Arepa de maíz

Belén Gisbert 1 julio, 2015
Podemos encontrar arepas ya listas en los supermercados, pero siempre serán más sanas si las elaboramos en casa con ingredientes de confianza y sin aditivos artificiales

La arepa es un plato tradicional de Colombia, Venezuela y Panamá. Está hecha a base de maíz o harina de maíz.  A la arepa también se le llama tortilla, bollo o changa.

Puedes preparar tu arepa con harina o con maíz crudo, también llamado choclo, siendo este último el más tradicional y cuyo resultado es más delicioso.

Las arepas se pueden consumir solas, acompañadas como puede ser en una bandeja paisa colombiana, o rellenas de múltiples formas (carne mechada, queso, etc.).

Sean como sean, son una auténtica delicia, un descubrimiento que vamos a mostrarte para que pruebes haciendo la siguiente receta y viajes a Sudamérica a través de su sabor.

Lo primero que debes aprender es a hacer la masa. Como hablamos de tradición, vamos a mostrarte la receta original, a base de maíz crudo.

Masa de arepa de maíz 

tacos caseros

 

Ingredientes

  • Maíz blanco seco
  • Queso seco firme tipo Oaxaca
  • Agua
  • Sal
  • Aceite

Preparación

  • Pon un paquete de maíz seco blanco a remojo en agua durante varias horas.
  • Después, pon el maíz remojado a hervir con la misma agua que estuvo en remojo.
  • Una vez hierva, ve cocinando el maíz blanco seco hasta que coja una consistencia semiblanda. Esta consistencia se comprueba cogiendo un grano en los dedos. Debemos apretar y que se rompa fácilmente.
  • Ralla el queso seco. Ponlo en un tazón grande.
  • Con un molinillo eléctrico, muele el maíz hervido. Pon debajo el tazón con el queso rallado, para que el maíz molido caiga encima de él.
  • Una vez esté todo molido, lo amasaremos con las manos, hasta que se mezcle bien y se forme una masa. Si es necesario, añade un poco de agua donde habías hervido el maíz, para que la masa tome consistencia.
  • Opcionalmente, puedes añadir una pizca de sal y aceite, y cogerá una consistencia aún mayor.
  • Humedécete las manos y toma una bola de masa de arepa. Pásatela de mano a mano, haciendo una forma de plana, como una tortilla. Da forma a los bordes. Reserva en un plato con papel film.
  • Repite el proceso para crear varias arepas de maíz hasta que se acabe la masa.
  • También puedes amasar la arepa de maíz aplastándola entre plato y plato con papel film.
  • La arepa de maíz se puede cocinar frita, asada o a la parrilla. También se pueden emplear como bollos, envueltos o sorullos.
  • Se puede conservar el exceso de masa de arepa de maíz, creando una gran bola, tapándola con papel film y guardándola en la nevera.

Arepa de maíz rellena

La arepa de maíz sola es deliciosa. Pero si a esto añadimos un relleno, es una locura. El relleno más conocido es la carne mechada, pero hay múltiples opciones.

Vamos a mostrarte cómo hacer la carne mechada para rellenar una arepa de maíz.

Relleno de arepa de maíz 

Tacos

Ingredientes

  • Carne picada
  • Jamón york
  • Mantequilla
  • Agua
  • Queso Oaxaca
  • Media cebolla
  • Sal
  • 2 tomates
  • Pimienta

Preparación

Una vez tenemos nuestras arepas de maíz hechas conforme a la receta de arriba, llega la hora de cocinarlas.

Ponemos aceite en una sartén y las freímos de una en una. Reservamos en un plato con papel absorbente.

Después, elaboramos el relleno:

  • En una sartén caliente, poner mantequilla. Verter el tomate y la cebolla cortados en cuadraditos. Sofreír.
  • Agrega la carne picada al tomate y la cebolla y cocinar a fuego lento durante 5 o 6 minutos. Salpimentar.
  • Pica en cuadraditos el queso Oaxaca y el jamón york.

Rellenar:

Una vez que la arepa ya está cocina y dorada por ambos lados, llegó la hora de rellenarla:

  • Coge una arepa con una servilleta de papel. Con ayuda de un cuchillo, ábrela hasta la mitad y con la ayuda de un cuchillo.
  • Introduce la carne picada sofrita, el queso Oaxaca y el jamón york a partes iguales.
  • Repite con las demás arepas de maíz.
  • Sofríe de nuevo en la sartén la arepa de maíz rellena. Un minuto por cada lado.
  • Sácalas, colócalas en el plato y añade encima un poco más de mantequilla y una pizca más de sal.

¡Y a disfrutar de Sudamérica!

Imagen cortesía de Alpha.

Te puede gustar