Arancinis rellenos de queso

Mariela Ibarra 30 julio, 2015
No olvides que, a la hora de cocer el arroz, la cantidad de agua siempre debe ser el doble, y que el arroz no debe moverse durante la cocción

Posiblemente uno de los referentes más comunes de la comida siciliana sean los platos mediterráneos, caracterizados por el uso de verduras, pescado y aceite de oliva.

Sin embargo, esta es una gastronomía muy rica y variada. Para la muestra les traemos los arancini rellenos de queso.

Los arancinis son unas croquetas de pasta de arroz, rellenas con ingredientes variados, con un característico color naranja tostado.

Lo puedes poner como una entrada o como un pasabocas para alguna de tus reuniones.

Ingredientes

  • 120 g de arroz
  • 2 tazas de agua
  • 50 g de queso parmesano en polvo
  • 120 g de queso mozzarella
  • 4 lonchas de jamón
  • 2 huevos
  • Azafrán en polvo
  • Sal
  • Pan rallado
  • 2 cucharadas de aceite vegetal (50 g)
arancini with mozzarella

Utensilios

  • Olla honda o arrocera
  • Cuchara sopera
  • Cuchara pequeña
  • Cuchillo para cortar
  • Recipientes para reservar los ingredientes
  • 2 platos hondos
  • Sartén para freír
  • Servilletas de cocina

Preparación

  • En una olla honda, pon a cocinar el arroz junto con las dos tazas de agua, media cucharada de azafrán, una cucharada de aceite y una pizca de sal.
  • Cuando el agua se haya evaporado, revuelve el arroz muy bien para evitar que se pegue o se queme en el fondo.
  • Añade el queso parmesano en polvo y un huevo, y revuelve hasta que los ingredientes se hayan incorporado adecuadamente.
  • Lleva el arroz a la nevera y deja enfriar.
  • Mientras que el arroz enfría, trocea las lonchas de jamón en tiras de medio centímetro de grosor. Reserva en un recipiente pequeño.
  • Corta en cubos del tamaño de un dado el queso mozzarella. Reserva para utilizar después.
  • Pon a calentar en una sartén una cantidad suficiente de aceite como para permitir que los arancini se hagan bien.
  • Retira el arroz de la nevera, toma un puñado con las manos y moldéalo dándole forma redonda. Apriétalo un poco para que quede compacto.
  • Introduce en el centro dos cubos que queso mozzarella y dos trozos de jamón.
  • Tapa el agujero con otro poco de arroz y moldéalo hasta que quede bien compacto.
  • Moldea tantas bolas de arroz como te lo permitan los ingredientes.

Una vez tengas las bolas de arroz preparadas, continuamos con el resto de pasos:

  • En un plato hondo revuelve un huevo.
  • En otro plato hondo deposita el pan rallado.
  • Pasa cada bola de arroz por los dos platos, primero por el huevo, procurando que lo recubra bien, y después por el pan rallado, con cuidado de que la bola quede cubierta por todas partes.
  • Una vez hecho esto pon a freír las bolas de arroz hasta que la ralladura de pan haya dorado.
  • Retira las bolas del aceite y déjalas escurriendo sobre una servilleta de papel de cocina para que eliminen el exceso de aceite.
  • Cuando hayas freído todas las bolas deja que se enfríen un poco y puedes proceder a servirlas.
croquetas salmon

Datos adicionales

  • Los ingredientes sugeridos serán suficientes para 10 porciones, aproximadamente.
  • En caso de que cuentes con arrocera puedes preparar el arroz en ella.
  • El uso de azafrán es opcional, pero este le da el color tradicional que tiene el arroz en esta receta.
  • El punto clave de esta preparación es que durante la cocción del arroz quede un poco más pegajoso de lo habitual, por lo tanto es recomendable que lo dejes unos minutos de más en la estufa, sin permitir que se queme.
  • Al moldear tu arancini debes tener en mente que el relleno no debe sobresalir, sino que debe estar ubicado en el centro.
  • En caso de que vayas a dar los arancini como aperitivo te aconsejamos acompañarlo de una salsa que sea compatible con el sabor del queso.
  • Una buena opción para la presentación de esta receta es acomodar los arancinis en un plato grande (blanco de preferencia para que se pueda apreciar mejor el color) y colocarlos alrededor de una salsera redonda acompañados de una salsa de sabor intenso.
Te puede gustar