Arroz a la cantonesa

La salsa de soja ya le aporta sabor a la receta, así que si no quieres un plato excesivamente salado, vigila la cantidad que echas, o bien evita añadir más sal

La palabra “cantonés” proviene de una región china llamada Guangdong (Cantón en español). Esta región es cuna y referente en la gastronomía china, destacando platos exquisitos y deliciosos, los cuales han traspasado fronteras y son conocidos y degustados por países del todo el mundo.

Pato cantonés, pollo cantonés…o el arroz a la cantonesa, son delicias que han probado millones de personas. En España, este plato de arroz a la cantonesa, puede que lo hayas disfrutado en un restaurante chino, pero seguro que no sabes que puedes hacerlo tú mismo en casa, ya que es muy fácil y rápido. ¿Te animas?

Vamos a mostrarte varias formas de hacer la receta de arroz a la cantonesa, ya que hay ingredientes que pueden variar o sustituirse, o puede variar algún paso. Escoge tu preferido.

Arroz a la cantonesa tradicional

Ingredientes:                  

  • 1 paquete pequeño de guisantes congelados o una lata mediana de guisantes cocidos
  • 1 huevo
  • Varias lonchas de jamón cocido
  • Arroz largo o thai (medio vaso por cada comensal)
  • Sal
  • Aceite de girasol
  • Agua

Preparación:

arroz a la naranja

Hacemos el arroz al vapor

En una olla, vierte un poco de aceite y añade medio vaso de arroz largo por cada comensal. Añade una pizca de sal y remueve hasta que todo el arroz quede impregnado del aceite. Después, vierte un vaso de agua por cada medio de arroz que hayas echado. Baja el fuego y tapa la olla hasta que esté cocido. Debes controlar que no se queda sin agua, si es así, añade un poco más.

Truco

Un truco para que quede suelto es añadir plástico (una bolsa limpia o papel film), dentro de la olla y taparlo unos minutos. El plástico hace sudar el arroz y queda suelto, cocido y delicioso. Esta forma de hacer el arroz, puede servir para hacerlo solo o como arroz a la cubana, por ejemplo. Pero continuemos con la elaboración del arroz a la cantonesa:

Prepara el resto de los ingredientes

Corta en cubos el jamón cocido.

En una sartén, vierte un poco de aceite. Bate el huevo y haz una tortilla con una pizca de sal. Retírala y reserva.

En la misma sartén, saltea los cubos de jamón cocido con una pizca de sal. Reserva.

Añade un poco más de aceite en esta sartén y saltea los guisantes con otra pizca de sal. Reserva.

Mezclamos los ingredientes

Si dispones de un wok, es la forma ideal de hacer y saltear todos los ingredientes del arroz a la cantonesa, tal y como se cocina en la región. Pero si no tienes, una sartén grande servirá.

Añadir el arroz blanco y mezclar bien con otros ingredientes.

Pon la cantidad de sal suficiente o al gusto.

Servir

Puedes servir el arroz a la cantonesa acompañado de una salsa agridulce o salsa de soja.

Arroz cantonés (con cebollas y salsa de soja)

El arroz cantonés es un plato muy conocido en España, el cual se sirve principalmente en restaurantes chinos o se vende congelado. Es fácil de preparar, ya que se sofríe y se sirve rápidamente. Pero puedes hacerlo casero, es muy fácil y es muchísimo más bueno y sano que el preparado.

Ingredientes:                  

  • 1 paquete pequeño de guisantes congelados o una lata mediana de guisantes cocidos
  • 2 cebollas
  • Salsa de soja
  • 1 huevo
  • Varias lonchas de jamón cocido
  • Arroz largo (medio vaso por cada comensal)
  • Sal
  • Aceite de girasol
  • Agua

Preparación:

arroz_yamani

Hacemos el arroz al vapor

En una olla, vierte un poco de aceite y añade medio vaso de arroz largo por cada comensal. Añade una pizca de sal y remueve hasta que todo el arroz quede impregnado del aceite. Después, vierte un vaso de agua por cada medio de arroz que hayas echado. Baja el fuego y tapa la olla hasta que esté cocido. Debes controlar que el arroz quede sin agua, si es así, añade un poco más.

Truco

Un truco para que quede suelto es añadir plástico (una bolsa limpia o papel film), dentro de la olla y taparlo unos minutos. El plástico hace sudar el arroz y queda suelto, cocido y delicioso. Esta forma de hacer el arroz puede servir para hacerlo solo o como arroz a la cubana, por ejemplo.

Prepara el resto de los ingredientes

Corta en cubos el jamón cocido y las cebollas.

En una sartén, vierte un poco de aceite. Bate el huevo y haz una tortilla con una pizca de sal. Retírala y reserva.

En la misma sartén, saltea los cubos de jamón cocido y las cebollas con una pizca de sal. Reserva.

Añade un poco más de aceite en esta sartén y saltea los guisantes con otra pizca de sal. Reserva.

Mezclamos los ingredientes

Si dispones de un wok, es la forma ideal de hacer y saltear todos los ingredientes del arroz a la cantonesa ideal, tal y como se cocina en la región. Sino, una sartén grande servirá.

Añadir el arroz blanco y mezclar bien con otros ingredientes con un chorrito de salsa de soja.

Añada la cantidad de sal suficiente o al gusto.

Servir

Puedes servir el arroz a la cantonesa acompañada de una salsa agridulce o más salsa de soja. 

Más variantes del arroz a la cantonesa:

  • Con gambas y camarones
  • Con queso parmesano
  • Con surimi
  • Con atún
  • Con zanahorias

¡Desarrolla tu imaginación añadiendo tus ingredientes favoritos a tu arroz a la cantonesa!

Te puede gustar