Baja tus niveles de colesterol malo con estos 5 remedios caseros

Carolina Betancourth·
06 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
31 Enero, 2019
Si sustituyes las bebidas industriales (como los refrescos y las aguas saborizadas) por bebidas naturales, podrás mejorar en parte tus hábitos alimenticios.

La hipercolesterolemia, es decir, la acumulación excesiva de colesterol en las arterias, es un trastorno cuyo número de afectados va en aumento. Baja tus niveles de colesterol malo con los remedios caseros que te presentaremos a continuación.

La sustancia lipídica, que se produce de forma natural en el hígado, está presente en muchos alimentos que hacen parte de la dieta y, debido a esto, el organismo la retiene en cantidades inapropiadas.

Como consecuencia, aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares crónicas y, de hecho, se ve comprometido el buen funcionamiento de otros sistemas vitales.

Lo más preocupante es que no suele manifestarse con síntomas contundentes y, la mayor parte de las veces, se detecta cuando ya ha generado alguna complicación.

Debido a esto es conveniente mantener un estilo de vida saludable. Para ello se recomienda moderar el consumo de grasas y aumentar la ingesta de los alimentos sanos, como las frutas y los vegetales.

Remedios caseros para bajar el colesterol malo

Según creencias, los siguientes remedios caseros podrían ayudar a bajar el colesterol malo. Sin embargo, no existe evidencia científica de que estos, por sí solos, tengan tal efecto. Por tanto, lo ideal sería incluirlos dentro de un estilo de vida saludable.

1. Ajo y limón

Bebida de limón

Según la sabiduría popular, el consumo regular de ajo y limón puede ayudar a bajar los niveles de colesterol malo. Además, se considera que como ambos alimentos tienen antioxidantes, podrían contribuir en cierta forma con la salud de todo el organismo.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo.
  • El zumo de ½ limón.

Preparación

  • Exprime el zumo de limón y reserva un momento.
  • Aparte, pela el diente de ajo y asegúrate de que esté completamente blanco.
  • Por último, procede a triturar el diente de ajo con el mortero. Cuando lo hayas convertido en una pasta, mézclalo con el zumo de limón. 
  • Puedes consumir el remedio con una cucharilla (aunque así tendrá un sabor muy fuerte) o puedes diluirlo en un vaso con agua.

2. Agua con perejil y limón

El perejil puede ser un ingrediente para laborar jugos saludables.

El agua de perejil y limón es una bebida refrescante que puede ayudarte a sustituir los refrescos y demás bebidas industriales que solo contribuyen con el aumento del colesterol malo y el desarrollo de otros problemas de salud. Para prepararla, solo necesitarás que ambos ingredientes estén bien frescos.

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón
  • 1 rama de perejil fresco.
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Exprime el zumo de medio limón y añádelo al vaso de agua.
  • Remueve con una cucharita para integrar bien.
  • Lava y escurre bien el perejil. A continuación, pícalo lo más fino que puedas.
  • Coloca el perejil en el vaso con agua y limón.
  • Remueve con la cucharita nuevamente y consume al momento.

3. Pepino y guayaba

Si al clásico jugo de guayaba le añades una hortaliza rica en agua, como el pepino, obtendrás un remedio casero para bajar tus niveles de colesterol malo de forma natural. Para poder apreciar resultados, recuerda consumirlo dentro de una dieta equilibrada.

Ingredientes

  • ½ pepino.
  • 2 guayabas.
  • ½ vaso de agua (125 ml).

Preparación

  • Lava y escurre bien el pepino. No hace falta pelarlo, pero sí deberás cortarlo en trozos pequeños (o rodajas finas si así lo prefieres).
  • Ahora, procede a extraer la pulpa de las guayabas.
  • Coloca ambos ingredientes en la licuadora junto con el medio vaso de agua y procesa hasta homogeneizar.
  • Sirve y consume al momento.
  • Para que tenga un gusto ligeramente dulce, es recomendable que utilices guayabas maduras.

4. Agua de piña y jengibre

Jugo de piña, limón y linaza espeso.

Esta bebida se puede consumir tanto caliente como fría. Todo dependerá de tus preferencias. Por otra parte, ten en cuenta que el jengibre es una especia que está contraindicada en algunos casos, por lo que sería recomendable consultar con tu médico antes de incorporarla de alguna forma a tu dieta.

Ingredientes

  • 3 rodajas de piña.
  • 3 vasos de agua (750 ml).
  • 1 cucharada de jengibre rallado (10 g).

Preparación

  • Corta las rodajas de piña en varios trozos, sin quitarles la cáscara, y ponlas a hervir en una olla con agua.
  • Una vez el agua alcance su punto de ebullición, apaga el fuego y agrégale el jengibre rallado.
  • Deja que el líquido repose unos minutos hasta que alcance una temperatura apta para el consumo.
  • Cuela y sirve.

5. Ajonjolí, manzana y avena

En vista de que la avena es un alimento muy recomendable para complementar la dieta y, sobre todo, en pacientes con el colesterol alto A continuación te proponemos que elabores la siguiente bebida. Te resultará deliciosa, saciante y refrescante. 

Ingredientes

  • 1 manzana.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 2 cucharadas de avena (20 g).
  • 1 cucharada de ajonjolí (10 g).

Preparación

  • Incorpora la cucharada de ajonjolí en un vaso de agua hirviendo y déjalo reposar toda la noche.
  • A la mañana siguiente, pasa el líquido al vaso de la licuadora y mézclalo con una manzana y la avena.
  • Procesa todo hasta obtener un licuado homogéneo.
  • Sirve y consume con moderación como parte de tu desayuno o merienda a media mañana. 

¿Qué más puedes hacer para bajar el colesterol?

Método CaCo: adelgazar caminando
El método CaCo consiste en caminar y correr por intervalos. Es una forma suave de hacer ejercicio físico.

Ten en cuenta que, por sí sola, ninguna bebida será capaz de hacer que tengas buena salud. Puedes consumir alguna si lo deseas, pero siempre como complemento de una dieta equilibrada. 

Para bajar tus niveles de colesterol, lo mejor que puedes hacer es seguir las indicaciones de tu médico y a la par de ello, mejorar tus hábitos. Deberás aprender a comer sano y hacer ejercicio a diario, mínimo, unos 30 o 40 minutos al día.

Si tienes dudas acerca de qué puedes hacer en tu día a día para mejorar tu estilo de vida, consulta con tu médico. También puedes consultar la información de los expertos de la Fundación Española del Corazón.