar de sus cualidades bebiendo un té de jengibre o añadiéndolo a nuestras comidas.

Vinagre de manzana

Vinagre de manzana

Esta maravilla sigue sorprendiendo con más beneficios. Puedes beber un vaso de agua con dos cucharadas de este vinagre.

Prevención…

Baños relajantes

Los baños de inmersión ayudarán a aliviar tensiones del día a día, estos baños pueden estar acompañados de música suave de tu agrado e incluso por velas aromáticas o aceites esenciales, siempre y cuando estos aromas no se encuentren dentro de los factores que desencadenan tus migrañas.

Los masajes

masaje facial

Acudir por supuesto a un especialista que sepa cómo realizar una correcta sesión de masajes puede ayudar a relajar los músculos tensos por estados de nerviosismo y estrés, ambas situaciones conocidas por ser desencadenantes de una crisis de migraña. Un buen masaje también sería beneficioso durante la crisis.

Técnicas de relajación

El Yoga ayuda a estabilizar cuerpo y mente. Resulta también para evitar factores desencadenantes como el estrés y estados de tensión.

Realizar ejercicios habituales

Una simple caminata puede ayudar a despejar tu mente y eliminar tensiones, respira aire puro y olvida al menos por un momento tus preocupaciones. La circulación de sangre aumentará llevando el oxígeno necesario a cada rincón, ayudando a que todo tu cuerpo funcione en armonía.

Está más que claro que la vida está llena de momentos buenos y malos. Está en cada uno aprender a convivir con ellos, sin que lo malo nos invada, pues tarde o temprano nuestra salud lo reflejará.

Nota: Si te encuentras consumiendo algún tipo de medicación consulta primero con tu médico antes de ingerir remedios naturales. Algunas interacciones pueden resultar contraproducentes.

Te puede gustar