Artritis séptica: síntomas y causas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 14 mayo, 2019
Carmen Martín · 19 mayo, 2019
La artritis séptica puede provocar dolor en la articulación, fiebre y escalofríos.

La artritis séptica es un tipo especial de artritis. También se llama artritis infecciosa. Consiste en la inflamación de una articulación por una infección. Dicha infección puede ser de origen bacteriano, viral o micótico.

Las infecciones pueden causar artritis ya sea directa o indirectamente. Cuando es de manera directa, el agente infeccioso se encuentra en la articulación. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la infección comienza en otra área del cuerpo. Viaja a través del torrente sanguíneo a la articulación.

La artritis séptica puede provocar graves consecuencias en la articulación. En este artículo te explicamos en qué consiste. ¡Sigue leyendo!

Causas de la artritis séptica

La artritis séptica ocurre cuando los organismos patógenos acceden a la articulación. Como ya hemos mencionado, lo más común es que accedan a través del torrente sanguíneo. Sin embargo, también puede ocurrir que la articulación se afecte directamente. Esto puede darse a partir de una lesión o cirugía. Existen una serie de situaciones que aumentan el riesgo de sufrirla:

  • Infección bacteriana en otra parte del cuerpo.
  • Bacteriemia: es la presencia de bacterias en sangre.
  • Cirugía de la articulación, por ejemplo, para implantar prótesis.
  • Enfermedades crónicas como la diabetes o la artritis reumatoide. Los medicamentos que se utilizan para ellas pueden inhibir al sistema inmuniario. Por ello, tienden a provocar infecciones.
  • Personas que consumen drogas por vía intravenosa.
  • Artroscopias.
  • Traumatismos.
  • Enfermedades de la piel. La psoriasis y el eccema aumentan el riesgo.
Bacterias

Es importante destacar que la mayoría de los casos están producidos por bacterias. Destacan los estafilococos y los estreptococos. Se puede observar a cualquier edad. Sin embargo, ocurre con más frecuencia en lactantes. Principalmente, se afecta la cadera o la rodilla.

Quizá te interese: Cómo afrontar una enfermedad crónica

Síntomas

Los síntomas varían según el tipo de infección. Las infecciones bacterianas suelen afectar a una sola articulación. Típicamente se dan en la rodilla o en la cadera. Cualquier movimiento de dicha articulación es muy doloroso. Los síntomas se suelen manifestar rápidamente. Además, suelen acompañarse de fiebre y escalofríos.

Cuando se trata de una infección viral generalmente los síntomas se dan gradualmente. Causan dolor articular generalizado, en lugar de en una sola articulación. Las infecciones micóticas son mucho menos comunes. Los síntomas principalmente son:

  • En el bebé, se produce llanto al mover la articulación. También pueden presentar fiebre e irritabilidad.
  • Dolor articular intenso.
  • Enrojecimiento e inflamación.
  • Febrícula.
  • Pseudoparálisis.
  • Escalofríos.

Lee: ¿Cuál es la diferencia entre artritis y artrosis?

Diagnóstico

Es importante realizar un buen historial clínico. Además, hay que realizar un reconocimiento físico completo. Los síntomas específicos pueden orientar al diagnóstico. Por ejemplo, la artritis debida a una infección por gonococo suele presentar también secreción genital. Averiguar si el paciente ha sufrido otra infección reciente es esencial.

Análisis de sangre

En primer lugar, se realizan análisis de sangre. También se puede tomar muestras de fluido de las articulaciones. Con él, se realiza un análisis bajo el microscopio y un cultivo. De esta forma, se puede determinar si existe infección, e identificar a la bacteria si fuera el caso.

Además, se puede obtener una radiografía de la articulación afectada. Las radiografías y otras pruebas de diagnóstico por imagen pueden ayudar a evaluar el daño.

Tratamiento de la artritis séptica

Para tratar la artritis séptica se suele drenar la articulación. Si se trata de una infección bacteriana, se utilizan medicamentos antibióticos.

Para elegir el antibiótico es necesario saber cuál es la bacteria que causa la infección. Se pueden administrar por vía oral o intravenosa. También hay que tener en cuenta la edad del paciente y su historia clínica. Cuando se trata de una infección viral, no se suelen administrar tratamientos específicos.

Además, para aliviar el dolor se recomienda reposo. También es aconsejable aplicar compresas frías. Como medicamentos se suelen administrar antiinflamatorios y analgésicos.

Cómo se drena la articulación

Para ello se utiliza una aguja que se inserta en el espacio sinovial. Se puede hacer mediante una artroscopia o por cirugía abierta. En el caso de la cadera, es más difícil realizar el procedimiento con aguja. Por ello se suele utilizar la cirugía.

En conclusión

Es importante saber que la artritis séptica afecta con más frecuencia a lactantes y a personas inmunodeprimidas. Por ello, hay que estar aún más alerta en estas condiciones. Es necesario consultar al médico si la articulación duele, o está inflamada.

  • General, C. de S. (2009). Guía de Práctica Clínica Artritis Séptica. Gpc, IMSS-191-1, 1–57.
  • Artritis séptica. (n.d.). Retrieved May 6, 2019, from http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/artritis-sptica/
  • Artritis séptica: MedlinePlus enciclopedia médica. (n.d.). Retrieved May 6, 2019, from https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000430.htm
  • Orthopedics Center - Penn State Hershey Medical Center - Septic arthritis - Penn State Hershey Medical Center. (n.d.). Retrieved May 6, 2019, from http://pennstatehershey.adam.com/content.aspx?productId=115&pid=1&gid=000430