Bálsamo casero para problemas del cuero cabelludo

Bálsamo casero para problemas del cuero cabelludo

Es muy importante que, a la hora de elaborar el bálsamo, respetemos las cantidades exactas de los ingredientes ya que, de excedernos, podríamos obtener resultados adversos
bálsamo casero

Picores, eczemas, caspa, caída del cabello, sequedad o exceso de sebo, granitos… Son muchos los problemas que podemos tener en el cuero cabelludo. Por este motivo te explicamos cómo puedes elaborar en casa un bálsamo casero y natural para tratarlos.

Descubre en este artículo qué ingredientes lleva, cómo debes elaborarlo y de qué manera debes aplicártelo para notar una gran mejoría en muy poco tiempo.

Un bálsamo casero, natural y efectivo

Restaurar el cabello seco y maltratado

El bálsamo que proponemos en este artículo es muy fácil de preparar y está elaborado con ingredientes 100% naturales.

Además, es mucho más efectivo que cualquier champú que prometa resultados milagrosos, ya que estos productos convencionales contienen también sulfatos, parabenos y siliconas que dañan el cabello y desequilibran el pH y la producción de sebo natural.

Este bálsamo casero es, por lo tanto, un tratamiento natural que podemos realizarnos para tratar problemas del cuero cabelludo que conlleven una irritación, inflamación o descamación, así como para regular el sebo y mejorar la circulación capilar.

Lee también: 7 remedios con agua para equilibrar tu pH y depurar el organismo

Ingredientes

Qué necesitamos

Para preparar el bálsamo casero y que tenga la textura que necesitamos, necesitaremos las siguientes proporciones:

  • 6 ½ cucharadas de aceite de coco virgen extra (100 g)
  • 20 gotas de aceite esencial de romero.
  • 15 gotas de aceite esencial de árbol de té.
  • 30 gotas de aceite de ricino.
  • 30 gotas de jugo de limón.
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)

Aceite de coco

El aceite de coco virgen extra es un alimento que no puede faltar en nuestra alimentación ni entre nuestros productos cosméticos, ya que tiene infinidad de beneficios para la salud.

Es un ingrediente muy hidratante que se absorbe con facilidad en todo tipo de pieles, además de tener propiedades reguladoras del sebo y antibacterianas.

Aceite esencial  de romero

El romero es una planta medicinal que, aplicada sobre el cuero cabelludo, mejora el riego sanguíneo, previene la caída y potencia el crecimiento. La infusión de esta planta se ha usado desde la antigüedad para estos y otros fines, como prevenir la aparición de las canas.

Aceite esencial de árbol de té

Este aceite esencial nos ayuda a combatir todos los trastornos capilares causados por bacterias y hongos, como es el caso de la caspa. Incluso nos ayuda a eliminar los piojos.

Sus propiedades antifúngicas y antibacterianas son muy potentes en cualquier parte del cuerpo, pero siempre de uso externo.

Aceite de ricino

Este aceite tiene una textura muy densa, pero al mezclarlo con el resto de ingredientes facilitamos su aplicación. Es excelente para fortalecer la raíz del cabello y potenciar el crecimiento.

También se usa mucho en las pestañas con el mismo fin.

Jugo de limón

El jugo fresco de limón es un remedio limpiador y purificante que nos ayuda a eliminar el exceso de grasa gracias a sus propiedades astringentes, siempre y cuando lo usemos en la medida exacta ya que, en caso contrario, podría resecar y causar irritación.

Aloe vera

La gelatina que contienen las hojas de la planta de aloe vera son un producto natural muy adecuado para hidratar y calmar la piel sin engrasarla, ya que es de tipo acuoso. También tiene propiedades cicatrizantes que potenciar la regeneración de la piel.

Lo ideal es usar gel de aloe vera natural, pero también lo podemos comprar en herbolarios o farmacias, intentando que sea lo más natural posible.

¿Cómo lo elaboramos?

Cómo lo elaboramos

 

  • Pondremos el aceite de coco al baño María para que se derrita, lo cual sucederá a partir de los 22 ºC.
  • En ese momento apagaremos el fuego y añadiremos el resto de ingredientes.
  • Los mezclaremos bien y dejaremos enfriar la mezcla.
  • Lo conservaremos preferiblemente en la nevera.

Visita este artículo: Propiedades y beneficios del romero

¿Cómo lo utilizamos?

  • Deberemos aplicarnos este bálsamo casero una o dos veces por semana.
  • Nos lo untaremos por todo el cuero cabelludo, masajeándolo con cierta presión en forma de círculos.
  • Solamente es necesario cubrir las raíces, no el resto del cabello.
  • A continuación, nos taparemos la cabeza con un gorro de ducha o un plástico y con una toalla o pañuelo para mantener el calor.
  • Nos lo dejaremos actuar al menos media hora, aunque lo podemos tener incluso toda la noche si no nos molesta.
  • Para quitárnoslo nos lavaremos el cabello con nuestro champú habitual, una o dos veces si todavía tenemos restos del bálsamo.
  • Haremos el tratamiento al menos durante un mes.