Aspectos a tener en cuenta en un segundo embarazo

17 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Tener en cuenta el presupuesto familiar es esencial para asumir con responsabilidad el hecho de tener un segundo hijo.

Un segundo embarazo es una cuestión que muchas madres se plantean después de haber dado a luz a su primer hijo. Generalmente, una de las razones que suelen dar para ello es el hecho de querer darle a ese niño, un hermano con quien crecer y jugar. Por otra parte, la experiencia que les brindó el hecho de tener un hijo las hace sentir más preparadas para asumir nuevamente las responsabilidades que conlleva tener un segundo.

Ahora bien, a la hora de decidir si buscar un segundo embarazo o no, es recomendable tener en cuenta ciertos aspectos, como el estado de salud y el presupuesto familiar, por ejemplo.

La salud es uno de los factores más importantes a la hora de considerar tener un segundo hijo. Si la madre no goza de buena salud, los riesgos en el embarazo podrían aumentar significativamente tanto para ella como para el feto.

Profundicemos más al respecto.

Aspectos a considerar al plantearse un segundo embarazo

mujer embarazada sobre la cama

Al haber experimentado ya lo que implica la gestación de un bebé y, posteriormente, todo lo que conlleva su nacimiento, puede que la madre se sienta más preparada para asumir un nuevo embarazo. Sin embargo, esto no la exime de tener algunas inquietudes. Por otra parte,  vale la pena mencionar que no todas las madres, por muy preparadas que se sientan después de su primera experiencia, deciden pasar por un segundo embarazo. 

Para plantearse un segundo embarazo, lo ideal sería que la madre tuviese en cuenta varios aspectos, empezando por su propio estado de salud, su edad, el presupuesto familiar, etcétera.

La edad del hermano mayor

Algunas parejas consideran que lo mejor es esperar a que el primer hijo cumpla unos 3 o 4 años de edad, antes de buscar un segundo embarazo. Sin embargo, otras parejas prefieren tenerlos seguidos, para que la diferencia de edad entre los hermanos sea la menor posible y así, puedan compartir más juntos.

Evidentemente, cada pareja puede ajustar la decisión en conformidad con sus circunstancias. 

Descubre: Cómo evitar los celos y la rivalidad entre hermanos

La edad de la madre

Otro aspecto que entra dentro del planteamiento de un segundo embarazo es la edad de los propios padres, específicamente la de la madre, ya que el sistema biológico cambia con el transcurrir de los años. Si es menor de 30 años y no presenta problemas de fertilidad, puede planificar su embarazo con un margen de tiempo mayor.

Sin embargo, si la mujer tiene 38 años de edad o más, deberá meditar bien su decisión, ya que entraría dentro del grupo de embarazos de alto riesgo. Además, mientras más edad tenga, es posible que su fertilidad se vea afectada.

Te puede interesar: Tratamiento del embarazo de alto riesgo

El presupuesto familiar

Evaluar la situación económica antes de iniciar la búsqueda de un segundo hijo también es una cuestión importante. No se puede pasar por alto que la llegada de un niño implica un compromiso económico.

Asumir la responsabilidad de tener un hijo no debe quedarse solo en lo emocional, sino que debe contemplar otros aspectos, como el presupuesto familiar, ya que este será un componente importante para cubrir las necesidades del niño a diario.

Conclusiones

Al momento de plantearse un segundo embarazo, hay muchos aspectos a considerar además del emocional. Evidentemente, aunque buscar un segundo hijo pueda ser motivo de alegría, es necesario asumir la cuestión de una forma responsable. 

En todo momento se ha de tener en cuenta que es fundamental que ambos padres estén de acuerdo en tener un segundo hijo. Esta decisión no debe ser tomada arbitrariamente por solo uno de los miembros, ya que esto podría ser motivo de complicaciones en el futuro.

Si la mujer o la pareja tiene inquietudes en relación al tema, puede consultar con un psicólogo.