Azitromicina

En dado caso de presentar alguna reacción adversa bajo el uso de azitromicina, suspenda su uso y consulte al médico.

La azitromicina es un antibiótico y, como tal, se utiliza contra infecciones. Su acción consiste en matar o impedir el crecimiento y reproducción de ciertos microorganismos. De esta forma, se crean anticuerpos suficientes para combatir la infección.

En primer lugar, puesto que muchas personas abusan de la automedicación, debemos advertir: Los antibióticos son medicamentos que deben suministrarse bajo prescripción médica.

¿Qué es la azitromicina?

Qué es la azitromicina

La azitromicina es un antibiótico del grupo de los macrólidos. Su componente principal es la eritromicina. Puesto que no funciona en infecciones virales, se utiliza para tratar las bacterianas:

  • Bronquitis.
  • Neumonía.
  • Infecciones pulmonares.
  • Infección de oído y senos paranasales.
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Ver también: Remedio a base de antibióticos naturales para aliviar el dolor de garganta

Mecanismo de acción

Los antibióticos macrólidos prohíben la síntesis proteica de ciertos microorganismos que son sensiblesAdemás, inhiben la translocación de péptidos. Por ello, es un bactericida con efecto post-antibiótico a largo plazo.

Farmacocinética de la azitromicina

Farmacocinética de la azitromicina

Este fármaco se puede administrar por vía oral o intravenosa.

  • En el caso de toma oral, su absorción es rápida. Además, posee una biodisponibilidad del 37%, así que se puede ver afectada por los alimentos. Por ello, se administra 1 o 2 horas antes de las comidas.
  • En el caso del uso de este fármaco en suspensión, posee una absorción mucho más rápida. De hecho, aumenta con los alimentos hasta un 55% sin alterar su biodisponibilidad.

Te recomendamos leer: ¿Cuáles son los antibióticos naturales?

¿Cómo se usa?

  • Dependiendo de la patología, lo normal es un tratamiento de 1 a 5 días con una toma diaria en su solución oral. En el caso de las tabletas, la toma es de 1 por semana.
  • En el caso solución en polvo, debe disolverse el contenido del sobre en un vaso de agua. Si es solución de acción prolongada, deberá agregarse agua al frasco antes de la toma. Deberá agregarse aproximadamente ¼ de taza (60 ml), y consumir antes de 12 horas luego de disuelto.

Efectos secundarios

Efectos secundarios

Si los síntomas aparecen durante 2 o 3 días, consulte al médico.

Por otra parte, pueden presentarse síntomas de mayor gravedad que requerirán atención inmediata. El paciente puede presentar dificultad para respirar, ritmo cardiaco irregular y, por tanto, cansancio. Además, puede experimentar pérdida del apetito y desmayos.

Después de examen, pueden evidenciarse también los siguientes síntomas:

  • Picazón.
  • Urticaria.
  • Hematomas.
  • Diarrea con sangre.
  • Orina de color oscuro.
  • Inflamación del rostro, ojos o garganta.

Precauciones a tener en cuenta

  • Informe acerca de otros medicamentos que pueda estar tomando. Ya sean vitaminas, antinflamatorios o cualquier otro medicamento con o sin prescripción médica.
  • Si sufre insuficiencia cardiaca, enfermedades renales o hepáticas, consulte a su médico.
  • Del mismo modo, si presenta niveles bajos de magnesio o potasio, debe notificarlo.
  • Indique a su médico si es alérgico a la azitromicina, eritromicina o cualquier otro antibiótico de la familia de los macrólidos.
  • Si alguna vez ha sufrido efectos secundarios con la toma de azitromicina, debe informar al respecto.
  • Consulte a su médico si está tomando algún antiácido con hidróxido de aluminio o magnesio.
  • Las mujeres que planeen un embarazo o estén embarazadas deben seguir un tratamiento controlado por su médico. También en caso de mujeres en período de lactancia. Es de suma importancia llevar a cabo un control, ya que no solo se trata de la salud de la madre.