Autoconfianza: empieza a apostar por ti mismo - Mejor con Salud

Autoconfianza: empieza a apostar por ti mismo

Aunque fracasemos una y mil veces debemos tener autoconfianza para superarnos y lograr nuestros objetivos. No te compares con los demás, sino contigo para lograr una mejor versión de ti mismo
autoconfianza

En algún momento, todos nos hemos sentido fracasados, incluso derrotados.

Esto no significa que no tengamos autoconfianza, aunque sí es cierto que quizás sea una muestra de que la tenemos algo abandonada.

La autoconfianza nos dará las fuerzas necesarias para lograr todo lo que deseamos, pues solo tú sabes dónde están tus fortalezas y dónde tus límites.

¿Empezarás, hoy mismo, a apostar por ti?

Te recomendamos: La fe no hace que las cosas sean fáciles, hace que sean posibles

Si quiero, puedo

Está claro que no todo se nos puede dar bien y que tenemos nuestras limitaciones en algunos aspectos de nuestra vida.

Pero, si en verdad quieres hacer algo, ¿qué te está limitando para llevarlo a cabo? Quizás en esa confianza que deberías tener en ti mismo interfieren otros factores, la mayor parte de ellos, externos.

claves-para-tener-exito

Si le das mucha importancia a lo que los demás te dicen, si sientes vergüenza porque sabes que te costará más que a los demás, que probablemente no lo consigas, quizás llegues a este esperado final.

Si quieres algo, podrás conseguirlo, pero tienes que tener claro cuál es tu objetivo.

Nunca te dejes amedrentar por lo grande que puedan ser tus sueños. A veces nos sentimos pequeños, pero esto no es más que una clara manifestación de nuestras inseguridades. Si deseas algo, ve a por ello, porque lo más probable es que lo consigas.

Aprenderé de mis fracasos

Tenemos en mente que fracasar es algo humillante, algo que nos debería hacer retroceder, de lo que deberíamos sentir vergüenza. Muchas personas tienen objetivos brillantes, pero no logran alcanzar sus metas porque fracasan.

Lee también: El valor de aceptar los errores cometidos

El fracaso no es más que una oportunidad de aprender. Una forma de volver a la realidad, de redirigir nuestro camino. No es malo fracasar, porque peor aún es no haber intentado nada.

Así que nunca te bloquees por haber fracasado, pues hasta los más grandes lo han hecho.

Nunca te compares

Las comparaciones son odiosas y nunca mejor dicho. Nunca deberías compararte con alguien, ya que no hay dos personas iguales. Todos somos diferentes, todos tenemos distintas fortalezas y debilidades.

Lo importante es superarnos a nosotros mismos, no superar a los demás.

La autoconfianza reside en verse a uno mismo como alguien que no necesita estar “copiando” al resto. Somos únicos y la comparación solo te generará más inseguridad.

No hagas que esto suceda. Cree en ti, porque en las comparaciones siempre habrá alguien que salga perdiendo.

Amigas-dandose-la-mano

Céntrate en tus logros

A veces, apostar por uno mismo no es tan fácil cuando las cosas van mal una tras otra. Aunque hayamos aprendido que los fracasos son positivos e importantes para aprender, no logramos avanzar, nos bloqueamos y nos damos continuamente contra una pared.

Cuando esta suceda, que probablemente ya te ha ocurrido más de una vez, no te preocupes. Debes mirar hacia los logros que hayas conseguido, eso sí ¡sin menospreciarlos!

Observa, incluso, aquellos pequeños logros que has cosechado, porque todos han marcado una diferencia.

Descubre: En medio de toda dificultad, hay una oportunidad

Hacer esto te impulsará hacia adelante y te permitirá salir de ese bache en el que ahora te encuentras.

No siempre las dificultades están ahí, muchas veces es nuestra forma de ver las cosas lo que falla. Céntrate en tus logros para aumentar tu autoconfianza y seguir adelante.

Las metas deben ser realistas

De nada sirve querer aumentar nuestra autoconfianza si todas nuestras metas en la vida son inalcanzables. Todo tu esfuerzo, todo tu empeño puesto para alcanzar tus sueños no darán fruto alguno.

Eso es porque no se pueden llevar a cabo.

Niño-en-equilibrio-sobre-cuerda-sostenida-por-dos-elefantes

Por eso, es importante que te plantees llevar a cabo pequeñas metas que sepas que están a tu alcance. De esta manera, evitas creer en metas demasiado grandes que puede que no logres alcanzar.

Una manera de esquivar una frustración, en este caso, buscada.

Apuesta por ti

El último consejo es que apuestes por ti, porque la autoconfianza es algo que se desarrolla de forma consciente, por lo que si quieres, ¡puedes! Eso sí, es normal que te asalten dudas o que tengas un mal día y tu autoestima no esté en lo más alto.

A pesar de todo esto, mantente firme y lo arriesgues todo por ti. Aunque fracases, aunque tus sueños se frustren, aunque haya muchas barreras en tu camino… Apostar por ti será una de las mejores cosas que podrás hacer.

Una apuesta en la que siempre saldrás ganando.

No te vayas sin descubrir: Cómo sentirse orgulloso de uno mismo: consejos y hábitos

mano-sujetando-árbol

¿Has perdido alguna vez la confianza en ti mismo? ¿Cuántas veces has apostado por ti? Si tienes falta de autoconfianza, esperamos que todo lo que anteriormente mencionamos te ayude a aumentar la confianza en ti mismo.

¿Empezarás hoy a apostar por ti mismo?