Baños caseros para tratar la dermatitis

La dermatitis engloba todo tipo de inflamaciones de la piel, e incluye patologías como la dermatitis atópica, dermatitis seborreica, eccema, psoriasis, etc. Estas enfermedades son difíciles de curar y suelen desaparecer de manera natural muchas veces, a pesar de que existen numerosos tratamientos convencionales, consejos de alimentación y remedios naturales para aplicar directamente.

En este artículo te proponemos otra alternativa: realizar baños caseros con diferentes ingredientes naturales que te ayudarán a combatir también estas enfermedades.

Baño de agua de mar

Este baño, que podemos comparar con los baños en la playa, es la alternativa para realizar en casa, pero para ello deberemos conseguir, evidentemente, agua de mar. La podemos ir a recoger al mar o bien comprar en herbolarios o algunos supermercados que ya la comercializan. En último caso, también podemos realizar el baño añadiendo sal marina pura al agua.

El agua de mar es el gran remedio para todo tipo de problemas de piel. Muchas personas han comprobado como en verano sus dermatitis mejorar sólo por el hecho de ir a la playa. La gran cantidad de minerales que aporta, su poder alcalinizante y desinfectante y su pH beneficioso para nuestra piel convierten el agua de mar en el tratamiento más natural y efectivo.

Añadiremos al agua del baño entre 2 y 5 litros de aguar marina.

baño relajante surfzone

Baño de llantén y malva

El llantén tiene las propiedades de ayudar a regenerar las células de la piel, promover la cicatrización y prevenir infecciones, por lo que es excelente para todo tipo de dermatitis.

Por otro lado, la malva nos ayuda a combatir y prevenir todo tipo de granos, llagas, heridas, etc.

Prepararemos una infusión concentrada con 50 gramos de llantén y 50 gramos de malva, ambas plantas frescas o secas, y un litro de agua.

Añadiremos esta infusión al baño.

Baño de árbol de té

Algunas dermatitis puede estar relacionadas con hongos en la piel, y para estos casos no hay nada más efectivo que el aceite esencial de árbol de té, con grandes propiedades antifúngicas y antibacterianas.

Sencillamente añadiremos unas gotas de este aceite al agua de la bañera y también a la esponja que vayamos a usar para el cuerpo.

Este aceite está muy concentrado, por lo que evitaremos su contacto con la cara y empezaremos poniendo sólo 10 gotas a la bañera.

Baño de avena

La avena es un cereal muy nutritivo, rico en vitaminas y minerales, que también contiene mucílagos, los cuales nos ayudan a suavizar la piel. Es especialmente beneficiosa cuando sufrimos picores.

Para preparar el baño pondremos a hervir medio quilo de avena en copos durante 3 minutos y posteriormente batiremos bien la mezcla. El resultado será una leche espesa de avena que añadiremos al agua de la bañera.

Este baño lo podemos completar usando una “esponja de avena”. Pondremos tres puñados de copos de avena dentro de una tela porosa, tipo gasa, y la ataremos con un lazo. Esa bolsita la usaremos como una esponja para masajear suavemente nuestro cuerpo, ya que en contacto con el agua caliente irá soltando sus nutrientes.

baño portada Dennis Wong

Baño de regaliz

El regaliz (glycyrrhiza glabra) es un arbusto muy usado en la Medicina Tradicional China y en otras culturas por sus propiedades antiinflamatorias y antivíricas, muy efectivas en el tratamiento de enfermedades como eczema, dermatitis, seborrea, impétigo, psoriasis, herpes, hongos, caída de cabello, pieles sensibles, acné, quemaduras, rojeces, manchas en la piel. También algunas cremas naturales lo incluyen entre sus componentes, gracias a sus propiedades calmantes y relajantes.

Para preparar este baño pondremos a cocer 100 gramos de raíz de regaliz durante diez minutos en un litro de agua. Dejaremos reposar 5 minutos y lo añadiremos al agua del baño.

regaliz asimulator

Consejos finales

Terminamos el artículo con algunos consejos generales para realizar los baños correctamente y de la manera más efectiva y saludable:

  • La temperatura ideal para el baño es de unos 30 o 35 grados centígrados
  • El baño debería durar entre 20 y 30 minutos aproximadamente
  • Si usamos una esponja intentaremos que sea natural
  • Finalizaremos el baño con una ducha de agua fría, evitando la zona de la cabeza
  • Después del baño recomendamos aplicar aloe vera natural o en gel sobre toda la zona con dermatitis.

Imágenes por cortesía de surfzone,  Dennis Wong y asimulator