Aumenta tu consumo de vitamina E incluyendo estos 6 alimentos en tu dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 28 noviembre, 2018
Daniela Castro · 3 abril, 2017
La espinaca es un vegetal conocido por ser rico en minerales como el hierro, pero también nos aporta una cantidad importante de vitamina E y antioxidantes que protegen nuestro organismo frente al daño oxidativo

La vitamina E es un nutriente liposoluble que se destaca por su potente efecto antioxidante. Además, participa en la síntesis del pigmento hemo, que hace parte esencial de la hemoglobina.

Su absorción en el organismo es determinante para proteger los tejidos frente a los efectos negativos de los radicales libres.

De hecho, se cree que desempeña un papel principal en la prevención de algunas enfermedades causadas por el envejecimiento.

Así, el organismo requiere altas dosis de esta vitamina para mantener el sistema inmunitario fuerte. De este modo, puede hacerle frente a los patógenos que atacan los tejidos y las células.

Además, también se ha catalogado como la “vitamina de la juventud”, ya que ayuda a mantener la piel y el cabello saludables a pesar del paso de los años.

Lo mejor de todo es que se puede conseguir a través de una amplia variedad de alimentos. Además, estos, por sus características, se pueden incluir con facilidad en la dieta.

A continuación, queremos mencionar  6 alimentos ricos en vitamina E para que no dejes de consumirlos con más regularidad.

1. Almendras

almendras

  • Las almendras son uno de los frutos secos con mayor contenido de vitamina E y ácidos grasos saludables, como el omega 3.
  • Estos nutrientes, sumados a sus minerales esenciales, ayudan a mantener las células en buen estado. Además, a su vez, disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares e inflamatorias.
  • Cada 100 gramos de este alimento contiene cerca de 26 mg de vitamina E.

Sin embargo, dado que aportan una cantidad significativa de calorías, lo mejor es consumirlas de forma moderada.

Ver también: Vitamina E contra las enfermedades crónicas y el envejecimiento

2. Espinacas

Los vegetales de hojas verdes como la espinaca se distinguen como una fuente saludable, y baja en calorías, de nutrientes muy importantes para el organismo.

  • En este caso, este prodigioso vegetal concentra una cantidad interesante de vitamina E.
  • Esta, junto a sus demás antioxidantes, ayuda a proteger el organismo frente a las enfermedades crónicas que se producen por los efectos del daño oxidativo.
  • Aporta minerales esenciales que participan en la formación de glóbulos rojos y el fortalecimiento de los huesos y las articulaciones. Entre estos se destacan:
    • Hierro
    • Magnesio
    • Calcio
    • Zinc
    • Potasio

3. Col rizada

col rizada

La col rizada es otra de las fuentes vegetales que nos brindan una cantidad importante de vitamina E. Se estima que una taza de este ingrediente aporta entre un 6% y 8% de las cantidades diarias recomendadas de vitamina E.

Además, también nos aporta otros nutrientes esenciales para proteger el organismo de los efectos negativos del envejecimiento. Esto se debe a su contenido en vitaminas A y C, ambas muy beneficiosas para el cuidado de la piel.

También contiene fibra y minerales esenciales que, tras ser asimilados, apoyan las funciones metabólicas para evitar trastornos como la diabetes y el sobrepeso.

4. Papaya

Esta fruta es conocida en todo el mundo por su alto contenido de vitamina C y fibra dietética.

No obstante, la papaya también es una fruta que contiene una cantidad nada desdeñable de vitamina E. Así, sus efectos antioxidantes pueden ayudar a contrarrestar los efectos de los radicales libres sobre las células y los tejidos.

  • También contiene cantidades importantes de vitamina A, además de potasio, magnesio y otros minerales. Todos ellos son necesarios para apoyar el funcionamiento de los sistemas del cuerpo.
  • Gracias a su acción antiinflamatoria, su ingesta regular puede disminuir el riesgo de enfermedades virales e inflamatorias. Además, de paso, ayuda a mejorar el estado de la piel.

5. Aceitunas

aceitunas

Las aceitunas son conocidas por sus múltiples aplicaciones culinarias. Sin embargo, también cuenta con usos medicinales y beneficios para la salud física y cognitiva.

Estas contienen altos niveles de vitamina E y aminoácidos esenciales que, en conjunto, crean una barrera protectora contra el impacto de los radicales libres sobre las células.

Además, cuentan con una pequeña dosis de ácidos grasos esenciales. Estos, por su efecto antiinflamatorio, ayudan a mejorar la salud articular. Además, contribuyen a evitar el desgaste asociado con la edad.

Visita este artículo: Las aceitunas y el aceite de oliva depuran tu organismo

6. Aguacate

El aguacate es uno de los alimentos que más se recomiendan para los planes de alimentación saludables.

Este no solo contiene vitamina E, sino que aporta ácidos grasos saludables, vitaminas del complejo B y minerales.

  • Su contenido calórico es un poco más alto en comparación con otras frutas y vegetales. Por eso, se recomienda no abusar de su consumo. Sin embargo, su concentración de nutrientes lo convierten en uno de los mejores complementos para la dieta.
  • Tanto su ingesta como su aplicación externa pueden ayudar a mejorar la salud de la piel y el cabello. Puede ser especialmente recomendable ante los signos del envejecimiento prematuros.

Al añadir todos estos alimentos en tu plan de alimentación le darás a tu cuerpo uno de los antioxidantes más potentes y necesarios para mantener la salud.

A su vez, estarás promoviendo tu bienestar y reducirás el riesgo de arrugas y otras señales tempranas de la edad.

Además, para obtener incluso mejores resultados, se recomienda siempre mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio con regularidad.