5 aspectos que debes conocer sobre las enfermedades autoinmunitarias

5 aspectos que debes conocer sobre las enfermedades autoinmunitarias

Aunque las enfermedades autoinmunitarias suelen ser crónicas no debemos desesperarnos. Hay multitud de enfoques que nos pueden ayudar a entenderlas y mejorar nuestra calidad de vida

Las enfermedades autoinmunitarias siguen siendo, en su mayoría, un misterio para la ciencia. A día de hoy aún no tenemos claro por qué el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo hasta destruirlas.

Dolencias como la esclerosis múltiple, la enfermedad de Crohn o la artritis reumatoide son un duro ejemplo de todo ello.

En muchos casos,  la predisposición genética suele ser determinante, aunque también se deben tener en cuenta otros factores ambientales.

Las personas que viven día a día con esta realidad ven mermada su calidad de vida de un modo muy grave.

Son enfermedades que suelen ser crónicas y, a su vez, llegan a afectar a diversas partes del cuerpo como es el caso del lupus eritematoso sistémico (LES).

A continuación, te explicamos 5 aspectos que vale la pena tener en cuenta sobre las enfermedades autoinmunitarias.

Si es tu caso o tienes cerca a una persona con este problema, no dudes en conocer nuevas informaciones y avances médicos con los que obtener un mejor bienestar en la medida que sea posible.

1. Qué causa las enfermedades autoinmunitarias

Hemos indicado con anterioridad que el peso de la genética suele ser importante.

Descubre cómo fortalecer tus defensas con este remedio de ajo y miel

De hecho, se sabe que una interacción entre los factores ambientales y algunos genes determinan la aparición de las enfermedades autoinmunitarias. No obstante, no hay una correlación del 100%.

  • Asimismo, la teoría que se mantiene a día de hoy es que existen ciertos antígenos que, al ser absorbidos por el intestino, pueden hacer que se desencadenen diversas enfermedades.
  • Esta teoría se basa en la permeabilidad intestinal. Una anormalidad en estos órganos puede dar paso a ciertos antígenos desde el intestino a la sangre.

De este modo, se altera la respuesta inmunitaria hasta provocar que se perciba como “tejido enemigo” a alguno de nuestros órganos, hasta el punto de atacarlos y destruirlos poco a poco.

Fortalecer el sistema inmunológico

2. Cada vez se diagnostican más enfermedades asociadas a la autoinmunidad

El que se diagnostiquen cada vez más enfermedades autoinmunitarias no significa necesariamente que haya más casos.

Se trata de que hay mejores mecanismos para identificar dolencias que antes se asociaban a simples alergias o a otras dolencias.

  • En la actualidad, las enfermedades autoinmunitarias están reconocidas como un problema de salud importante. Es necesario dar voz a estos pacientes y presencia para obtener mayor apoyo social.
  • La ciencia dispone ahora de mejores mecanismos para entender el proceso autoinmunitario, sus fallos y sus síntomas asociados a los diversos grupos de enfermedades crónicas.
  • Hoy en día son muchos los niños que disponen ya un adecuado diagnóstico para tratar cuanto antes su enfermedad autoinmunitaria.

3. Qué tipos de enfermedades autoinmunitarias existen

Podemos dividir las enfermedades autoinmunitarias en:

  • Enfermedades sistémicas: No afectan a un órgano en particular, sino que pueden atacar a varios. Es el caso de la celiaquía o la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).
  • Síndromes locales: Involucran un tejido en particular. Pueden ser de carácter dermatológico, hematológico o endocrino. Entre estas encontramos la tiroiditis de Hashimoto o la colitis ulcerosa.

Enfermedad de Crohn

4. ¿Cómo se tratan las enfermedades autoinmunitarias?

Tal y como hemos señalado al inicio, la mayoría de enfermedades autoinmunitarias no tienen cura. Estamos pues ante dolencias crónicas que debemos aprender a asumir y afrontar con ayuda de buenos profesionales.

Te recomendamos leer también “enfermedad de Crohn síntomas y tratamiento

Por lo tanto, es necesario entender y aplicar el siguiente enfoque:

  • Aliviar los síntomas mediante un adecuado tratamiento.
  • Conservar los órganos y su actividad. Ya sea el intestino, el hígado o incluso nuestra piel, debemos luchar por mantener nuestra integridad y nuestra calidad de vida en la medida que sea posible.
  • Probar nuevos tratamientos y estar al día de los avances, descubrimientos y estrategias.

5. Recuerda que no estás solo

mano-en-un-corazón enfermedades autoinmunes

Vivir con lupus o con una esclerosis múltiple no es fácil. No lo es para el paciente, ni tampoco para la familia.

  • Para permitirnos “sobrevivir” a estas duras circunstancias personales es necesario tratar la enfermedad desde diversos enfoques.
  • Al tratamiento médico se le añade el asistencial y, por supuesto, el psicosocial. Debemos saber que no estamos solos. En nuestra comunidad existen, seguramente, diversas asociaciones con las que sentir apoyo y, ante todo, comprensión.
  • Los grupos de apoyo y las asociaciones son indispensables en estos casos. Nos ayudarán a entender mejor la enfermedad.
  • Conoceremos nuevas perspectivas, casos como el nuestro y, ante todo, estaremos al día en avances y en ayudas.

Para concluir, a pesar de que las enfermedades autoinmunitarias nos conducen a un estilo de vida diferente y más enfocado al cuidado, la atención y a luchar por nuestra calidad de vida y dignidad, recuerda que no estás solo.

La ciencia sigue luchando cada día por atenderte y ofrecerte lo mejor.