Así queda una hamburguesa de McDonald’s después de 5 años

El único cambio que se pudo observar después de tener las hamburguesas guardadas durante algún tiempo fue en su dureza. Ninguna presentaba hongos ni señales de descomposición

El director de un periódico estadounidense Marshall V. King del “Elkhart Truth” realizó un experimento donde conservó en su escritorio desde julio del 2009 una hamburguesa McDonald’s por 5 años. Al sacarla pensó que ya estaría descompuesta o algo similar, sin embargo esta no estaba ni podrida ni con hongos, ni mostraba ninguna señal de descomposición.

Marshal definió el estado de la hamburguesa como: “un disco de hockey con un ligero olor a carne de vacuno acompañado por un pan reseco”. Este experimento se dio a conocer porque el director publicó su experimento en su cuenta personal de Twitter.

La compañía de McDonald’s se pronunció al respecto y explicó que las hamburguesas tienen tan buena calidad que si se encuentran guardadas con las condiciones necesarias esta va a estar bien preservada, por el contrario si se mantienen en lugares húmedos fácilmente pueden llegar a descomponerse.

No hace mucho tiempo ocurrió algo parecido, gracias a las redes sociales se dio a conocer un video llamado “la hamburguesa biónica”, este video hace referencia a un experimento realizado por Len Foley, quien se dedicó a coleccionar hamburguesas McDonald’s por 19 años, y obtuvo el mismo resultado que el experimento anterior, la hamburguesa estaba como si se hubiera comprado el día anterior.

A una consultora en nutrición también le interesó este tema, pero ella descubrió que estas hamburguesas guardadas en casa no se pudren, pero sí se secan y empiezan a obtener mal olor.

Para finalizar, la fotógrafa neoyorkina Sally Davies fotografió por 145 días una hamburguesa de esta compañía, en las fotografías se muestra que no hay hongos ni nada parecido. La fotógrafa después de su experimento afirmo “El único cambio que veo es que se han vuelto duras como una roca”.

Expertos de la agencia de alimentos y medicamentos de Estados Unidos han descubierto que las hamburguesas de McDonald’s están compuestas de cloroformo, sodio, lactilato y otros químicos que la diferencia de otros alimentos de su tipo, por esto se conservan por tanto tiempo.