Asma infantil: causas y diagnóstico

22 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
El asma infantil provoca que los niños tengan dificultad para jugar o ejercitarse, justamente por la dificultad para respirar.

El asma infantil es una patología muy frecuente en esta etapa de la vida. De hecho, es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia. Se calcula que afecta a entre el 5 y el 15 % de la población infantil y su incidencia está aumentando paulatinamente.

El asma es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de las vías respiratorias. Esto conlleva que se cree una dificultad a la hora de respirar, acompañada de tos, sensación de ahogo y ruidos anómalos al inspirar o espirar.

A menudo, el asma se asocia a alergias. Esta es una de las razones por las que se piensa que son cada vez más los niños que están afectados. Por ejemplo, es muy común que un niño asmático sea alérgico al polen o a los ácaros.

En este artículo te explicamos cuáles son las causas más frecuentes del asma infantil y sus síntomas. Del mismo modo, explicaremos cómo se diagnostica, ya que es muy importante distinguirla de otras patologías para establecer un tratamiento adecuado.

¿En qué consiste el asma infantil?

El asma infantil, como ya hemos mencionado, consiste en que las vías respiratorias del niño se inflaman. Esto hace que el aire encuentre más resistencia a la hora de entrar y salir de los pulmones. Se trata de una enfermedad que aparece en forma de crisis.

La mayoría de los niños con asma infantil experimentan la primera crisis antes de cumplir los cuatro años. Lo que ocurre es que, aunque existe una inflamación de las vías que permanece de manera basal, en estas crisis se agrava y los síntomas empeoran.

Hay que destacar que más de la mitad de los asmáticos son alérgicos a alguna sustancia, como el polen o los ácaros. Esta condición es la que desencadena gran parte de las crisis asmáticas.

niño con alergia

Quizá te interese: Asma en el embarazo

Síntomas del asma infantil

Esta patología suele manifestarse con dificultad para respirar y sensación de congestión en el pecho. Los niños que la sufren suelen toser frecuentemente. La tos empeora mucho ante cualquier infección, el frío o el estrés.

Además, es muy fácil escuchar ruidos durante la respiración. Se denominan sibilancias. Son sonidos que se asemejan a un silbido cuando el niño inspira o suelta el aire. No obstante, es importante saber que cada uno es diferente y que los síntomas varían según el caso.

Por otra parte, debido a la asociación con las alergias, suelen distinguirse dos etapas claves en los casos de asma infantil:

  • La primera época delicada para estos niños es el comienzo del otoño y del curso escolar, por los cambios de temperatura.
  • El segundo momento donde hay más crisis de asma infantil es la primavera. Se debe, sobre todo, al aumento de polen en el ambiente, ya que es uno de los alérgenos más importantes para toda la población.

¿Cuáles son las complicaciones del asma infantil?

cansancio

Aunque la mayoría de niños solo sufren los síntomas que ya hemos mencionado, algunos de ellos pueden experimentar complicaciones. Lo más frecuente es que el asma infantil se asocie a problemas de sueño, debido a la dificultad para respirar.

Por otra parte, cualquier infección respiratoria suele tardar más en curarse. Además, los niños asmáticos suelen estar más cansados y pueden tener problemas para jugar o hacer ejercicio.

¿Cómo se diagnostica?

El asma infantil resulta difícil de diagnosticar, especialmente en niños menores de 5 años. Esto es así porque existen otras patologías que tienen síntomas similares o que se asocian al propio asma. Por ejemplo, la rinitis, la bronquiolitis o la sinusitis.

Hay algunas pruebas que pueden ayudar al médico a realizar el diagnóstico. En primer lugar, encontramos la espirometría, que permite evaluar la función pulmonar. Si esta prueba no es concluyente, se puede utilizar el análisis de óxido nítrico exhalado.

Podría gustarte: ¿Cómo funcionan los antiasmáticos?

En conclusión

El asma infantil es una enfermedad muy prevalente que tiene múltiples causas y factores de riesgo. La genética juega un papel importante, pero también lo hacen el estrés, el frío, las alergias, etcétera.

Resulta difícil diagnosticarla debido a que comparte síntomas con otras enfermedades. Por ello, lo más importante es explicar bien los síntomas al médico y realizar las pruebas que sean necesarias. Así, se podrá establecer un tratamiento adecuado y evitar que la infancia del niño se vea perjudicada.

  • Asma infantil. (n.d.). Retrieved November 20, 2019, from https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/pediatria-infancia/asma-infantil.html
  • Castro-Rodríguez, J. A., Holberg, C. J., Wright, A. L., & Martinez, F. D. (2000). A clinical index to define risk of asthma in young children with recurrent wheezing. American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, 162(4 I), 1403–1406. https://doi.org/10.1164/ajrccm.162.4.9912111
  • Asma Infantil. (n.d.). Retrieved November 20, 2019, from https://www.riojasalud.es/ciudadanos/problemas-de-salud/1186-asma-infantil
  • Sastre, V. H., & García-Marcos, L. (2007). Aspectos epidemiológicos del asma en la edad pediátrica.