9 aspectos IMPORTANTES que todo el mundo debería saber sobre la endometriosis

Valeria Sabater · 20 mayo, 2017
Puesto que no existen dos cuerpos iguales, la endometriosis tampoco se produce de igual manera en dos mujeres e incluso sus síntomas pueden variar en la misma persona

Hablar de la endometriosis es poner sobre la mesa una enfermedad silenciosa que aún habita en la sombra y en los recovecos de ese desconocimiento social, donde se confunden términos e ideas y se hace uso y abuso de los falsos mitos y estereotipos.

La endometriosis no es una simple menstruación dolorosa. Estamos ante una enfermedad inflamatoria en la que se desarrolla tejido endometrial fuera del útero.

Estos cúmulos de tejido pueden surgir en el peritoneo, en los ovarios, el intestino o incluso en la vejiga. Aún más, hay casos en que puede alcanzar otros órganos como los pulmones.

Las mujeres que viven con esta enfermedad saben que no es fácil hacer frente a esta condición médica de la que no se saben aún demasiadas cosas. 

El tratamiento con anticonceptivos puede ayudar a retardar o regular la endometriosis.

No obstante, en muchos casos no hay más remedio que someterse a complejas intervenciones quirúrgicas y a tratamientos con los que frenar ese ataque del propio sistema inmunitario donde crece el tejido de forma anormal y dolorosa.

Es necesario, por tanto, que exista una mayor conciencia social ante esta enfermedad, así como de una mayor inversión de medios económicos, sanitarios y asistenciales.

No podemos olvidar que muchas mujeres se ven obligadas a pedir bajas constantes en sus trabajos, y a necesitar de distintos apoyos para tener una adecuada calidad de vida.

Hoy en nuestro espacio te proponemos reflexionar sobre 9 datos de la endometriosis que todos deberíamos conocer, tanto hombres como mujeres.

 1. La endometriosis no se diagnostica con facilidad

Son muchas las mujeres que viven todo un periplo de visitas a médicos y ginecólogos sin que conozcan la razón de su dolor, de su malestar, de sus sangrados excesivos, de su ciclos anormales o incluso de su infertilidad.

  • Estos síntomas pueden empezar ya desde las primeras menstruaciones en la adolescencia.
  • Las únicas maneras de diagnosticar la endometriosis son la laparoscopia pélvica o la ecografía transvaginal.

2. Síntomas muy variados

La endometriosis no se caracteriza solo por períodos menstruales dolorosos o infertilidad. Otros síntomas asociados son:

  • Ovulación dolorosa
  • Dolor durante o después del coito
  • Sangrado anormal
  • Dolor pélvico crónico
  • Fatiga

Descubre 7 signos de alarma sobre los fibromas

3. No, la endometriosis no es sinónimo de infertilidad

endometriosis

Este dato es importante para muchas mujeres que acaban de recibir el diagnóstico de la endometriosis.

Padecer esta enfermedad no significa que las posibilidades de ser madres sean nulas.

Entre el 30% y el 40% de las mujeres con endometriosis no serán capaces de tener hijos de forma natural, pero con las actuales técnicas de reproducción asistida hay más probabilidades de lograrlo. 

4. Una de cada diez mujeres sufre endometriosis

Desde la Asociación de afectadas de endometriosis (ADAEC) nos ofrecen múltiples informaciones sobre esta enfermedad que afecta a una de cada 10 mujeres.

Se sabe que estamos ante una patología crónica de causas aún desconocidas. Se ha podido demostrar, por ejemplo, que hay  cierta predisposición genética.

Entre las pistas que pueden desencadenar la aparición de la endometriosis están las siguientes características:

  • Primera menstruación precoz
  • Ciclos menstruales regulares pero muy cortos (de menos de 27 días)
  • Periodos de más de una semana
  • Menopausia tardía

5. ¿Es una enfermedad inflamatoria o autoinmunitaria?

Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria que afecta el sistema inmunitario, pero aún así, los médicos afirman que no estamos ante una enfermedad autoinmunitaria.

6. No todas las mujeres la viven de igual modo

La endometriosis afecta a cada mujer de una manera diferente. Esto significa, en primer lugar, que un mismo tratamiento no va a servir por igual a todas las pacientes.

Hay mujeres que no tienen excesivos problemas en su día a día. Otras, en cambio, necesitan incluso una sonda para poder orinar sin dolor, otras tienen que hacer uso de muletas porque apenas pueden andar…

Descubre qué plantas medicinales regulan la menstruación

7. Los tratamientos hormonales ayudan, pero no son la solución en todos los casos

La endometriosis necesita la presencia del estrógeno para desencadenar ese crecimiento anormal de tejido.

Los tratamientos hormonales que ralentizan o detienen la producción de estrógeno por lo tanto, ayudan. De ahí, que la píldora anticonceptiva oral de progestinas sea generalmente el tratamiento más recurrido.

8. La endometriosis se intensifica si llevamos una vida sedentaria

Si nos han diagnosticado esta enfermedad es necesario que evitemos el sedentarismo.

Sabemos que cuando se sufre de dolor crónico es muy complicado salir de casa, ir al gimnasio, salir a caminar… Sin embargo, la sintomatología se intensifica si no nos movemos.

9. La incomprensión del entorno también duele

consejos

“Siempre falta al trabajo, tiene mucho cuento”, “siempre se está quejando, es que parece que sea de cristal, todo le duele”, “es débil, siempre está cansada, no sé qué es lo piensa al mantener esa actitud tan derrotista”.

  • Estos suelen ser los comentarios más comunes que escuchan en su entorno muchas mujeres que padecen endometriosis.
  • A ello se le suman, en ocasiones, los problemas de pareja, y el dolor que algunas experimentan durante las relaciones sexuales.
  • Estamos por tanto ante una enfermedad muy compleja donde, a la limitación y el sufrimiento físico, se le añaden los problemas sociales, el desconocimiento o incluso el rechazo.

Descubre 7 cosas que debes saber sobre el ovario poliquístico

Se necesita una mayor visibilidad ante esta enfermedad. Una mayor comprensión y, ante todo, respeto, sensibilidad y un buen apoyo psicosocial para que la enfermedad no se asocie a la soledad, al rechazo.