¿El ayuno intermitente ayuda a prevenir enfermedades?

28 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
El ayuno intermitente se ha postulado como un protocolo beneficioso a la hora de prevenir enfermedades. ¿Qué dicen las evidencias al respecto? El tema no se debe tomar a la ligera. Te contamos más en este espacio.
 

En la actualidad, los protocolos de ayuno intermitente se han puesto de moda, ya que se cree que pueden ayudar a prevenir enfermedades. Asimismo, hay evidencias sobre los efectos que produce en la composición corporal al reducir la masa grasa sin afectar el tejido muscular. Por ahora, son efectos que se siguen debatiendo entre los expertos.

Y es que, asimismo, hay hallazgos científicos sobre la importancia de mantener una dieta sana y variada para reducir el riesgo de desarrollar patologías a mediano y largo plazo. ¿Qué pasa al restringir la ingesta de energía de manera temporal? ¿Cuáles son los efectos del ayuno intermitente?

El ayuno intermitente y las enfermedades metabólicas

Una de las patologías que presenta una asociación más fuerte con la dieta es la diabetes. Esta enfermedad puede desarrollarse con el paso de los años, cuando los hábitos dietéticos no son los adecuados. El hecho de introducir azúcares simples en la dieta incrementa el riesgo de que dicho problema aparezca.

No obstante, los protocolos de ayuno intermitente parecen útiles tanto en la prevención como en el manejo de dicha enfermedad. De acuerdo con una investigación publicada en la revista Experimental and Clinical Endocrinology & Diabetes, su implementación ayuda a controlar la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2. Además, reduce la resistencia a la insulina.

Por otro lado, los adultos sanos que hacen ayunos tienen menos riesgo de enfermedades metabólicas, tal y como lo expone un estudio publicado en la revista Ageing Research Reviews.

 

El hecho de llevar a cabo una restricción de la ingesta calórica consigue disminuir el riesgo de patologías asociadas al envejecimiento, lo cual se atribuye a la promoción de una mayor flexibilidad metabólica.

El ayuno intermitente y las enfermedades metabólicas
Hasta ahora, algunos estudios han determinado que el ayuno intermitente puede ser útil para el manejo de trastornos metabólicos.

Lee también: Beneficios y mitos del ayuno intermitente

Las enfermedades cardiovasculares y el ayuno intermitente

Otro grupo de enfermedades cuya tasa es elevada en países desarrollados son las de tipo cardiovascular. Muchas de ellas se vinculan a una mala alimentación y al sedentarismo. La inflamación sistémica promocionada por la ingesta de grasas de tipo trans consigue incrementar el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Para contrarrestar dicha situación, se propone la implementación de modelos de ayuno intermitente. Durante la restricción calórica se estimulan los procesos de autofagia y se modula de manera positiva la inflamación, lo cual repercute en el perfil lipídico y en el riesgo de problemas relacionados con el corazón o la circulación.

No obstante, la evidencia actual sugiere que los efectos beneficiosos del ayuno intermitente sobre la reducción de enfermedades cardiovasculares son más sólidos en animales que en humanos, al menos de momento. De todos modos, existen evidencias sobre cómo la implementación del ayuno podría traer consecuencias positivas sobre el perfil lipídico.

 

La importancia de los niveles de colesterol sobre la prevención de la enfermedad cardiovascular es otro de los puntos sobre los que existe cierta controversia, aunque aumentar los niveles de HDL sugiere un buen estado de salud.

Ayuno intermitente para prevenir enfermedades
Hasta la fecha, las evidencias apuntan a que el ayuno intermitente tiene efectos positivos en la salud cardiovascular. Sin embargo, son necesarias más investigaciones.

Descubre: El ayuno intermitente ayuda a reducir la inflamación

¿El ayuno intermitente puede prevenir enfermedades?

Que el ayuno intermitente sirva o no para prevenir enfermedades depende de las características de cada persona. Por ahora, las evidencias muestran que los efectos fisiológicos de la restricción calórica son positivos en muchos casos. Sin embargo, debe ser un profesional en nutrición el que determine si es conveniente llevarlo a cabo.

El hecho de reducir la ingesta de azúcares y respetar los ciclos circadianos de la producción hormonal, en ausencia de alimentación, parece determinante en lo que a reducción del riesgo de desarrollar patologías se refiere.

Considerando esto, la restricción calórica puede ser útil para disminuir las probabilidades de obesidad, diabetes tipo 2 y otros trastornos metabólicos. Incluso, se ha propuesto como complemento a la farmacología debido a su capacidad para aumentar la autofagia.

 

En cualquier caso, como ya lo comentamos, aún no hay estudios sólidos respecto a todos estos beneficios. En la actualidad es un tema que se sigue investigando y, por tanto, no se debe tomar a la ligera.

  • Stockman MC, Thomas D, Burke J, Apovian CM. Intermittent Fasting: Is the Wait Worth the Weight?. Curr Obes Rep. 2018;7(2):172-185. doi:10.1007/s13679-018-0308-9
  • Li C., Sadraie B., Steckhan N., Kessler C., et al., Effects of a one week fasting therapy in patients with type 2 diabetes mellitus and metabolic síndrome- a randomized controlled explorative study. Exp Clin Endocrinol Diabetes, 2017. 125 (9): 618-624.
  • Béliveau R, Gingras D. Role of nutrition in preventing cancer. Can Fam Physician. 2007;53(11):1905-1911.
  • Locke A, Schneiderhan J, Zick SM. Diets for Health: Goals and Guidelines. Am Fam Physician. 2018;97(11):721-728.
  • Brandhorst S., Longo VD., Fasting and caloric restriction in cancer prevention and treatment. Recent Results Cancer Res, 2016. 207: 241-66.
  • Tinsley GM., Horne BD., Intermittent fasting and cardiovascular disease: current evidence and unresolved questions. Future Cardiol, 2018. 14 (1): 47-54.
  • Mattson MP., Longo VD., Harvie M., Impact of intermittent fasting on health and disease processes. Ageing Res Rev, 2017. 39: 46-58.