¿Cómo bajar la fiebre de manera natural?

Yamila Papa Pintor · 7 octubre, 2013
A continuación te comentamos cómo puedes bajar la fiebre de manera natural con algunos métodos muy simples, pero, sin duda, eficaces.

La fiebre puede ser un síntoma de diversas enfermedades y, en cualquier caso, no es conveniente automedicarse sin antes consultar con el médico. Sin embargo, sí es válido recurrir a ciertas medidas para ayudar a bajar la fiebre de forma natural y promover el alivio.

Las siguientes medidas giran en torno a la buena hidratación. Cuando el organismo dispone de suficiente líquido se le hace mucho más fácil funcionar correctamente y esto se traduce en:

  • Lubricación de las articulaciones.
  • Buena regulación de la temperatura.
  • Buena absorción de los nutrientes al realizar la digestión.
  • Recuperación de los minerales y electrolitos perdidos al sudar.

Métodos simples pero eficaces

Recordemos que el cuerpo humano está conformado por un alto porcentaje de agua (un 60 %, es decir, más de la mitad del peso corporal total).

Por lo tanto, este viene a ser un elemento imprescindible para las células que debe ser suministrado de forma regular y, en especial, cuando hay malestar o enfermedad.

Así que, a la hora de bajar la fiebre, en primera instancia, se debe recurrir a la hidratación. Ahora bien, no se trata de beber una cantidad excesiva de agua ni de recurrir a cualquier tipo de bebida.

Se trata de recurrir a aquello que puede ayudar a equilibrar el funcionamiento del organismo mediante la reposición de sales, minerales y electrolitos.

Beber agua, sin exagerar

Las National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine (Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina) determinaron que el consumo diario adecuado de líquido es el siguiente (1):

  • Aproximadamente 15 1/2 tazas (3,7 litros) de líquido para los hombres
  • Aproximadamente 11 1/2 tazas (2,7 litros) de líquido por día para las mujeres

Estas recomendaciones incluyen los líquidos provenientes del agua, las bebidas y los alimentos. Aproximadamente el 20 por ciento del consumo diario de líquido suele provenir de los alimentos y el resto de las bebidas.

También resulta totalmente contraproducente beber cantidades exageradas de agua, puesto que lejos de hidratar, solo ocasionará la disolución de las sales corporales (hiponatremia).

Es importante no ignorar la sed e hidratarse cada vez que esta se presente, sobre todo, cuando hay fiebre. Beber con calma, dar sorbos pequeños pero frecuentes, ayudará al organismo a recuperar el equilibrio y, por ende, la temperatura corporal correcta.

Vaso de agua.

No comer demasiado

Del mismo modo que el exceso de líquidos puede ser perjudicial, también es recomendable evitar realizar comidas copiosas cuando se tiene fiebre.

La razón es que, al hacer la digestión después de comer, el cuerpo realiza un gasto energético que, en pocas palabras, mantiene la temperatura alta. Por ello, lo más conveniente es realizar varias pequeñas comidas ligeras a lo largo del día. En este sentido, las mejores opciones vendrán a ser los caldos, las sopas y otras recetas fáciles de digerir.

Lee también: Tips para comer menos carbohidratos

Remedios naturales para bajar la fiebre

Para bajar la fiebre de forma natural, además de las medidas anteriores, se puede optar por los siguientes remedios. Cabe acotar que, en el caso de los niños, es necesario consultar con el pediatra antes de administrarlos. 

1. Agua de uvas pasas

No existe evidencia científica sobre la eficacia del agua de uvas pasas para reducir la fiebre. Sin embargo, sí que sabemos que las pasas son una fuente rica concentrada de energía, vitaminas, electrolitos y minerales. Contiene un compuesto fitoquímico llamado resveratrol. Este compuesto presenta actividades antioxidantes, antiinflamatorias y de reducción de azúcar.

Se prepara de la siguiente manera: se coloca a hervir 7 tazas de agua y 1 de uvas pasas. Cuando rompa el hervor, se deja cocinar a fuego lento hasta que el líquido se reduzca a un tercio. Una vez listo, se apaga el fuego y se deja enfriar. Se puede beber media taza varias veces al día.

2. Infusión de salvia

El uso de la salvia para aliviar los síntomas de la fiebre no ha sido demostrado científicamente. Sin embargo, sí se ha hablado de sus propiedades antiinflamatorias.

La infusión de salvia se prepara de la siguiente manera: se toma un puñado de hojas frescas y se colocan en una taza con agua hirviendo. Se cubre la taza con una tapa y se deja reposar durante 10 minutos. Se puede beber con un toque de miel o unas gotas de limón.

Té de salvia.

3. Agua de lechuga

No ha sido demostrado científicamente, pero el agua de lechuga podría ser beneficioso para la fiebre.

Para preparar el agua de lechuga, hay que poner a hervir un litro de agua. A continuación se debe lavar y separar las hojas de toda la lechuga. Una vez separadas, se colocan las hojas y el corazón de la lechuga en el agua durante 15 minutos. Finalmente, se cuela la preparación y se bebe a modo de infusión.

Te puede interesar: 5 jugos vegetales para adelgazar que debes probar

4. Helado

Una forma alternativa de hidratar el cuerpo, bajar la fiebre y buscar el alivio podría ser disfrutar de un helado (2). Este será un remedio que los niños agradecerán puesto que se trata de un alimento agradable.

Helado de galleta

Otras maneras de aliviar el malestar consisten en tomar una ducha o baño de agua tibia así como colocarse compresas húmedas en la zona del cuello y la frente, aunque esto tampoco está demostrado científicamente como tratamiento para la fiebre.

De igual manera, lo mejor si se presenta fiebre es acudir al médico o al pediatra en el caso de los niños. El médico nos dará las pautas que necesitemos para bajar la fiebre.

  1. Agua: ¿cuánto tienes que beber todos los días?. (2018). Retrieved 15 August 2019, from https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/in-depth/water/art-20044256
  2. Fiebre: MedlinePlus enciclopedia médica. (2018). Retrieved 15 August 2019, from https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003090.htm
  3. Ogoina, D. (2011). Fever, fever patterns and diseases called “fever” – A review. Journal of Infection and Public Health. https://doi.org/10.1016/j.jiph.2011.05.002
  4. Georgin-Lavialle, S., Hentgen, V., Stankovic Stojanovic, K., Bachmeyer, C., Rodrigues, F., Savey, L., … Grateau, G. (2018). Familial Mediterranean fever. Revue de Medecine Interne. https://doi.org/10.1093/asj/sjy063
  5. Benninger, F., & Steiner, I. (2014). Fever. In Imaging Acute Neurologic Disease: A Symptom-Based Approach. https://doi.org/10.1017/CBO9781139565653.012
  6. Williamson, G., & Carughi, A. (2010). Polyphenol content and health benefits of raisins. Nutrition Research, 30(8), 511-519.