Arañas vasculares: 3 tratamientos naturales

Ana Quintana 14 septiembre, 2017
Para evitar las arañas vasculares o mejorar su aspecto es fundamental mantenerse activo, ya que de esta forma se favorece la circulación y se facilita el retorno venoso

Si hay algo que la mayoría de las mujeres teme, sin duda, es a la aparición de arañas vasculares. No solo por su aspecto desagradable, sino también por los daños físicos que ocasionan.

Pero, ¿por qué se presentan? Cuando el corazón bombea, la sangre viaja por las venas que están en los músculos de las piernas para volver a empujarla de vuelta al corazón.

Sin embargo, cuando estas se debilitan o se lesionan, la sangre queda estancada. Por consiguiente, la vena se inflama.

Es muy importante que antes de someterse a un tratamiento estético se realice una exploración ultrasónica para descartar enfermedades graves.

De lo contrario, los resultados pueden ser tan solo momentáneos y todo el dinero invertido será en vano.

Acude al médico

Si presentas alguno de los siguientes síntomas, no lo pienses y acude al especialista:

  • Las venas se están esparciendo de forma acelerada.
  • La araña vascular está inflamada, es muy roja y se siente caliente.
  • La piel de los tobillos y la pantorrilla cambia de color.
  • El dolor es tanto que interrumpe tus actividades cotidianas.
  • Hay llagas cerca del tobillo.
  • Se produce sangrado en las venas.
  • Hay hinchazón de piernas, pies y tobillos.
  • Existe una sensación de dolor punzante.
  • Se presentan calambres recurrentes, sobre todo en la noche.
  • Sientes comezón alrededor de las venas.
  • La piel es traslúcida.

En algunos casos, las arañas vasculares son la causa de trombosis. Esto quiere decir que se forma un coágulo en la sangre y una inflamación exagerada en la vena fruto de una infección.

Lee también: 9 alimentos que debes incluir en tu dieta para prevenir trombosis y embolias 

Causas

Arañitas

  • Exposición por periodos largos al sol
  • Problemas de estreñimiento
  • Aumento de peso durante el embarazo
  • Alteraciones hormonales
  • Pasar mucho tiempo en la misma posición
  • Génetica

Entretanto, si no has experimentado ninguno de los síntomas anteriores, antes de probar tratamientos costosos como el láser, intenta con remedios y consejos totalmente naturales

Tratamientos naturales para tratar las arañas vasculares

1. Consume alimentos saludables

La manera en que comes es elemental para el control de las arañas vasculares.

Lo recomendable es que te apegues a los alimentos orgánicos, ya que el organismo los digiere más fácilmente. Además, aportan los nutrientes necesarios y mantienen la sangre en buen estado.

Estos son los productos que hacen trabajar al aparato digestivo, nutren y depuran el cuerpo, por lo que no deben faltar en tu despensa:

Si reduces las grasas la sangre se limpia eliminando las sustancias tóxicas. Esto no solo te ayudará a reducir las arañas vasculares, sino que también te permitirá llevar una vida sana libre de enfermedades.

2. Reduce el consumo de sal y picante

consejos para reducir el consumo de sal

Por lo general conocemos los daños que causa el consumo de sal. Sin embargo, es un producto que usamos a diario. No tienes que eliminarla por completo, pero sí reducirla en gran porcentaje.

  • El sodio contribuye a la retención de líquidos, por ende, hay un aumento en el volumen de la sangre.
  • Además, evita que las venas cumplan su función al enviar la sangre al corazón.
  • El picante, por su parte, dilata las venas.

Si lo que quieres es darle sabor a tus platillos sustituye la sal por especias como jengibre, pimienta o ajo. Estas ayudan a disolver la sangre que se coagula en las venas.

Te recomendamos: Consejos para reducir el consumo de sal 

3. Haz ejercicio

Lo primero que tienes que hacer para decirle adiós a las arañas vasculares es levantarte y moverte. No te preocupes si eres de las que no se lleva bien con el gimnasio: estos ejercicios te encantarán.

Inclusive los puedes hacer desde tu cama y tienen los mismos efectos en la circulación y los músculos.

Pedalea

  • Ponte en el suelo o en la cama.
  • Flexiona las piernas y haz como si estuvieras pedaleando en una bicicleta. 
  • Entre 20 y 25 repeticiones diarias son suficientes.

Piernas separadas

  • Sobre la cama, extiende las piernas.
  • Enseguida, lévantalas, y abre y cierra, como con un movimiento de tijera.
  • Haz 2 series de 10 repeticiones.

Gira

  • Acuéstate en el piso o la cama, eleva solo una pierna y estira.
  • A continuación, gira como si estuvieras dibujando círculos con la punta del pie.
  • Realiza 10 repeticiones con cada pierna.

Recomendaciones

Cómo-eliminar-las-arañitas-de-las-piernas

  • No utilices tacones por periodos largos.
  • Evita la ropa ajustada, ya que limita el flujo en la sangre.
  • No permanezcas mucho tiempo acostado o en la misma posición.
  • Reduce el consumo de bebidas alcohólicas y cigarrillos.
  • Usa protector solar.
  • Evita cruzar las piernas por lapsos largos, ya que corta la circulación.
Te puede gustar