Azitromicina

Rayma Moreno 26 diciembre, 2017
En dado caso de presentar alguna reacción adversa bajo el uso de azitromicina, suspenda su uso y consulte al médico.

Los antibióticos son una clase de fármacos que se emplean cuando se presenta alguna infección, bien sea de tipo viral o bacteriana. Su objetivo consiste en matar o impedir el crecimiento y reproducción de ciertos microorganismos, con lo cual se potencia nuestro sistema inmunológico. De esta forma, se crean los anticuerpos suficientes para poder combatir dicha infección, y se elimina al agente causal.

Existen muchas clases de antibióticos dirigidos a distintos tipos de infecciones. Aunque muchas personas abusan de la automedicación de los antibióticos, es un tema realmente serio, debido a que son medicamentos de cuidado que deben suministrarse bajo prescripción médica.

¿Qué es la azitromicina?

Qué es la azitromicina

La azitromicina es un antibiótico que pertenece al grupo de antibióticos macrólidos, cuyo componente principal o macrólido más utilizado es la eritromicinaSe utiliza para tratar exclusivamente infecciones bacterianas, puesto que no funciona en resfriados, gripe o cualquier otra infección viral.

  • Bronquitis.
  • Neumonía.
  • Infecciones pulmonares.
  • Infección de oído y senos paranasales.
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Ver también: Remedio a base de antibióticos naturales para aliviar el dolor de garganta

Mecanismo de acción

Los antibióticos macrólidos prohíben la síntesis proteica de ciertos microorganismos que son sensibles, al encontrarse unidos de manera irreversible a la subunidad 50S que se encuentra en el ribosoma bacteriano. También se diferencian por inhibir una translocación de péptidos, convirtiéndolo en un bactericida con efecto post-antibiótico a largo plazo.

Farmacocinética de la azitromicina

Farmacocinética de la azitromicina

Este fármaco se puede administrar tanto por vía oral como por vía intravenosa. En el caso de una toma oral, su absorción es rápida y posee una biodisponibilidad del 37% que se puede ver afectada por los alimentos. Debido a esto se administra 1 o 2 horas antes de cada comida.

En el caso del uso de este fármaco en suspensión, este posee una absorción mucho más rápida; de hecho, aumenta con los alimentos hasta un 55%, sin alterar o modificar su biodisponibilidad.

Te recomendamos leer: ¿Cuáles son los antibióticos naturales?

¿Cómo se usa?

Dependiendo de la patología para la cual fue recetada, lo normal es consumirla por un periodo de 1 a 5 días con una toma diaria en su presentación de solución oral. En el caso de las tabletas su toma es de 1 por semana.

En el caso de azitromicina en polvo, es importante disolver el contenido del sobre en un vaso de agua, mezclar bien y tomar el contenido por completo. Si es solución de acción prolongada, es necesario agregar agua al frasco antes de la toma; aproximadamente ¼ de taza (60 ml) cerrar, revolver muy bien y consumir antes de las 12 horas luego de disuelto.

Efectos secundarios

Efectos secundarios

En caso de que presenten estos síntomas durante 2 o 3 días, es necesario que se consulte con el médico para evaluar qué está sucediendo y cómo se debe proceder al respecto. En algunos casos, pueden presentarse síntomas de mayor gravedad, los cuales requerirán atención inmediata.

En primer lugar, el paciente puede presentar dificultad para respirar, ritmo cardiaco irregular y, por tanto, cansancio. Además de pérdida del apetito y desmayos. Luego, al examinarse con detenimiento al paciente, se pueden evidenciar los siguientes síntomas:

  • Picazón.
  • Urticaria.
  • Hematomas.
  • Diarrea con sangre.
  • Orina de color oscuro.
  • Inflamación del rostro, ojos o garganta.

Precauciones a tener en cuenta

  • Informe siempre acerca de otros medicamentos que pueda estar tomando, bien sean vitaminas, antinflamatorios o cualquier otro medicamento con o sin prescripción médica.
  • Si sufre de alguna insuficiencia cardiaca, enfermedades renales o hepáticas consulte con su médico. Del mismo modo, si posee niveles bajos en sangre de magnesio o potasio es importante que lo notifique.
  • Indique a su médico si es alérgico a la azitromicina, eritromicina o cualquier otro antibiótico perteneciente a la familia de los macrólidos. Igualmente, si alguna vez ha tenido efectos secundarios con la toma de azitromicina, debe informar al respecto.
  • Si está tomando algún antiácido que contenga hidróxido de aluminio o de magnesio, consulte con su médico o farmaceuta. Este le indicará la distancia con la que deberá tomar su dosis para que no ocurra alguna reacción adversa.
  • Las mujeres que planeen un embarazo o ya estén embarazadas, deben seguir un régimen de toma controlado por su médico. Esto también aplica para mujeres en período de lactancia. Es de suma importancia llevar a cabo un control, ya que no solo se está cuidando la salud de la madre, sino también la del bebé.

Referencias

Azitromicina. En: IQB Disponible en: http://www.iqb.es/cbasicas/farma/farma04/a064.htm

Azitromicina. En: Vademecum.es Disponible en: https://www.vademecum.es/principios-activos-azitromicina-j01fa10

COSME, Verónica. Macrólidos. En: Infecto Disponible en: http://www.infecto.edu.uy/terapeutica/atbfa/macro/macrolidos.htm

Te puede gustar