¿Por qué algunas mujeres tienen arrugas a los 20 años?

La presencia temprana de arrugas puede indicarnos una serie de desequilibrios en nuestro cuerpo que debemos atender. Beber suficiente agua al día es una forma de prevenirlas

Las arrugas no son solamente un signo del envejecimiento. También están relacionadas con la genética, la alimentación, el clima, los cosméticos y la salud en general.

Muchos de estos factores pueden provocar un envejecimiento prematura y la aparición de las arrugas a partir de los 20 años.

En este artículo compartimos las causas de las arrugas en la juventud y los remedios naturales que nos ayudarán a prevenirlas y suavizarlas.

Arrugas en la juventud

Las arrugas son uno de los signos de la edad. Con el paso del tiempo, la piel pierde hidratación y elasticidad de manera progresiva, lo cual provoca la flacidez y desnutrición cutánea y, por lo tanto, la aparición de las arrugas.

Gracias o por culpa de la genética, hay personas de edad madura que tienen la piel lisa y luminosa, mientras que otras menos afortunadas ya tienen marcas de expresión a partir de los veinte años.

No obstante, no solamente la genética influye en estas señales, sino también otros factores:

  • Falta de hidratación: Beber poca agua nos hace tener la piel apagada, con descamación y marcas de expresión más profundas.
  • Alimentación desequilibrada, pobre en proteínas y grasas de buena calidad.
  • Exposición al sol y a climas agresivos.
  • Contaminación.
  • Estrés y emociones negativas.
  • Cuidados inadecuados de la piel, por el uso de cosméticos de mala calidad o por abusar de ellos, por no usar lociones hidratantes o por no desmaquillarnos.
  • Trastornos en nuestro organismo, sobre todo en el hígado, los riñones, los pulmones y el intestino.

A continuación vamos a compartir los remedios adecuados para cada uno de estos factores.

Tratamiento para las arrugas prematuras

Beber agua

Rehidratación como medida más importante en la gastroenteritis

El primer paso para prevenir las arrugas prematuras es el más sencillo: debemos beber más agua. La mayoría de las personas que tienen la piel seca o con arrugas a temprana edad suelen beber poca agua.

Debemos proponernos el siguiente objetivo:

  • 2 vasos en ayunas.
  • 3 vasos a lo largo de la mañana.
  • 3 vasos a lo largo de la tarde.

Empezaremos a notar los beneficios de manera casi inmediata. No solamente en la piel, sino en nuestra salud en general.

Lee también: Cómo reducir el aspecto de las arrugas con 5 mascarillas con miel de abejas

Alimentación nutritiva

La alimentación nutre la piel desde el interior mucho más que cualquier producto externo. En nuestra dieta no pueden faltar los siguientes grupos de alimentos:

  • Frutas y vegetales crudos, en jugos, batidos y ensaladas. Aportan vitaminas y minerales en gran cantidad.
  • Proteína de buena calidad: Frutos secos, semillas, legumbres, huevo, pescado azul. La proteína es imprescindible para que la piel esté firme.
  • Grasas saludables: Aceite de coco y de oliva, aguacate, ghee, yema de huevo, frutos secos y semillas, pescado azul. Las grasas contienen ácidos grasos esenciales que nutren la piel desde el interior y le aportan elasticidad.

Protección y cuidados de la piel

5 aceites esenciales para reparar y suavizar tu piel

Para hidratar la piel y protegerla de las agresiones externas debemos usar productos cosméticos de buena calidad, elaborados con ingredientes naturales.

Es el caso de los aceites vegetales y esenciales, las mantecas, el aloe vera, etc. Deben estar libres de conservantes, metales pesados y derivados del petróleo.

Algunos de los ingredientes más beneficiosos para combatir las arrugas son los aceites:

  • Rosa mosqueta
  • Argán
  • Germen de trigo
  • Lavanda
  • Geranio

Entornos naturales

Si vivimos en una gran ciudad debemos saber que nuestra piel necesita también nutrirse del aire del mar o la montaña para frenar el envejecimiento prematuro. 

Ver también:  9 tips para eliminar completamente las primeras arrugas de manera natural

Emociones positivas

5 pasos para recuperar la energía

Las emociones negativas como la ira, la depresión o la irritabilidad promueven la aparición de arrugas a temprana edad.

Debemos hacer los cambios necesarios en nuestra vida para estar con alegría, positivismo y serenidad ante las situaciones que nos toque vivir. Las flores de Bach pueden sernos de gran ayuda en este sentido.

Salud equilibrada

Si sufrimos algún trastorno del hígado, los riñones, los pulmones o el intestino, entre muchos otros síntomas también podríamos tener arrugas demasiado jóvenes.

  • Por ejemplo, las patas de gallo o arrugas que aparecen en la parte exterior de los ojos están relacionadas con un hígado débil.
  • Los surcos verticales que bajan desde los laterales de la nariz hasta los extremos del labio denotan un mal funcionamiento intestinal.

Debemos cuidar nuestros órganos para lograr el equilibrio tanto en nuestro interior como para tener un buen aspecto.