3 bailes que ayudan a tonificar las piernas y glúteos

27 abril, 2016
No es necesario practicarlos a nivel profesional para aprovechar sus beneficios. Los bailes nos ayudan a mejorar nuestra motricidad y favorecen nuestra salud en múltiples aspectos

Bailar está de moda; pero no solo como diversión los fines de semana o durante las celebraciones.

Tanto profesionales en salud, como bailarines están recomendado esta práctica como una forma divertida de ejercitar el cuerpo.

Y es que, aunque muchos no lo saben, esta actividad que tanto placer nos genera es una excelente manera de activar los sistemas del cuerpo, eliminar el estrés y obtener muchos otros beneficios para la salud.

Una de las principales ventajas que se destaca sobre otros tipos de ejercicios es que es una forma distinta de vencer el sedentarismo y comenzar a quemar calorías.

Hay una gran variedad de ritmos que permiten ponerlo en práctica, ya sea solos, en pareja e incluso en grupos.

Además, haciéndolo de forma regular, podemos moldear y tonificar partes del cuerpo que con otras actividades suele ser difícil.

Este es el caso de tres formas de baile que queremos compartir a continuación, las cuales permiten reafirmar y tonificar dos de los atractivos físicos más importantes: las piernas y los glúteos. ¡Descúbrelos!

1. Bailando kizomba

Kizomba

La kizomba es un baile de origen africano que empezó a conquistar a las personas en la década de los 80.

Por el número de calorías que ayuda a quemar y las áreas del cuerpo que trabaja, en la actualidad muchos gimnasios están trabajando a su ritmo.

Sirve para la tonificación de las piernas, los glúteos, la cintura y la corrección de la postura corporal.

Ver también: 6 ejercicios rápidos con los que conseguirás unos glúteos firmes

¿Cuáles son sus beneficios?

En primer lugar, es importante destacar que es perfecto para estimular la actividad metabólica, lo que incrementa el gasto energético y la pérdida de grasa.

Como activa la circulación e incrementa la oxigenación, también contribuye a lubricar las articulaciones, evitando el desgaste de sus cartílagos.

Los huesos en movimiento se fortalecen y, a largo plazo, esto resulta clave en la prevención de la osteoporosis o pérdida de la densidad ósea.

Es un ejercicio cardiovascular, es decir, sirve para fortalecer el músculo cardíaco y todo el sistema arterial.

Puede servir como complemento para tratar la celulitis, ya que favorece la eliminación de toxinas y líquidos retenidos.

Por supuesto, es una de las mejores actividades para lograr esas piernas y trasero que tanto deseas.

2. Bailando salsa

Salsa

La salsa es un ritmo de origen caribeño que tuvo sus inicios a principios de los años 70. Desde entonces y hasta la fecha, no ha dejado de ser uno de los géneros y bailes preferidos por millones de personas.

Sus ritmos están influenciados por la música africana y el jazz, y con el paso de los años también ha incorporado otros géneros.

El baile es vistoso, entretenido y, de hecho, se convirtió en un espectáculo de talla mundial.

Dependiendo de la velocidad que se maneje con cada movimiento, se pueden quemar entre 350 y 400 calorías por cada hora de práctica.

¿Cuáles son sus beneficios?

Las personas que bailan salsa de forma regular están trabajando la mayoría de los músculos de su cuerpo. Según la canción y el tipo de rutina, es posible fortalecer las piernas, el abdomen, los glúteos y otras áreas clave para moldear la figura.

Los movimientos que se realizan sirven para estimular la circulación sanguínea, por lo que mejora la salud arterial y cardíaca.

Además, se potencia la resistencia física a un nivel muy importante, lo que hace que poco a poco incremente la disposición para el ejercicio.

Te recomendamos leer: Método natural para bajar la presión arterial en 5 minutos sin medicamentos

3. Bailando bachata

Bachata

La bachata es un ritmo sureño que surgió hace varias décadas en República Dominicana. El ritmo manera tiempos más lentos que el merengue, lo que exige un poco de sutileza en el movimiento y coordinación de las piernas, caderas y brazos.

En los últimos años ha ganado más popularidad, ya que son muchos los que quieren aprender a dominar los pasos y movimientos corporales que requiere.

Con cada sesión de 45 minutos se llegan a perder entre 250 y 350 calorías.

¿Cuáles son sus beneficios?

Aunque algunas canciones son de paso lento, la mayoría exigen un poco de resistencia física y concentración. Debido a esto, es un ritmo idóneo para trabajar las piernas, la cintura y los glúteos.

Tras adquirir las habilidades que requiere, se convierte en un aliado para la salud articular, ósea y de la columna vertebral.

Por otro lado, activa la circulación, fortalece el corazón y es una buena opción para bajar una cantidad considerable de peso.

¡Recuerda!

No necesitas ser un experto en baile o inscribirte en una academia para poner en práctica los movimientos de estos tres bailes saludables.

Si te animas, vas a dominar poco a poco sus movimientos hasta hacerlos con toda la comodidad.

Trata de hacer una rutina como mínimo tres veces a la semana, dejando dos días para el descanso. Puedes empezar con un ritmo, o bien, combinar los tres en una misma sesión.

 

 

Te puede gustar