Asbestosis: signos y síntomas

Edith Sánchez·
30 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
06 Enero, 2020
Aunque la mayoría de los casos de asbestosis se generan por la exposición al asbesto en el sitio de trabajo, este compuesto también está presente en muchas viviendas antiguas. Los síntomas pueden tardar años en aparecer.

La asbestosis es una enfermedad pulmonar que se produce por la exposición al asbesto. Este material fue durante mucho tiempo utilizado frecuentemente en diversos elementos de construcción tales como cemento, tejas y algunos tipos de baldosa.

La exposición al asbesto puede originar diferentes problemas de salud incluyendo cáncer en diversas partes del organismo. La asbestosis es la consecuencia más común de dicha exposición y quienes la padecen corren un riesgo mayor de desarrollar cáncer de pulmón.

A partir de 1970 comenzó a prohibirse el uso del asbesto, pero a la fecha esto no ha ocurrido en muchos países, mientras que en otros se censuró tardíamente. Por sus características la asbestosis es considerada una enfermedad laboral, ya que el asbesto ha sido usado tradicionalmente en instalaciones y actividades industriales.

 

Los riesgos del asbesto

Cuáles son los riesgos del asbesto asbestosis
En las casas de construcción antigua suele haber altas concentraciones de asbesto

Asbesto o amianto es el nombre que se le da a un grupo de seis minerales naturales con propiedades que los hacen aptos para ser usados en materiales de construcción. También se emplean en frenos de automóvil, armado de barcos y algunos productos textiles entre otros.

El asbesto es resistente al fuego, al calor y a diversas sustancias químicas, además de que no conduce la electricidad. Por esas propiedades ha sido ampliamente utilizado en la industria. Hay básicamente tres tipos de asbesto que causan enfermedad:

  • Crisotilo
  • Crocidolita
  • Amosita

Cuando un producto hecho de asbesto se sacude algunas pequeñas fibras de este se desprenden en el aire. Si alguien las inhala estas fibras terminan alojándose en los pulmones y se quedan ahí por mucho tiempo. Si se acumulan causan inflamación y provocan cicatrices que pueden afectar severamente la función respiratoria. El asbesto está catalogado como cancerígeno.

Descubre más: Nódulo pulmonar: qué significa

 

La asbestosis

La asbestosis es una enfermedad crónica del pulmón provocada por la inhalación de fibras de asbesto. Se le considera una modalidad de fibrosis pulmonar. Causa inflamación y esto paulatinamente conduce a un daño permanente.

El asbesto se encuentra de manera natural en el medio ambiente y todos hemos estado expuestos alguna vez a este elemento. Quienes tienen mayor riesgo de enfermar son aquellos que se exponen en forma regular a este compuesto durante lapsos prolongados.

Sin embargo, los investigadores han encontrado que la exposición breve a un importante volumen de asbesto también puede causar diversas enfermedades. Tanto en estos casos como en el de las exposiciones prolongadas los síntomas pueden manifestarse entre 10 y 40 años después de que se produjo dicha exposición.

 

Signos y síntomas

asbestosis tos
La tos es uno de los síntomas cardinales de la asbestosis

El principal síntoma de la asbestosis es la dificultad para respirar, que generalmente va acompañada por una tos seca persistente. En los afectados estos síntomas se hacen más notorios al realizar ejercicio o actividades físicas intensas y se incrementan con el tiempo.

Es muy habitual que haya dolor o sensación de opresión en el pecho, así como pérdida progresiva del apetito y adelgazamiento. Además de lo anterior, uno de los signos más característicos de esta enfermedad es la presencia de una anomalía llamada acropaquia.

La acropaquia también es conocida como hipocratismo digital, dedos hipocráticos o dedos en palillos de tambor. Su principal característica es que los dedos de las manos y los pies se vuelven más grandes de lo normal y las uñas se curvan hacia abajo, adoptando la forma de una cuchara al revés.

La acropaquia está presente en todos los casos de asbestosis, pero también es característica de otras enfermedades pulmonares. El diagnóstico solo puede confirmarse cuando se llevan a cabo las pruebas clínicas pertinentes.

Sigue leyendo: Por qué se produce la tos

 

Datos a tener en cuenta sobre la asbestosis

Las manifestaciones y los efectos de la asbestosis pueden variar mucho de una persona a otra. En algunos casos sólo hay signos y síntomas leves, mientras que en otras ocasiones hay problemas graves como insuficiencia respiratoria y cáncer. Por regla general los fumadores tienden a presentar síntomas y cursos más severos.

Es importante que toda persona que haya estado expuesta al asbesto, o crea haberlo estado, informe a su médico el antecedente. Seguramente el profesional ordene una radiografía de tórax, de preferencia un TAC de tórax de alta resolución, para determinar los efectos de dicha exposición. Recordemos que los primeros síntomas aparecen a mediano plazo.

De momento no existe ningún tratamiento específico para la asbestosis. El pronóstico en cada caso depende de muchos factores, como el estado de salud en general, tiempo de exposición y tipo de asbesto al que se estuvo expuesto. El principal riesgo es el de desarrollar mesotelioma, que es una forma de cáncer.

 

Marín Martínez, B., & Clavera, I. (2005). Asbestosis. In Anales del sistema sanitario de Navarra (Vol. 28, pp. 37-44). Gobierno de Navarra. Departamento de Salud.