Artritis: 6 pasos para aliviar su impacto

Las artritis localizadas en rodillas, caderas o tobillos se deben a un exceso de peso. Al tener que soportar esos kilos de más, nuestros huesos y cartílagos terminan resintiéndose.

La artritis afecta a gran parte de la población, teniendo una especial incidencia en las mujeres. Se produce por una inflamación de una o más articulaciones, ahí donde aparece también una degradación del propio cartílago. Es dolorosa y afecta directamente a nuestra calidad de vida. ¿Qué tal si aprendemos unos sencillos pasos para aliviar su avance?

Los especialistas nos dicen que existen más de 100 tipos diferentes de artritis. Pero sin lugar a dudas los más comunes son dos: la osteoartritis y la artritis reumatoide, enfermedades dolorosas que nos causan sufrimiento, inflamación, enrojecimiento, rigidez…realidades que, poco a poco, pueden volverse crónicas. Pero ¿podemos curar la artritis? La realidad es que no, de momento no existe cura para la artritis, pero podemos paliar su aparición y tener una mejor calidad de vida. Te explicamos cómo.

¿Cuál es la causa de la artritis?

artritis

Hoy en día aún se desconocen en su totalidad las causas que provocan la artritis, pero existen unos factores que pueden acrecentar su aparición y que vale la pena tener en cuenta:

  • La herencia genética de nuestros padres.
  • Un defecto en nuestro sistema inmunológico, donde en lugar de proteger nuestras articulaciones y cartílagos, los destruye.
  • Puede ocurrir que nuestro cuerpo, en lugar de defendernos contra las infecciones, ataque tejidos del propio cuerpo, afectando a las articulaciones.
  • Podemos tener también algún defecto en nuestros cartílagos, e incluso lesiones o traumatismos que no se curaron bien en su momento.
  • El exceso de peso y la obesidad, también es un factor determinante, en especial en las rodillas.
  • Tener los músculos débiles también es un factor determinante. Si no están en buen estado no pueden proteger adecuadamente nuestras articulaciones, el riesgo de desgaste es mayor y pueden haber más lesiones.
  • También tiene mucha relevancia el hecho de realizar movimientos repetidamente con la misma articulación. En ocasiones, nuestro propio trabajo puede ocasionarnos a largo plazo algún problema de artritis.

¿Cómo paliar el impacto de la artritis?

1. No ignores el dolor

Dolor (3)

Los estudios nos dicen que los dos primeros años son esenciales para tratar los problemas de artritis. Si sientes un ardor en tus rodillas, manos o en cualquier otra articulación, y éste dura más de dos semanas, consulta con un médico. Es habitual tener súbitas hinchazones, ver por ejemplo nuestros dedos entumecidos, inflamados y con un tono rojizo. No le quites importancia. Cuanto antes empecemos a tratar la artritis mejor.

2. Obtén un diagnóstico

medico

Como te hemos comentado, existen más de 100 tipos de artritis. Puede deberse al reuma o a la osteoartritis, siendo estas las más comunes. Pero dadas todas sus variantes es esencial que tengas un diagnóstico claro para saber qué tipo de tratamiento es el más adecuado.

3. Cuida tu peso

vitamina_d_perder_peso (1)

Se sabe que muchas de las artritis localizadas en rodillas, caderas e incluso tobillos, se deben a un exceso de peso. Nuestros huesos y cartílagos sufren con estos kilos de más y acaban apareciendo problemas. Intenta cuidar siempre tu peso para evitar la incidencia de la artritis.

4. Dieta adecuada

Fresas

Existen una serie de alimentos que pueden ayudarnos a paliar el avance de la artritis. Actúan como protectores y como regeneradores del cartílago. Es importante que incluyas en tu dieta los siguientes elementos:

  • Los ácidos grasos omega-3: esenciales para proteger las células contra la inflamación por citocinas y enzimas que erosionan el cartílago articular. El aceite de oliva, el pescado azul, el salmón, la soja… son muy adecuados
  • Vitamina C: son anti-inflamatorias y básicas para tratar la artritis No olvides tomar kiwis, papayas, fresas, limones, naranjas, piña, coles de Bruselas, pimientos….
  • Betacaroteno: los alimentos con betacaroteno, nos protegen de la artritis inflamatoria. Inclute en tu dieta frutas y vegetales de color naranja o amarillo, como las zanahorias, calabazas, los melones, albaricoques, melocotones, mandarinas…
  • Alimentos con bioflavonoides: nos evitan la inflamación articular. Puedes encontrar este componente en los arándanos, la cebolla, los puerros, las grosellas negras, los arándanos…

5. Media hora de ejercicio al día

 Ejercicios con estiramientos para mejorar la postura

No necesitamos más de media hora al día. Pero eso sí, hemos de ser constantes y no forzar demasiado nuestro cuerpo. Un paseo, caminar con una amiga, nadar un poco, ir en bicicleta, e incluso una sesión suave de yoga. Todo ello nos permitirá dar movilidad a nuestras articulaciones, evitar que se queden rígidas. Es importante.

6. Cuida tus posturas, tus hábitos y tus movimientos

peso

  • Planifica tus días para poder realizar tareas diversas. Evita con ello hacer uso siempre de las mismas articulaciones, ya que, a largo plazo podemos sentir sus efectos. Si tu trabajo te obliga a mantener siempre una misma posición, intenta realizar pequeños ejercicios para evitar sobrecargas.
  • A la hora de levantar pesos, por ejemplo, intenta pegar la carga a tu cuerpo tal y como ves en el dibujo. Cuida tu higiene postural, el modo en el que duermes e incluso el modo en el que utilizas el ordenador, cualquier movimiento que realices de modo reiterado, puede acabar con un desgaste.
  • Evita las tensiones, ya que dispara la fatiga y el dolor articular.
  • Termina el día con un baño caliente, alivian las tensiones musculares y el dolor articular. Los masajes también son muy beneficiosos.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar