Babesiosis

Después de haber estado en zonas de riesgo, es necesario revisar la ropa y accesorios, ya que así podremos asegurarnos de que no hay ninguna garrapata que pueda picarnos y merodear en nuestro hogar.

La babesiosis es una enfermedad de origen infeccioso. Se trata de una patología grave que afecta a los glóbulos rojos. Hasta hace poco, pertenecía al grupo de enfermedades poco comunes, pero ha habido un aumento de casos recientemente en países americanos.

Causas y contagio

La enfermedad se debe a la infección por parásitos unicelulares del género Babesia. El agente infeccioso se reproduce dentro de los glóbulos rojos (también llamados eritrocitos o hematíes).

En general, la transmisión de esta enfermedad se produce a través de las garrapatas. Por ello se dice que son vectores de la babesiosis, es decir, un eslabón intermedio entre el protozoo y su afectación al ser humano. Hay otros microorganismos que se transmiten mediante la picadura de la garrapata, como es el caso de la enfermedad de Lyme.

En los países menos desarrollados sigue produciéndose contagio a través de las transfusiones sanguíneas. Es menos común en nuestro medio, pero puede suceder también. Por este mismo motivo es tan importante hacer un análisis del donante y comprobar que no tiene ningún tipo de enfermedad transmisible para el receptor.

Visita este artículo: Remedios naturales para aumentar los glóbulos rojos

Síntomas de la babesiosis

Garrapatas

La babesiosis presenta manifestaciones muy variables:

  • Casos asintomáticos. Los enfermos no padecen síntomas de ningún tipo.
  • Síntomas inespecíficos. Algunos pacientes tienen febrícula (fiebre muy leve), malestar general y anemia (baja concentración de hemoglobina en sangre). Se trata de síntomas que se asocian a varias patologías, por lo que es difícil diagnosticarlo únicamente basándose en el cuadro clínico.
  • Casos graves. Los pacientes sufren náuseas, mialgias (dolores musculares generalizados), dolor de cabeza, fallos en el aparato respiratorio y fiebres muy elevadas (normalmente alcanzan temperaturas superiores a los 40ºC).

Diagnóstico

El diagnóstico es difícil. El principal problema para diagnosticar de forma precoz reside en la poca especificidad de los síntomas iniciales. A veces pasan totalmente desapercibidos y otras son tan poco específicos que podría tratarse de otras muchas enfermedades.

Además, cuando las manifestaciones son graves, puede confundirse con la malaria. Los síntomas son llamativos, la enfermedad se encuentra muy avanzada

Por todo ello, el diagnóstico clínico es muy complicado y en la mayoría de los casos se realiza por un estudio en laboratorio. Simplemente se extrae una muestra de sangre del paciente y se analiza en el microscopio.

Grupos de riesgo

Grupos de riesgo

Las personas que se encuentran en mayor riesgo de infectarse con la babesiosis son las siguientes:

  • Los ancianos.
  • Los adultos jóvenes.
  • Los pacientes inmunodeprimidos (en especial, aquellos con cáncer y SIDA).

La babesiosis aparece donde haya la garrapata que la transmite. Por lo que las personas que viven en zonas con mucha vegetación tienen más riesgo de padecer la enfermedad. Los grupos mencionados anteriormente tienen una característica en común, se trata de la debilidad del sistema inmune (bien porque todavía se está desarrollando, porque está atrofiado, o porque no funciona correctamente).

¿No lo sabías? ¿Qué destruye y debilita el sistema inmune?

Tratamiento

Los casos más leves de pacientes con babesiosis se resuelven sin ningún tipo de tratamiento. Solo sería necesario esperar a que el sistema inmune haga su función y elimine por completo el parásito causante de la infección. Sin embargo, en los casos más agudos sí es necesario un tratamiento coadyuvante, aparte de la acción del sistema inmune.

Tradicionalmente se empleaba una combinación de dos tipos de fármacos: la quinina y la clindamicina, pero no siempre era bien tolerados y muchos pacientes presentaban efectos secundarios indeseados.

Actualmente, la pauta a seguir consiste en administrar azitromicina y atovaquone. En cualquier caso, se trata de medicamentos antiprotozoarios que destruyen el agente infeccioso

Al ser una enfermedad que utiliza como diana nuestros glóbulos rojos, la anemia puede llegar a ser intensa. Esta condición es muy grave y afecta al aporte de oxígeno a las células, recordemos que la hemoglobina es la proteína encargada de fijar las moléculas de oxígeno a los glóbulos rojos. Ante una anemia intensa puede ser necesario realizar una transfusión sanguínea junto al tratamiento farmacológico.

Prevención de la babesiosis

Prevención de la babesiosis

Para evitar esta enfermedad, es importante tomar una serie de medidas cuando nos encontremos al aire libre. Lo más importante es utilizar repelente de garrapatas. Aunque también se recomienda evitar pasar tiempo cerca de arbustos o plantas bajas y llevar ropa de manga larga. De este modo, la superficie corporal expuesta se reduce a un área desprotegida muy pequeña.

Te puede gustar