Autocontrol en los niños: enséñales a tenerlo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 15 enero, 2019
Daniela Colmenares · 2 julio, 2018
¿Quieres que tu hijo sea calmado? Debes ayudarle a mantener el control de sus emociones. De esta forma, podrá reaccionar de la forma correcta ante situaciones incómodas.

¿Tu hijo hace rabietas, le grita a las personas e incluso les llega a lastimar? El autocontrol en los niños es fundamental para su posterior desarrollo. Si te inquieta esta situación y deseas arreglarlo, el primer paso es identificar los casos de rebeldía de tu niño.

No te preocupes si has visto cómo tu pequeño comete acciones indebidas, ya que aquí encontrarás la solución.

El autocontrol en los niños se puede lograr. Manteniendo una buena relación con tu hijo, podrás hacerle cambiar malos hábitos. De esta forma, incluso podrás conocer más de él o ella, y así, contribuir con el desarrollo de tu ser más querido.

Importancia del autocontrol en los niños

No hay nada mejor que un hijo disciplinado. Algunos beneficios que tiene el autocontrol en los niños es que sea un joven participativo en distintas actividades extracurriculares, un mejor promedio académico y una mejor persona en su hogar.

Al no tomar esto en cuenta, se pueden producir ciertas problemáticas. Entre ellas, podría ser la constante actitud negativa con los demás, como hablarles con malas palabras y lastimarles psicológica y físicamente.

Si enseñas a tu hijo a controlar sus emociones, notarás cómo crece maduro e independiente.

1. Mejor comportamiento en la escuela

El autocontrol infantil

El autocontrol en los niños puede motivarles a mejorar su desempeño académico.

De esta forma, puedes incentivar a tu pequeño a estudiar más e inscribirse en actividades dentro de su escuela, como debates y centros de estudio. Así, podrá aprender nuevas actitudes que lo ayudarán en su desarrollo personal.

Si tu hijo por malas actitudes no tiene compañeros de clase, tener autocontrol arreglará eso. Las amistades te enseñan nuevas cosas e incluso a reconocer los errores. Al ayudarle a estar con nuevas personas, podrá conocer nuevos y mejores hábitos para su vida.

Leer también: Por qué es importante enseñar el valor de la amistad a los niños

2. Buena relación familiar

Una buena relación familiar contiene una serie de valores importantes como el respeto, la solidaridad y confianza.

Para que tengas esta experiencia como madre, enséñale la relevancia de estos principios humanos a tu hijo. Te aseguramos que bajo la comprensión, él o ella lo aplicarán en su día a día.

Compartir es una de las mejores acciones del ser humano. Puedes pasar más momentos con tu hijo y demás familiares para así mejorar la relación entre vosotros.

También, compartir tu bebida favorita con tu niño puede mejorar sus lazos, pero siempre con autocontrol para evitar el abuso de confianza.

3. Niños independientes

Niños independientes

El autocontrol en los niños también puede generar mayor madurez en ellos. Pueden empezar a iniciar actividades y proyectos más acoplados a sus gustos. De esta forma, su independencia se notará con el paso del tiempo.

Otra señal de independencia son las metas. Desde pequeños, los niños se proponen objetivos de forma inconsciente, pues inician actividades de mayor interés para ellos.

Si como madre le ofreces su apoyo, seguramente mejorará la hermosa relación entre ustedes.

4. Solucionar problemas

Por impulsos a veces creamos grandes problemas, pero el autocontrol en los niños puede resolver esa situación.

Si nos damos cuenta de la razón de un conflicto, el mismo se puede solucionar con la comunicación. De esta forma, se podrán evitar peleas con familiares y amigos.

Al reconocer a temprana edad la mejor forma de solventar un problema, se tendrán varios beneficios a futuro. Por ejemplo, se podrá evitar conflictos con alguna autoridad, pareja y/o familiar.

Enseñar autocontrol en los niños

Hay casos de niños que para tener autocontrol, deben realizar actividades. De ser así, podrán liberar ciertas frustraciones personales que se pueden generar desde su infancia.

Haciendo algo más que ir a la escuela y estar en casa, les podrá ayudar en su crecimiento físico y mental.

Hacer actividades desde pequeño trae varios beneficios:

  1. un mejor desarrollo físico y mental del niño
  2. la creación de nuevas amistades
  3. conocer sus verdaderos gustos y lo que le apasiona

Actividades deportivas

Actividades deportivas para niños

El comportamiento de los niños, principalmente de los varones, se puede mejorar practicando sus deportes favoritos.

Si a tu hijo le gusta el fútbol, béisbol o hockey de hielo, puedes averiguar en los centros deportivos más cercanos a tu hogar para inscribirle y apoyarle en esta nueva experiencia.

Actividades artísticas

Hay distintas actividades artísticas que generan mayor expresión en los niños. El teatro, la danza y pintura pueden ser una válvula de escape para tu hijo y generar así un mejor autocontrol en los niños.

Dejarse vencer por los problemas nos aleja de las buenas experiencias. Por eso, te recomendamos ayudar y comprender a tu hijo cada vez que expresa un comportamiento inadecuado o de rebeldía.

La relación con un hijo se va creando poco a poco. Al acompañarle a nuevas actividades donde puede descubrir nuevos talentos y personas, podrá tener una mayor confianza y cariño con su madre.

Te recomendamos leer: 10 alimentos que nos ayudan a mejorar el ánimo y combatir la depresión

Cuando éramos pequeños, veíamos a nuestros padres como grandes héroes, buscando la forma de ser como ellos. Así puede ser el caso de tu hijo. Te recomendamos que des lo mejor de ti como padre, porque así tendrás el mejor hijo.

  • G., T. (2011). Hábitos de la práctica lúdica y deportiva en niños y niñas en edad escolar: Un estudio Transversal. Revista Digital de Educacion Fisica.
  • Cáceres Guillén, M. A. (2010). La expresion corporal, el gesto y el movimiento en la edad infantil. Temas Para La Educacion.
  • Fernandes Sisto, F., Marín Rueda, F., & Urquijo, S. (2010). Relación Entre Los Constructos Autocontrol Y Autoconcepto En Niños Y Jóvenes. Liberabit. Revista de Psicología.