Azufre: usos y beneficios para la salud

Elena Martínez 17 mayo, 2015
A continuación, te comentamos qué nos aporta el azufre tanto en salud como en belleza, así como los alimentos que lo contienen en mayor medida.

El azufre es un oligoelemento que está presente en el organismo, en cierta cantidad, que contribuye al metabolismo. Se adquiere mediante la ingesta de diversos alimentos ricos en proteínas, así como de suplementos varios. Y, al igual que ocurre con otros nutrientes, su déficit, puede llegar a afectar la salud.

Con una dieta equilibrada se puede obtener todo tipo de beneficios, no obstante, en caso de que, tras una evaluación física, el médico indique que es necesario recurrir a los suplementos, será necesario seguir sus consejos. Ahora bien, el azufre es un elemento que no solo puede aprovecharse mediante la dieta.

Funciones y beneficios

Las funciones del azufre están estrechamente relacionadas a los beneficios que aporta para la salud del organismo. Además de ayudar a regular al sistema nervioso, mantiene la oxigenación cerebral, en conjunto con las vitaminas del grupo B, y también:

  • Mejora la función del hígado, ya que contribuye con la correcta secreción biliar. También ayuda a depurar el organismo de forma natural.
  • En líneas generales, el azufre también favorece tanto el trasporte como el equilibrio de los otros minerales en el organismo.
  • Promueve el buen funcionamiento de la insulina en el organismo. Por ende, regula los niveles de glucosa en sangre.
  • El azufre es fundamental para la síntesis de la queratina y el colágeno. Por ello, se dice que considera que colabora de forma activa en los tratamientos para la piel, el cabello y las uñas.
  • Mejora la función digestiva ya que interviene en la síntesis del glutatión.
  • Mejora el metabolismo de las grasas y de los hidratos de carbono.
  • Alivia los dolores causados por las enfermedades reumáticas.

Cabe destacar que, como oligoelemento, se suele tomar una dosis de 2 miligramos, en ayunas, debajo de la lengua y no más, dado que puede resultar contraproducente.

Usos cosméticos del azufre

Acne

El azufre, tanto si forma parte de los componentes de los productos cosméticos como si lo consumimos a través de los alimentos, nos permite cuidar la salud de la piel, el cabello y las uñas, gracias a las siguientes propiedades:

  • Promueve la formación de la queratina y el colágeno, los cuales mejoran la firmeza y elasticidad de la piel.
  • Ayuda a eliminar las toxinas que se acumulan en la piel.
  • Calma los eczemas y las alergias cutáneas.
  • Combate las bacterias y los hongos.
  • Reduce el acné.
  • Uniformiza la pigmentación de la piel.
  • Fortalece las uñas y el cabello.

¿Cuándo se recomienda consumir azufre?

Según los puntos anteriores, el consumo de azufre como suplemento o el aumento del consumo de alimentos ricos en azufre se recomienda, en especial, a aquellas personas que padecen:

  • Acné.
  • Psoriasis.
  • Dermatitis.
  • Alopecia.
  • Alergias.
  • Diabetes.
  • Fibromialgia.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Niveles altos de colesterol o triglicéridos.
  • Trastornos nerviosos como ansiedad, estrés o depresión.
  • Congestión hepática y dificultad a la hora de digerir los alimentos.

Alimentos ricos en azufre

Cebolla y ajo

Si no padecemos ningún trastorno pero queremos aumentar el consumo de azufre, lo más natural y efectivo es aumentar la ingesta de aquellos alimentos que lo contienen, que en primera instancia vienen a ser las carnes, pescados y mariscos, y también:

Frutas

  • Ciruela.
  • Mango.
  • Pomelo.
  • Manzana.

Verduras, legumbres y otros

  • Col.
  • Ajo.
  • Brócoli.
  • Cebolla.
  • Mostaza.
  • Pepino.
  • Espinacas.
  • Espárrago.
  • Zanahoria.
  • Germen de trigo.
  • Levadura de cerveza.
  • Yema de huevo (cruda).
  • Semillas de girasol.

Suplementos y productos con azufre

agua-con-azufre

  • Champúes: para los problemas del cabello como caspa, dermatitis seborreica o alopecia.
  • Cremas y lociones limpiadoras para la piel: para impurezas y para ayudar a mejorar la textura de la piel.
  • Jabones: para pieles acneicas, con exceso de grasa y tendencia a la sobreinfección.
  • Metilsulfonilmetano (MSM): se trata de un compuesto a base de azufre orgánico que se prescribe generalmente para mejorar los cartílagos, huesos, tendones y músculos. Los suplementos suelen contener 1.000 mg por cápsula y se suelen recomendar 2 o 3 comprimidos al día.
  • Aguas azufradas: Los balnearios y termas naturales se clasifican en función del tipo de agua, que puede ser más o menos abundante en determinados minerales. Las aguas termales azufradas o sulfuradas, que destacan por su característico olor, son excelentes para tratar todo tipo de problemas de piel.
  • Remedio homeopático o Sulphur. La ventaja es que actúa tanto a nivel físico como emocional, pero debe ser un profesional homeópata quien nos lo recete según nuestro caso particular.
  • Barras: este sorprendente remedio es muy difícil de encontrar en la mayoría de países, aunque en otros hace ya décadas que se usa para aliviar de manera inmediata las contracturas de la espalda. Solo tiene que deslizarse sobre las zonas afectadas hasta que la barrita se rompe, lo cual significa que ha funcionado.

Recomendamos consultar siempre con un profesional de la salud antes de tomar cualquier suplemento natural, en especial, si tomamos medicación o sufrimos algún problema de salud.

Te puede gustar