Remedio casero para ayudar a desinflamar las hernias

Elena Martínez Blasco · 27 marzo, 2018
Si bien siempre deberemos acudir a un especialista para obtener un diagnóstico, este remedio natural de uso tópico puede ayudarnos a aliviar las molestias ocasionadas por las hernias inflamadas y molestas

¿Qué son las hernias? Una hernia se presenta cuando hay una debilidad o un orificio en la pared muscular que normalmente mantiene los órganos abdominales en su lugar. En consecuencia, los órganos y tejidos pueden salirse o herniarse, produciendo una protuberancia.

Las hernias más frecuentes, según la zona del cuerpo, son:

  • Femoral: presenta un bulto debajo de la ingle, más común en mujeres.
  • Inguinal: más común en hombres es un abultamiento en la ingle que puede llegar hasta el escroto
  • Hiato o hiatal: en la parte superior del estómago, empuja hacia arriba por fuera de la cavidad abdominal, y en la cavidad torácica a través de una abertura en el diafragma.
  • Umbilical: una protuberancia alrededor de la zona del ombligo.
  • Incisional: una protuberancia que se produce a través de una cicatriz de una cirugía abdominal.
  • Discal: el tejido blando entre las vértebras se desplaza y pasa a través de una parte debilitada del disco. Esto puede ejercer presión sobre los nervios cercanos o la médula espinal.
hernia de disco

También lee Hernia discal: qué es y en qué consiste

Muchas hernias no manifiestan ningún problema, mostrando una inflamación indolora asintomática. Sin embargo, en ocasiones pueden generar malestar y dolor que puede empeorar cuando se está de pie, se hacen esfuerzos físicos, o se levantan objetos pesados.

La persona finalmente consulta a un médico cuando el dolor y la inflamación han aumentado. Las hernias usualmente son fáciles de diagnosticar, simplemente sintiendo y buscando la protuberancia.

El  tratamiento puede ser la observación cautelosa en las hernias asintomáticas. Sin embargo, en otros casos es conveniente la cirugía, ya sea abierta o mínimamente invasiva.

Remedio natural para ayudar a desinflamar las hernias

Si buscamos un remedio que ayude a desinflamar las hernias porque estamos padeciendo molestias o dolores frecuentes, podemos recurrir a la combinación de estos tres ingredientes medicinales: arcilla, hojas de col y vinagre, que tienen un alto poder antiinflamatorio.

hernia inguinal

Lee también Tratamiento de la hernia inguinal

Descubre las virtudes de este remedio, así como la manera de prepararlo y usarlo para que pueda darte alivio. No obstante, siempre es importante la visita al médico para que te examine, evalúe la situación y decida el mejor tratamiento.

Arcilla

mascarilla-arcilla-3

La arcilla es uno de los remedios más antiguos que existen. El barro se ha aplicado durante siglos sobre múltiples afecciones para calmar y desinflamar de manera natural.

La arcilla es muy beneficiosa porque, a la vez que absorbe agua y toxinas, aporta una gran variedad de minerales a través de los poros de la piel.

  • Solo mezcla con agua o con algún líquido para después aplicarse sobre la piel.
  • Se deja el tiempo suficiente para que se seque y después se retira con agua.
  • No debe reutilizarse, ya que absorbe toxinas.

Vinagre

El vinagre, en especial si es el de manzana, es un alimento que regula el pH, activa la circulación y reduce la inflamación. Por este motivo, al aplicarlo sobre la piel, favorece la recuperación de la lesión.

Repollo

Agua de repollo

El repollo es una hortaliza que esconde una gran cantidad de propiedades para la salud. Entre ellas, destacamos sus virtudes antiinflamatorias y analgésicas. Ayuda a calmar molestias e inflamaciones, como por ejemplo las que provoca la hernia.

Para beneficiarnos de su poder curativo deberemos facilitar la extracción de sus fitonutrientes. Para eso, machaca o escalda las hojas, o bien prepara un jugo que se aplica mediante cataplasmas. Si lo combinas con su consumo, multiplicas sus propiedades curativas.

Preparación del remedio

Ingredientes

  • 5 cucharadas de arcilla en polvo (100 g)
  • 2 cucharadas de vinagre (30 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 2 o 3 hojas de repollo

Las cantidades dependerán del tamaño de la zona afectada por la inflamación. Podremos variar las cantidades de este remedio siempre y cuando conservemos las proporciones que indican la receta.

Elaboración y aplicación

  1. Mezcla la arcilla, el vinagre y el agua. Usa utensilios y recipientes de cristal o cerámica, pero no de plástico ni de metal para no quitar las propiedades de la arcilla.
  2. Obtendrás una masa cremosa lista para aplicar. Si está demasiado líquida añade un poco de arcilla. Si, por el contrario, está demasiado sólida, incorpora más agua.
  3. Justo cuando vayas a usar el remedio, escalda las hojas de repollo. Es decir, colócalas unos segundos en agua hirviendo.
  4. Aplica este remedio sobre toda la zona inflamada. Encima coloca las hojas de repollo escaldadas, con cuidado de no quemarte.
  5. Deja que actúe durante media hora o hasta que se seque la arcilla.
  6. Puedes repetir la aplicación dos o tres veces al día, hasta notar una mejoría.