Ataque de ansiedad: claves para calmarlos

Lorena González 22 marzo, 2018
Para mantener el control durante los ataques de ansiedad es muy importante que aprendamos a controlar nuestra respiración y que seamos conscientes de que es algo pasajero

Si eres una persona nerviosa o tienes a tu alrededor alguien así o que, directamente, ha padecido un ataque de ansiedad alguna vez en su vida, presta atención.

Aquí te dejamos algunas claves que ayudarán a que esa persona pueda calmarse.

¿Qué es un ataque de ansiedad?

ansiedad

Antes de nada vamos a aclarar que es un ataque de ansiedad. Solo si conocemos su significado estaremos en disposición de ver si verdaderamente la persona está en una situación de esas características o no.

  • Un ataque de ansiedad es algo más común de lo que crees y generalmente se produce por un exceso de adrenalina que entra al torrente sanguíneo.
  • Suele darse por el miedo y debemos tener en cuenta, al ser un factor irracional, muchas veces no sabes qué es lo que los provoca o cómo controlarlos.
  • En cuanto a las crisis de ansiedad, la duración que suelen tener es de 15 a 30 minutos. En el caso de un ataque de pánico el tiempo es el mismo.

Te recomendamos leer: Adrenalina: la hormona de la activación, el estrés y las cefaleas

1. Aprende a reconocer los síntomas

Cuando una persona sufre un ataque de ansiedad suele ser porque un conjunto de motivos que le estresan acaban pasándole factura. No obstante, como decimos, no siempre hay una causa lógica y real.

Ahora bien, lo cierto es que un ataque de ansiedad sí tiene síntomas físicos.

En concreto, cuando estamos experimentando un ataque de ansiedad es común que aparezcan:

  • Taquicardias
  • Pensamientos negativos
  • Sensación de ahogo o incluso de parada cardiaca
  • Dolor abdominal
  • Mareo
  • Sudoración

2. Controla la respiración

respiracion

Si importante es saber detectar los síntomas, no menos es aprender a respirar. Esta es una de las claves para acabar controlando un ataque de ansiedad.

Si controlamos la respiración tendremos bajo control también el aceleramiento del corazón.

  • Para respirar adecuadamente tendrás que seguir estos pasos: toma aire durante 5 segundos, reténlo durante 7 segundos, exhala 8 segundos y repite este ciclo durante unos 5 minutos, las veces que sea necesario.

3. Intenta dejar a un lado los pensamientos negativos

Los ataques de ansiedad suelen estar asociados con pensamientos negativos recurrentes. Por tanto, es importante saber cómo acabar con dichos pensamientos y así detenerlos.

Para intentar lograrlo un buen modo es que tomes aire y hagas los ejercicios de respiración pertinentes para concentrarte en esto y dejar a un lado las malas energías.

4. Repite frases tranquilizadoras

Ama la tranquilidad

Intenta decirte a ti mismo, o si ayudas a un tercero, frases tranquilizadoras. A cada persona le pueden venir mejor unas frases que otras pero, al final, el objetivo es que ejerzan un efecto tranquilizador que sea capaz de parar el ataque de ansiedad.

  • Por ejemplo, repítete que todo está bien y que no hay motivos reales para estar así.
  • También te puede venir bien pensar que te vas a calmar ya y que todo pasará en cuestión de segundos.
  • Recuerda que tú tienes el poder real de la situación.

5. Busca un espacio donde pasarlo

Si no estás en la intimidad de tu casa, busca un espacio en el que pasar dicha crisis de ansiedad. Si te sientes expuesto ante los ojos de los demás solo conseguirás ponerte más nervioso.

  • Por ello es importante que busques un lugar discreto donde pasar ese momento lo antes posible.

Ver también: Evitar personas y dejar espacio no es cobardía es un acto de sabiduría

6. No huyas

 

Y si importante es saber qué hacer ante una crisis de ansiedad no lo es menos tener en cuenta qué no debes hacer.

  • Es importante que no huyas. Huir de una situación es un monstruo que alimenta el miedo.
  • Solo tienes que pensar en respirar y que en cuestión de minutos todo habrá pasado y te encontrarás bien.

7. No incurras en rituales

5 recomendaciones para controlar la ansiedad

No asocies superar una crisis de ansiedad a rituales sin ninguna base científica. La realidad es que las crisis de ansiedad disminuyen por ellas mismas y es fundamental dar tiempo y saber respirar para lograrlo.

  • Si cada vez que te da un ataque de ansiedad, por ejemplo, te pones a rezar para pasarlo estarás asociando dos cosas que nada tienen que ver.
  • De esta forma te generarás una serie de supersticiones que. si en otra situación igual no puedes cumplir. acabará generándote más ansiedad.

Basta con seguir todos estos pasos para lograr controlar y detectar una crisis de ansiedad a tiempo.

Te puede gustar