Asombrosas curiosidades sobre el cabello: ¿Las conocías?

El cabello. Pocas cosas de nuestro cuerpo ofrecen esa clásica imagen de belleza y atractivo que tanto nos gusta lucir. Hay cabellos largos, cortos, cabellos de color oscuro, dorados e incluso rojizos. Tonalidades diversas que, en ocasiones, nos gusta variar mediante el uso de los clásicos tintes.

¿Cómo resistirse? ¡Nos encanta cambiar de imagen gracias a él! Lo cortamos, lo ondulamos, lo planchamos… En ocasiones, lo castigamos bastante, de ahí que en nuestro espacio te hayamos ofrecido numerosos remedios para cada una de tus necesidades.

No obstante, hoy queremos ir un poco más allá y enseñarte esos aspectos curiosos sobre nuestro cabello que, posiblemente, no conocías. ¿Empezamos?

Curiosidades sobre tu cabello: ¡Sorprendentes!

cabello

  • Por término medio, cada persona tiene entre cien mil y ciento cincuenta mil cabellos en su cabeza. Te sorprenderá saber, además, que el número de folículos que vamos a tener a lo largo de nuestra vida queda establecido a los 5 meses de gestación.
  • Nuestro cabello tiene información de todos esos elementos presentes en nuestro organismo, desde drogas hasta minerales. En ocasiones, hasta oro. Se sabe, por ejemplo, que Diana de Poitiers, una famosa aristócrata y cortesana del rey Enrique II de Francia, consumía oro para intentar conservarse joven y no envejecer. Lejos de conseguirlo, acabó muriendo de intoxicación, y esto se supo, precisamente, por la presencia de dicho mineral en su cabello y en sus huesos.
  • El cabello crece entre 0,3 y 0,5 milímetros diariamente, más o menos, unos 11 centímetros al año. No obstante, está demostrado que en los climas más cálidos crece un poquito más rápido.
  • Cuando el cabello está húmedo puede estirarse un 15% pero, si al hacerlo notas que no vuelve a su forma original o se rompe, es que te faltan proteínas.
  • Te sorprenderá saber además que el cabello humano puede soportar hasta 100 gramos de peso sin romperse.
  • ¿Sabías también que el cabello es la segunda estructura que crece más rápido en el cuerpo? Así es, justo después de la médula ósea.
  • ¿Tienes el cabello muy largo? Entonces debes saber que cada día soportas de media unos 250 gramos.
cabello seco5

  • El color de cabello más habitual es el negro y el menos frecuente es el pelirrojo.
  • Hablemos ahora de tintes de pelo. No te sorprenderá saber que, a día de hoy, casi el 75% de la población se ha tintado el cabello en alguna ocasión. No obstante, en 1950 solo el 5% de la gente solía recurrir a ellos.
  • Se sabe también que la fibra capilar suele diferenciar a diversas etnias. Así, por ejemplo, las personas asiáticas suelen tener una forma más redonda, las personas europeas ovalado, mientras que los afroamericanos tienen una fibra capilar algo más aplastada.
  • Este dato es curioso: Los primeros productos elaborados exclusivamente para afroamericanos fueron creados por C. J. Walker. De hecho, fue la primera mujer de color en convertirse en millonaria.
  • Puede que hayas oído muchas veces eso de que el cabello es “materia muerta”. Bien, no es ninguna mentira, pero existe un pequeño matiz: la parte del cabello que se une a la raíz y al folículo sí que necesita nutrirse y, por lo tanto, no está del todo “muerta”.
  • Hay una leyenda urbana muy común, la que dice que el pelo y las uñas siguen creciendo cuando fallecemos. ¿Es cierto? En absoluto. Lo que ocurre, por ejemplo, con las uñas es que la piel va retrocediendo por efecto de la descomposición y por ello ofrece la imagen de que la uña crece.
  • Es interesante saber también que el pelo crece por las noches. Es en este momento cuando se regeneran muchas células de nuestro cuerpo, así que recuerda: ¡Disfruta de un sueño profundo y reparador por las noches!
  • La leyenda del hombre lobo se originó básicamente por una enfermedad llamada hirsutismo que, como imaginarás, origina que el cabello crezca de modo desmesurado en partes del cuerpo que no son habituales.
  • ¿Sabes qué elementos componen el cabello humano? Toma nota: carbón (50%), oxígeno (21%), nitrógeno (17%), hidrógeno (6%) y sulfuro (5%). Como dato curioso, te diremos que los cabellos oscuros tienen algo más de carbón.
  • ¿Sabes de dónde procede la palabra “champú”?  es un préstamo del anglo-indio “shampoo”, y éste a su vez del hindi “chāmpo”, que significa “presionar, amasar los músculos, masajear”. Curioso, ¿verdad?