Autoayuda emocional: sana desde el interior

Las heridas emocionales son un obstáculo para avanzar. Y no hay nadie mejor que nosotros mismos para curarlas, conseguir que cicatricen y aprender de las circunstancias que las provocaron.

En algún momento de nuestra vida hemos sufrido, nos han hecho daño y, posiblemente, nos hemos arrepentido de algunas cosas que no deberíamos haber hecho.

El gran problema que tenemos es mirar al pasado y ver que aún no hemos solucionado todo eso que nos ha dañado. Aún hoy en día, nuestra vida se ve empañada por ese dolor. Todo, porque no hemos sabido sacar la autoayuda emocional que llevamos dentro.

Descubre: 6 consejos para aliviar el dolor emocional y ser más felices

Autoayuda emocional para heridas emocionales que me impiden avanzar

Cuando no solucionamos nuestros problemas, nuestras heridas se instalan en nosotros, provocando que construyamos una barrera que nos proteja de todo eso que no queremos sufrir de nuevo. Pero, ¿por qué deberías sufrir otra vez? ¿No debería estar todo ya solucionado?

autoayuda emocional

Las heridas emocionales, al igual que las heridas físicas, necesitan ser sanadas. Si no las curamos, estas pueden seguir supurando toda la vida, recordándonos todo aquello que nos hizo daño y que aún nos lo hace.

La autoayuda emocional es, entonces, muy necesaria para que empieces a curarte. Solo tú podrás, pues aunque los demás te guíen y te digan cómo debes superar las experiencias que vivas, solo tú puedes sanar tus propias heridas.

No te pierdas: ¿Cómo podemos depurar nuestras emociones?

Todos tenemos la capacidad para sanarnos emocionalmente. No es algo fácil, la autoayuda emocional es algo de lo que debemos ser conscientes y, después, poner en práctica de la forma correcta. Hoy te ayudaremos a ello, porque tienes derecho a ser feliz y a curar esas heridas que no te han hecho más que sufrir. Es el momento de que cicatricen.

No hay nadie que te conozca mejor que tú

mujer-que-se-conoce

¿Cómo alguien podría ayudarte si tú eres tu mejor aliado? No hay nadie mejor que tú mismo para ayudarte, para saber por dónde puedes tirar, dónde debes reincidir, de dónde sacar esa fuerza que reside en ti para lograr lo que quieres.

Por todo esto, hay una serie de consejos que debes tener en cuenta para que la autoayuda emocional vaya por el mejor de los caminos. ¡Empezamos!

Lee: El dolor emocional es el que más tarda en sanar

1. No huyas de tus sentimientos

Sabemos que los sentimientos en ocasiones son muy dolorosos y, al igual que cuando sufrimos miedo, nuestra primera reacción es huir. Pero escapar de ellos no va a solucionar el problema. En todo caso, puede agravarlo. Reconoce y acepta tu dolor, súfrelo, siéntelo y luego supéralo. Enfrentarte al problema, aunque duela demasiado, te hará más fuerte aunque no lo creas.

2. No te juzgues

No puedes juzgar tus emociones porque, simplemente, no puedes controlarlas. Sentir ira, tristeza, odio, no es algo que puedas decidir cuándo sentirlo y cuándo no. Es por eso por lo que no podemos juzgar a estas emociones como “emociones negativas”. Son reacciones naturales provocadas por una circunstancia.

Además, ¿no entiendes tus emociones? Busca el origen de las mismas ¿Por qué sientes rencor? ¿Por qué odias? Algo ha provocado estas emociones y debes aprender a entender el porqué para poder empezar a aceptarlas. Esto te permitirá comprender, aceptar y será un paso importante para empezar a sanar.

Descubre: A quien juzgue mi camino le presto mis zapatos

3. Abraza los sentimientos contradictorios

mujer-abrazándose

Todos tenemos sentimientos contradictorios, sobre todo cuando nos sentimos heridos. Pero, ¿vas a negarlos o a dejarlos de lado? Esta reacción no te ayudará en tu autoayuda emocional, sino todo lo contrario. Por eso debes aceptar y abrazar esos sentimientos. Solo así podrás empezar a ver algo de luz entre todo ese malestar que te están creando.

4. Elimina las creencias irracionales

¿Por qué a mí? ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Estas son preguntas que, a veces, abordan nuestra mente confundiéndonos e impidiéndonos superar lo que tanto nos ha dañado. Para eso, el primer paso es perdonar. Pero no perdonar a los demás, debemos empezar a perdonarnos a nosotros mismos.

Tú no tienes la culpa de haber pasado por esa circunstancia tan negativa en tu vida, al igual que otra persona no tiene por qué ser culpable, simplemente se encontraron las circunstancias y el momento inadecuado. Perdonar te liberará y será un bálsamo que te permitirá cicatrizar.

5. ¡Aprende y crece!

Todas las experiencias, sean estas positivas o negativas, serán una gran oportunidad de seguir aprendiendo y crecer. No porque sean negativas nos tienen que bloquear y paralizar. Si has sabido poner en práctica los consejos anteriores sobre la autoayuda emocional, sabrás que podrás sacar algo muy bueno de todo lo malo, ¡aprenderás y crecerás!

No te vayas sin leer: El valor de aceptar los errores cometidos

Mujer-siente-liberación

Si no practicas la autoayuda emocional continuarás cayendo y sufriendo los mismos errores siempre. Esto te sumirá en una profunda tristeza y decepción que te impedirá avanzar en la vida. Es por eso por lo que debes intentar sanar y cicatrizar las heridas lo antes que puedas. El tiempo pasa rápido así que ¡aprende rápido!

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas: