Baja tus niveles de colesterol malo con estos 5 remedios caseros

La acumulación de placas de colesterol malo (LDL) puede llegar a causarnos graves problemas cardiovasculares, por lo que es fundamental depurar el organismo para mantener sus niveles controlados

La hipercolesterolemia, es decir, la acumulación excesiva de colesterol en las arterias, es un trastorno cuyo número de afectados va en aumento.

Esta sustancia lipídica, que se produce de forma natural en el hígado, está presente en muchos alimentos que hacen parte de la dieta y, debido a esto, el organismo la retiene en cantidades inapropiadas.

Como consecuencia, aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares crónicas y, de hecho, se ve comprometido el buen funcionamiento de otros sistemas vitales.

Lo más preocupante es que no suele manifestarse con síntomas contundentes y, la mayor parte de las veces, se detecta cuando ya ha generado alguna complicación.

Debido a esto es conveniente mantener un estilo de vida saludable. Para ello se recomienda moderar el consumo de grasas y aumentar la ingesta de los alimentos que facilitan su eliminación.

Teniendo en cuenta que muchos están tratando de controlarlo, hoy queremos compartir 5 remedios caseros que resultan beneficiosos.

¡Pruébalos!

1. Ajo y limón

Bebida de ajo y limón

El ajo crudo y el zumo de limón contienen sustancias antioxidantes que contribuyen a remover las grasas que se acumulan en las arterias.

Ambos alimentos depuran la sangre y ayudan a prevenir los trastornos causados por el exceso de inflamación.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo crudo
  • El zumo de ½ limón

Preparación

  • Tritura un diente de ajo crudo y mezcla la pasta con el zumo de medio limón.

Modo de consumo

  • Ingiere el preparado en ayunas, mínimo durante 3 semanas.

Lee también: Las bondades del ajo negro

2. Vino y perejil

El remedio de vino tinto y perejil es una antigua receta que se ha empleado como complemento para la reducción del colesterol malo (LDL).

Sus antioxidantes ayudan a frenar la acumulación de lípidos en las arterias y, de paso, evitan las obstrucciones y la hipertensión.

Ingredientes

  • 2 vasos de vino tinto (400 ml)
  • 3 cucharadas de perejil (30 g)

Preparación

  • Incorpora el vino tinto en una botella o frasco y, a continuación, agrégale el perejil finamente picado.
  • Deja reposar el producto durante 12 días e inicia su ingesta.

Modo de consumo

  • Toma una copita (100 ml) de la bebida después de cada comida principal.
  • Continúa el tratamiento durante 2 semanas.

3. Pepino y guayaba

Jugo de pepino

Un jugo natural de pepino y guayaba estimula la función de los órganos excretores del cuerpo para ayudar a remover el colesterol malo (LDL).

Este contiene grandes cantidades de fibra dietética y antioxidantes que, al ser asimilados, reducen la absorción de este lípido en el intestino.

Ingredientes

  • ½ pepino
  • 2 guayabas
  • ½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

  • Trocea los ingredientes e introdúcelos en la licuadora con medio vaso de agua.
  • Procesa todo durante un par de minutos y sirve la bebida de inmediato.

Modo de consumo

  • Ingiere el jugo en ayunas, mínimo 3 veces a la semana.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 razones para consumir zumo de pepino

4. Agua de piña y jengibre

El poder diurético y depurativo del agua de piña con jengibre ayuda a estimular las funciones metabólicas y disminuye la acumulación de lípidos en las arterias.

Estas propiedades combaten la inflamación causada por la retención de líquidos y, entre otras cosas, reducen el riesgo de presión arterial alta.

Ingredientes

  • 3 rodajas de piña con cáscara
  • 3 vasos de agua (600 ml)
  • 1 cucharada de jengibre rallado (10 g)

Preparación

  • Corta las rodajas de piña en varios trozos, sin quitarles la cáscara, y ponlas a hervir con los vasos de agua.
  • Una vez llegue a ebullición, apaga el fuego y agrégale el jengibre rallado.
  • Deja que repose hasta que alcance una temperatura apta para el consumo y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma 3 vasos de bebida al día, antes de cada comida principal.
  • Realiza el tratamiento, por lo menos, 3 veces a la semana.

5. Ajonjolí, manzana y avena

batido-de-manzana

Un licuado elaborado con té de ajonjolí, manzana y avena nos ayuda a limpiar las arterias para bajar los niveles de colesterol  y triglicéridos.

Estos alimentos aportan cantidades importantes de fibra, vitaminas y minerales cuya absorción mejora la digestión y protege la salud cardiovascular.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ajonjolí (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 manzana verde
  • 2 cucharadas de avena (20 g)

Preparación

  • Incorpora la cucharada de ajonjolí en un vaso de agua hirviendo y déjalo reposar toda la noche.
  • A la mañana siguiente, pasa el líquido al vaso de la licuadora y mézclalo con una manzana verde y la avena.
  • Procesa todo hasta obtener un licuado homogéneo.

Modo de consumo

  • Consume el licuado en ayunas y espera por lo menos 30 minutos para desayunar.
  • Tómalo durante 3 semanas seguidas.

Como puedes ver, para bajar tus niveles de colesterol malo te conviene añadir algunos complementos alimentarios en tu dieta.

Prepara el remedio que más te llame la atención y consúmelo según las recomendaciones dadas para obtener buenos resultados.