¿Aún no has dejado de fumar? Te explicamos sus beneficios

Al dejar de fumar, además de mejorar tu salud conseguirás volver a reconocer sabores y olores que el tabaco te impedía apreciar, mejorarás tu capacidad pulmonar y te cansarás menos

El tabaquismo es considerado un gran problema de salud. El hábito de fumar en los países desarrollados, es el primer problema de salud susceptible de ser evitado. A continuación, os mostramos algunos de los factores que contribuyen a su inicio y mantenimiento y os hablamos de los beneficios de dejarlo.

¿Qué factores contribuyen al inicio del consumo de tabaco?

La mayoría de las personas fumadoras se inician en la adolescencia, encontrándose en esta etapa numerosos factores de riesgos relacionados con el inicio de fumar, como la presión de los compañeros, la búsqueda de sensaciones, la imitación de modelos, las conductas oposicionistas, etc.

Otros factores contribuyentes también son la publicidad, la presión social al consumo, la fácil disponibilidad del tabaco, y las carencias de estrategias para afrontar el aburrimiento y regular el peso corporal.

¿Qué ocurre para su mantenimiento?

Después de fumar el primer cigarro, dependiendo de la cantidad de efectos negativos experimentados y de la sensibilidad a lo que pueda suceder a nivel social, se realizarán o no, nuevas aproximaciones al tabaco. Y se empezarán a asociar las primeras situaciones entre el tabaco y las experiencias gratificantes (personas, ambientes, refuerzo social)

Además, la nicotina produce tolerancia, dependencia y síntomas de abstinencia que pueden explicar en parte su consumo. Según algunas explicaciones, las personas fumadoras tienen unos niveles fijos de nicotina y regulan su conducta, fumando más o menos para mantener ese equilibrio. Otras aluden a que el tabaco, según las dosis tiene un efecto activador o depresógeno. Pero también, fumar sirve como estrategia de afrontamiento para muchas personas ante distintas situaciones.

¿Qué influencia tiene el tabaco sobre la salud?

El tabaco tiene potentes efectos perjudiciales para la salud como el riesgo de padecer las siguientes enfermedades o trastornos de salud entre otros:

Enfermedades cardiovasculares. Aumenta la aparición de arterioesclerosis e incrementa la morbilidad y mortalidad por enfermedad arterial periférica y enfermedades cerebrovasculares.

Cáncer de pulmón, cáncer del aparato digestivo, cáncer de cérvix, etc.

Enfermedades respiratorias crónicas y agudas.

-Impotencia, alteración en la formación de esperma y producción de hormonas masculina, menopausia prematura, osteoporosis, envejecimiento de la piel.

-Se relaciona también con padecer mayor ansiedad en la adolescencia.

Perjudica también a los demás, aumentando el riesgo de estas personas a padecer trastornos de salud como asma, cáncer de pulmón.

dejado-de-fumar

¿Qué beneficios tiene el abandono del tabaco?

Según Torrecilla y Barrueco (2001):

-20 minutos. Baja la tensión arterial hasta valores basales, la frecuencia cardíaca retorna a su nivel normal y la temperatura de manos y pies sube hasta normalizarse.

-8 horas. Se normalizan los niveles de monóxido de carbono y oxígeno en sangre.

-24 horas. Disminuye el riesgo de la muerte súbita.

-48 horas. Se produce la normalización de los sentidos del gusto y el olfato.

-72 horas. Se produce la relajación de la musculatura bronquial y mejora la función respiratoria.

-1-3 meses. Mejor capacidad física y respiratoria.

-1-9 meses. Se produce la regeneración de cilios y se mejora la capacidad para eliminar el moco y el drenaje bronquial, disminuyendo las infecciones.

-5 años. La tasa media de muerte por cáncer de pulmón disminuye de 137 por 100.000 personas a 72 por 100.000.

-10 años. El riesgo de padecer cáncer de pulmón se iguala al de los no fumadores.

Imagen cortesía de Massimo Ankor e Insomnia PHT

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar