Remedio de arcilla, vinagre y hojas de repollo para desinflamar las hernias

27 marzo, 2018
Si bien siempre deberemos acudir a un especialista para obtener un diagnóstico, este remedio natural de uso tópico puede ayudarnos a aliviar las molestias ocasionadas por las hernias

Si buscamos un remedio que nos ayude a desinflamar las hernias porque estamos padeciendo molestias o dolores frecuentes, podemos recurrir a la combinación de estos tres ingredientes medicinales.

Tanto la arcilla como las hojas de col y el vinagre son fáciles de encontrar y tienen un alto poder antiinflamatorio.

Descubre en este artículo las virtudes de este remedio, así como la manera de prepararlo y usarlo para que pueda darnos un alivio inmediato.

No obstante, no deberemos descartar la visita al médico si el dolor no cesa, ya que algunas podrían derivar en un problema grave de salud.

¿Quién necesita desinflamar las hernias?

Así es el tratamiento de la hernia inguinal

Hay diferentes tipos de hernias y también distintos grados de gravedad. Hay personas que ni siquiera las sienten, mientras que otras sufren dolores de mayor o menor intensidad.

Las más frecuentes son la femoral, inguinal, de hiato, umbilical o incisional. Aunque siempre deberemos acudir al médico, las personas que sufran molestias pueden usar este remedio natural para desinflamar las hernias.

Si hemos notado una protuberancia en alguna parte de nuestro cuerpo podríamos tener una hernia. En especial, si la observamos después de haber realizado algún movimiento o levantamiento forzado.

Los sobresfuerzos son una de las causas más frecuentes de las hernias. Hasta que podamos hacernos las pruebas pertinentes podemos recurrir a este sencillo pero efectivo remedio.

Lee también: ¿Es curable la hernia de hiato?

Remedios naturales y curativos

A continuación destacamos las virtudes curativas de los tres ingredientes de este remedio casero y natural.

La arcilla

mascarilla-arcilla-3

La arcilla es uno de los remedios más antiguos que existen. El barro se ha aplicado durante siglos sobre múltiples afecciones para calmar y desinflamar de manera natural.

La arcilla es muy beneficiosa porque, a la vez que absorbe agua y toxinas, aporta una gran cantidad y variedad de minerales a través de los poros de la piel.

  • La arcilla se usa de manera muy sencilla. Solamente debe mezclarse con agua o con algún líquido para después aplicarse sobre la piel.
  • Se deja el tiempo suficiente para que se seque y después se retira con agua. No debe reutilizarse, ya que absorbe las toxinas.

El vinagre

El vinagre, en especial si es el de manzana, es un alimento que regula el pH, activa la circulación y reduce la inflamación.

Por este motivo, al aplicarlo sobre la piel, favorecemos la recuperación de la lesión o molestia que tengamos.

Sus valores nutricionales, entre los que destacan una gran cantidad de vitaminas, minerales y enzimas, lo convierten también en un alimento muy beneficioso en nuestra dieta.

El repollo

Agua de repollo

El repollo es una hortaliza muy humilde que, sin embargo, esconde una gran cantidad de propiedades para la salud. Entre ellas, destacamos sus virtudes antiinflamatorias y analgésicas, las cuales nos ayudan a calmar muchas molestias e inflamaciones, como por ejemplo las que provoca la hernia.

  • Para beneficiarnos de su poder curativo deberemos facilitar la extracción de sus fitonutrientes.
  • Podemos machacar o escaldar las hojas, o bien preparar un jugo que nos aplicaremos mediante cataplasmas.
  • Si lo combinamos con su consumo, multiplicaremos sus propiedades curativas.

Preparación del remedio

Ingredientes

Para preparar este remedio para desinflamar las hernias necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 5 cucharadas de arcilla en polvo (100 g)
  • 2 cucharadas de vinagre (30 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 2 o 3 hojas de repollo

Las cantidades dependerán del tamaño de la zona afectada por la inflamación. Podremos variar las cantidades de este remedio siempre y cuando conservemos las proporciones que indicamos en esta receta.

Elaboración y aplicación

Deberemos seguir los siguientes pasos para elaborar el remedio:

  • Mezclaremos la arcilla, el vinagre y el agua. Debemos usar utensilios y recipientes de cristal o cerámica, pero no de plástico ni de metal para no quitar las propiedades de la arcilla.
  • Obtendremos una masa cremosa lista para aplicar. Si está demasiado líquida añadiremos un poco de arcilla. Si, por el contrario, está demasiado sólida, incorporaremos más agua.
  • Justo cuando ya vayamos a usar el remedio, escaldaremos las hojas de repollo. Es decir, las introduciremos unos segundos en agua hirviendo.
  • Aplicaremos este remedio sobre toda la zona inflamada. Encima colocaremos las hojas de repollo escaldadas, con cuidado de no quemarnos.
  • Dejaremos que actúe durante media hora o bien hasta que se seque la arcilla.
  • Podemos repetir la aplicación dos o tres veces al día, hasta notar una mejoría.
Te puede gustar