Aumentar tu bienestar de manera efectiva

Raquel Lemos 9 noviembre, 2017
Aunque pueda parecerte una actitud egoísta, para aumentar tu bienestar debes empezar a ponerte en primer lugar y atender tus necesidades al igual que haces con las de los demás

Seguro que alguna vez has pensado en cómo aumentar tu bienestar.

Esa sensación que se acerca a la tan conocida felicidad, pero que es más duradera y nos permite sentirnos a gusto con la vida que estamos experimentando.

Sin embargo, en ocasiones, caemos en diferentes “errores” fruto de patrones de comportamiento aprendidos, de creencias, de prejuicios y de otra serie de cosas que solo nos hacen terriblemente infelices.

Por este motivo, hoy aprenderás la mejor manera de aumentar tu bienestar de manera efectiva.

Para aumentar tu bienestar tienes que empezar a ser consciente

Aumentar tu bienestar

Para poder aumentar tu bienestar tienes que empezar a ser consciente de cómo actúas, cómo respondes ante los demás, la manera en la que te relacionas, las preocupaciones, miedos o situaciones que te causan rechazo.

Esta es una de las claves más importantes, pues si no eres consciente de la manera en la que experimentas la vida, no podrás cambiarla.

Permítete aceptar que cometes errores y que te equivocas sin en realidad querer hacerlo. No niegues la realidad, no te tapes los ojos. Para aumentar tu bienestar tendrás que ver con los ojos bien abiertos.

Estas son algunas de las cosas en las que puedes empezar a fijarte…

Descubre: Juzgar a una persona no define quién es ella, te define a ti

¿Cuántos juicios emites cada día?

Puede que te sorprendas descubriendo que emites más de cinco juicios al día y es algo normal. No te asustes ni mucho menos te culpes.

Ser consciente de esto tiene que hacerte sentir bien, porque así puedes cambiarlo.

Piensa que los juicios pueden emitirse verbalmente, pero también pueden estar presentes en tu mente, sin necesidad de decirlos. En ocasiones, es posible que los camufles bajo “es mi opinión”.

Encuentra el origen de lo que te resta bienestar

Encuentra el origen de lo que te resta bienestar

Quizás te reste bienestar tener vergüenza, determinados miedos o no ser capaz de salir de tu zona de confort. No te preocupes, ahora es el momento de que hagas algo que seguro nunca has hecho porque duele.

Hay que ir al origen.

Tal vez tengas que retrotraerte hasta tu infancia o solo hasta un momento clave de tu vida que dejó una profunda herida en ti y que ahora se manifiesta de esta manera.

Saber el punto de partida te permitirá encontrar una solución.

Lee: Tus creencias no te hacen mejor persona, tus acciones sí

Cuestiona tus creencias

Las creencias tienen que ser cuestionadas siempre, sin embargo es algo que no solemos hacer. Cuestiónatelo todo, sobre todo aquello que crees verdad.

Puede que descubras una nueva manera de ver la realidad.

También, si has dado con el origen de lo que te resta bienestar, podrás darte cuenta de las creencias que esas malas experiencias te han generado. Cuestiónalas también y no les permitas que guíen tu vida.

Primero estás tú y, después, el resto

Primero estás tú y, después, el resto

Desde pequeños nos han enseñado a agradar a los demás, a vestirnos de manera adecuada para no desentonar y que nos miren mal, a buscar la aprobación, a tener siempre un “sí” en la boca para nuestros seres queridos…

Sin embargo, ¿cuántas de estas cosas te han valido a ti, ahora que estás en búsqueda de tu bienestar porque lo has perdido?

Lo mejor no se enseña y lo mejor es que tú estás primero. ¿Por qué no te sonríes, por qué no te cuidas, por qué no te hablas bien? ¿Por qué le dedicas todo esto a los demás, pero no a ti mismo?

Aunque, a veces, te sientas solo, en realidad nunca lo estás. Aunque, en ocasiones, te sientas incomprendido, en realidad hay alguien que te comprende.

Te tienes a ti mismo y debes brindarte el respeto, el cariño y todo aquello que le ofreces a los demás.

Además, hay frases que así nos lo indican “no puedes amar a nadie si no te amas a ti mismo”, “nadie te respetará hasta que tú no te respetes”.

Aumentar tu bienestar ya no será una preocupación cuando empieces a velar por ti y a darte la importancia que realmente mereces.

Te tienes a ti en todo momento. Eres tu mejor amigo, quien mejor te comprende. Así que deja de pensar en el exterior y atrévete a bucear en tu interior.

Te puede gustar