Articulación de la muñeca

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 15 noviembre, 2018
La articulación de la muñeca es una de las más complejas de la anatomía humana. Está formada a su vez por tres articulaciones que trabajan entre sí para posibilitar hasta cuatro tipos de movimientos distintos.

En su conjunto, la articulación de la muñeca es la más compleja de todo el organismo humano. Su red de músculos y tendones facilita el movimiento y le otorga fuerza. ¿Quieres saber más?

Estructura de la articulación de la muñecaArticulación de la muñeca

La articulación de la muñeca es el área anatómica que permite unir el antebrazo y la mano. Está formada por las partes más extremas de los huesos del antebrazo, cúbito y radio, así como por el grupo de huesos que forman el carpo.

Gracias a sus características estructurales, la articulación de la muñeca posibilita la realización de varios movimientos complejos.

Como otras estructuras complejas del cuerpo, está formada por varias articulaciones:

  • Articulación radiocarpiana. En la parte superior, está formada por el radio y un disco articular localizado entre el carpo y el cúbito. En la parte inferior, por el escafoides, el semilunar y el piramidal. La refuerzan la cápsula articular y los ligamentos laterales.
  • Articulación externa de la cámara distal. En la parte superior, tiene la superficie del escafoides y, en la inferior, las del trapecio y el trapezoide. La refuerzan la cápsula articular y los ligamentos laterales.
  • Articulación interna de la cámara distal. En la parte superior, tiene la superficie del escafoides, semilunar, piramidal y pisiforme. En la parte inferior, los huesos grande y ganchoso.

Visita:  Ejercicios para fortalecer las muñecas

Los huesos de la muñecaHuesos de la muñeca

Como se mencionó anteriormente, en la muñeca están, por un lado, las partes más distales del cúbito y el radio. Por otro, se hallan los huesos del carpo.

En total, son ocho estructuras óseas cortas. Están dispuestas en dos filas transversales. A su vez, cada fila contiene cuatro huesos.

La primera fila es la fila proximal del carpo o antebraquial. Va desde la zona en donde está el radio hasta la región en donde se ubica el cúbito. La conforman los siguientes huesos:

  • Escafoides. Es el más grande y alargado de esta fila. Está situado en la parte radial del carpo.
  • Semilunar. Está entre el escafoides y el piramidal. Se articula con el radio y con el hueso grande.
  • Piramidal. Tiene forma de pirámide cuadrangular.
  • Pisiforme. Es redondeado, pero su forma es irregular. Se articula con la cara anterior del piramidal.

Los tres primeros huesos se unen entre sí para articularse con el radio y el fibrocartílago triangular. Son los que propiamente forman la articulación radiocarpiana.

La segunda fila del carpo está compuesta por los siguientes huesos:

  • Trapecio. Se localiza en el lado radial del carpo. Se articula con el primer metacarpiano.
  • Trapezoide. Está entre el hueso grande y el trapecio.
  • Grande. Es el de mayor volumen.
  • Ganchoso. Tiene la forma de un prisma de cinco caras.

¿No lo sabías? Tratamiento natural para manos y muñecas doloridas

Movimientos de la muñecaMovimientos de la muñeca

La muñeca permite realizar una serie de movimientos:

  • Flexión de la muñeca. Hace posible mover la articulación de la muñeca entre 80° y 90°, a partir de la posición recta o neutra. Intervienen los músculos palmar mayor y cubital posterior.
  • Extensión de la muñeca. La extensión es el movimiento que permite dibujar un arco con la mano extendida. Tal extensión debe ser de, aproximadamente, 70°. Cuenta con la participación de dos músculos: primer radial externo y cubital posterior.
  • Inclinación cubital o aducción. Es el movimiento de la mano que se hace hacia fuera, tomando como punto de referencia al cúbito. Lo normal es que la inclinación sea de unos 60°. Los músculos que intervienen son el cubital anterior y el cubital posterior.
  • Inclinación radial o abducción. Es un movimiento hacia adentro, tomando como punto de referencia al radio. La inclinación normal es de 25°. Involucra a los músculos palmar mayor y supinador largo.

Para concluir, esta fascinante y compleja articulación que nos permite mover la mano es una zona proclive a las lesiones y se puede ver afectada por dolencias como la artritis o la artrosis. ¡Cuídala!