Avances que la nanomedicina está aportando al campo de las ciencias de la salud

4 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
La nanomedicina utiliza los conocimientos de la nanotecnología, de forma que dirige específicamente los tratamientos al tejido enfermo, sin dañar los tejidos sanos.

Actualmente, los avances que la nanomedicina esta aportando a las ciencias de la salud se centran en la prevención, diagnóstico y tratamiento, sobre todo, de patologías que tienen gran impacto en la población.

Esta rama de la medicina utiliza los conocimientos de la nanotecnología, dirigiendo específicamente los tratamientos al tejido enfermo, sin dañar los tejidos sanos.

La nanotecnología se dedica al control y manipulación de la materia a escala inferior a 1 micra, por lo que crea materiales y sistemas con propiedades únicas, capaces de realizar cualquier función.

Áreas de la nanomedicina

La nanomedicina comprende tres áreas:

1. El nanodiagnóstico

El nanodiagnóstico está basado en la utilización de nanodispositivos y sistemas de contraste. De esta forma, se consigue una detección más sensible, rápida y precisa de una enfermedad en los estadios iniciales. Los dispositivos para nanodiagnóstico pueden utilizarse in vitro o in vivo.

También te puede interesar: Descubre las técnicas de diagnóstico prenatal más modernas

2. La nanoterapia o liberación controlada de fármacos

Esta parte de la nanomedicina se basa en la utilización de nanoestructuras que permiten la acumulación y liberación controlada de una sustancia activa exclusivamente en las células enfermas.

Las nanoestructuras deben ser:

  • Biocompatibles.
  • Transportar dosis de fármaco adecuadas.
  • Ser estables hasta alcanzar el tejido diana.

3. La nanomedicina regenerativa

Repara o reemplaza tejidos y órganos dañados aplicando la nanotecnología. Como consecuencia, se consigue estimular los mecanismos reparadores del cuerpo humano.

En la actualidad, se están desarrollando sistemas teranósticos, los cuales combinan en una misma nanopartícula elementos para la detección y el tratamiento localizado de una enfermedad.

Por otro lado, estos sistemas permitirán la visualización y evaluación de la cinética y eficacia del tratamiento.

Avances de la nanomedicina en oncología

Virus

En el campo de la oncología, la utilización de la nanomedicina se ha centrado en dos problemas comunes a cualquier tipo de cáncer: el diagnóstico y los efectos secundarios de la quimioterapia.

El diagnóstico precoz del cáncer aumenta muy significativamente las posibilidades de curación. Una de las principales utilidades de la nanomedicina en este campo es la posibilidad de detectar células tumorales  en fases iniciales de la enfermedad.

En este sentido, estudios realizados en modelos animales han revelado que unas nanopartículas magnéticas afines a marcadores tumorales permiten detectar correctamente el cáncer.

Esto puede darse, incluso, cuando los niveles de estos marcadores están muy por debajo de los niveles detectables con los métodos utilizados en la actualidad.

La nanomedicina para evitar los efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento muy agresivo. Se basa en la destrucción de las células cancerosas y lleva asociado múltiples efectos secundarios ya que también destruye células sanas.

En el tratamiento del cáncer, la nanotecnología permite ‘encapsular’ los medicamentos empleados en quimioterapia. De esta forma, mejora su efectividad y se reduce su toxicidad en el organismo del paciente.

Recientemente, un grupo de investigadores europeos ha creado unas nanoesferas capaces de penetrar únicamente en células cancerosas. De esta forma, se podrían evitar las consecuencias negativas de la quimioterapia como náuseas, debilidad física o pérdida de cabello.

Nanomedicina en enfermedades cardiovasculares

En lo referente a enfermedades cardiovasculares, también se han descrito muchas utilidades. Uno de los resultados más importantes es la posibilidad de identificar lesiones en las arterias en fases muy tempranas.

Además, se están realizando estudios en los que ciertas nanopartículas son capaces de administrar fármacos en las zonas afectadas de forma específica.

Lee también: 5 hábitos para prevenir las enfermedades cardiovasculares

Enfermedades neurodegenerativas

Neuronas enfermedad de parkinson

Enfermedades como el parkinson, el alzheimer o incluso la artritis pueden ser tratadas de forma más efectiva. Las nanopartículas se dirigen a áreas específicas del cerebro o de los tejidos.

La enfermedad del alzheimer se caracteriza por una muerte progresiva de las neuronas. Respecto a esto, se ha descrito la posibilidad de generar neuronas empleando células madres existentes en el cerebro mediante factores de crecimiento.

Sin embargo, si los factores de crecimiento se inyectan en el torrente sanguíneo, pueden ser captados por otro tejido diferente al cerebro. Este problema también podría ser resuelto gracias a la nanomedicina.

Conclusión

La nanomedicina permitirá en un futuro próximo el mejor y más temprano diagnóstico de enfermedades. Además, se desarrollarán tratamientos localizados y personalizados. Asimismo, se podrá tener un preciso seguimiento de la evolución de la enfermedad diagnosticada.

  • Lechuga, L. M. (2010). Nanomedicina: ampliación de la nanotecnología en la salud. Biotecnología Aplicada a La Salud Humana. https://doi.org/10.1007/BF00852089

  • Santa, C. F., & López Osorio, B. L. (2013). Materiales Poliméricos En Nanomedicina: Transporte Y Liberación Controlada De Fármacos. Revista de La Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. https://doi.org/10.1007/s10570-013-9863-0

  • Bea, D. B., Alain, P. T., Arlenis, A. P., & Jenry, C. C. (2011). Nanomedicina: aspectos generales de un futuro promisorio. Revista Habanera de ….