Auténtica tarta Sacher

Antes de partir el bizcocho por la mitad te recomendamos que esperes a que se enfríe. De lo contrario podría romperse y no valdría como base para la tarta

La tarta Sacher o Sachetorte es una auténtica delicia, típica de Austria. La combinación no puede ser más perfecta, 2 gruesas capas de bizcocho de chocolate untadas con mermelada de albaricoque y cubierta de un glaseado de chocolate.

Inventada en 1832 por el entonces aprendiz de repostería Franz Sacher se ha convertido en un clásico de todas las confiterías austriacas. No dudes en hacer esta tarta que sorprende a grandes y pequeños.

Receta de tarta Sacher

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 50 g de harina
  • 25 g de almendras molidas
  • 100 g de azúcar
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla o canela (opcional)
  • 3 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 50 g de chocolate amargo
  • 85 g de mantequilla a punto de pomada
  • 1 bote de mermelada de albaricoque

Para la cobertura:

  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de nata líquida
  • 75 g de chocolate fondant

Para decorar:

  • Frambuesas, almendras, hojas de menta

Nota: Con estas cantidades obtendrás una tarta para unas 4 personas.

Utensilios:

tarta de crema de chocolate

  • Batidora eléctrica de varillas
  • 1 cedazo
  • 1 bol grande
  • 1 bol pequeño
  • 1 cuchara
  • 1 molde (preferible desmontable)
  • 1 cuchillo grande o un utensilio para cortar tartas
  • 1 decopen (opcional)
  • Horno

Preparación:

  • Precalienta el horno a 180 ºC.
  • Separa las claras de las yemas.
  • Pon en un bol la mantequilla y el azúcar y bate hasta formar una crema.
  • Añade una a una las yemas y sigue batiendo.
  • Derrite el chocolate. Puedes hacerlo al baño María o en el microondas. Si te decantas por esta última opción, ten cuidado, ya que puedes quemar el chocolate. Para que no te ocurra debes dejar unos 10 segundos en el microondas. Luego lo sacas, le das unas cuantas vueltas y lo vuelves a meter. Así hasta que esté completamente derretido.
  • Agrega el chocolate templado a la crema de yemas.
  • Incorpora la harina, las almendras molidas y la vainilla tamizadas.
  • Monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal, es un truco excelente para montarlas con facilidad. Agrégalas a la pasta anterior poco a poco y de forma envolvente.
  • Unta un molde (mucho mejor desmontable) con mantequilla y espolvorea con un poco de harina.
  • Vierte la mezcla en el molde e introduce en el horno. Hornea durante unos 10 minutos a 180 ºC. Baja la temperatura hasta 160 ºC y deja tu bizcocho unos 30 minutos.
  • Saca del horno y no desmoldes hasta que no esté totalmente frío.
  • Corta el bizcocho por la mitad.
  • Extiende la mermelada de albaricoque por las dos mitades del bizcocho y vuelve a cerrarlo.

Cómo hacer la cobertura y la decoración:

  • Derrite el chocolate para la cobertura y agrégale la mantequilla y la nata.
  • Cubre la tarta con el chocolate e introduce en la nevera hasta que esté fría.
  • Decora con frambuesas y unas hojitas de menta (opcional). También puedes escribir con chocolate derretido y una manga pastelera con boquilla pequeña el nombre de Sacher o con un decopen.

Datos de interés:

bizcocho de nueces y chocolate

  • Tradicionalmente se acompaña con nata montada.
  • En el Hotel Sacher en Viena se hacen unas 270.000 tartas Sacher al año, muchas de ellas para exportar. No dudes en acudir allí para probarla si estás de vacaciones por Viena.
  • Usa una mantequilla de calidad. Nunca margarina no le da el mismo sabor.
  • Si lo prefieres puedes incorporar al bizcocho cacao puro en lugar de chocolate derretido. La proporción es de 50 g por 50 g de harina.
  • Siempre es mejor desmoldar el bizcocho sobre la rejilla del horno.
  • Si la mermelada es muy densa y ves que no te queda demasiado bien cuando la extiendes, puedes calentarla un poco en el microondas o al baño María. Si preparas tu propia mermelada casera, mejor que mejor.
  • Hay muchas variantes de la tarta Sacher: tarta Sacher de chocolate blanco, con mermelada de fresa etc. también hay recetas para elaborar en la Thermomix.
  • Un decopen es una especie de biberón, ideal para hacer letras y dibujos. La mejor opción para dibujar el nombre Sacher que suele aparecer en las recetas más tradicionales.