Barquillos caseros

Los que nacimos hace ya unos años, seguro recordaremos al barquillero.

Ese hombre o mujer que solíamos ver en la calle, sobre todo en ferias, fiestas o salidas de colegios, el cual disponía de un timbal con ruedas y ruleta, donde se ofrecía un juego: si se apostaba a un número y salía, se pagaban los barquillos a los otros participantes, o bien tenían derecho a probar los barquillos en cada jugada si había solo una persona.

El barquillero llevaba en un gran cesto de mimbre el premio: barquillos caseros en forma de canutillos, con los cuales se premiaba a los curiosos.

Hoy en día, los barquilleros tan entrañables ya se ven poco, aunque en Madrid (España) se conserva esta tradición, donde además se visten de chulapos.

Si humildemente te hemos recordado olores, sabores y, en general, vivencias de tu infancia, te queremos invitar a que tú mismo te remontes a tu época de niñez ofreciéndote esta receta: barquillos caseros.

Además de poder hacer esta forma de canutillos, puedes hacer otras como: cucuruchos, vasos, tulipas, cestillos, abanicos, etc. Con esta receta podrás sorprender a tus invitados o en una fiesta infantil adornando helados u otros postres con estos deliciosos barquillos caseros.

Los barquillos caseros de antaño eran muy simples, ya que se componían de una masa de harina sin levadura, y estaban endulzados con azúcar y miel. En algunas regiones de nuestro país también se incorpora un poquito de canela.

Empezaron como simples obleas endulzadas, la cuales se calentaban y adquirían una forma que recordaba a los barcos (de ahí el nombre de barquillo).

Hoy en día se enrollan, o adquieren muchas formas diferentes para poder apoyar y sujetar el helado sin tener que tocarlo o que se derrita en la mano. Los más populares son los cucuruchos, aunque también se emplean los vasos, tulipas, cestillos, cucuruchos elaborados con molde para que adquieran mejor forma, etc.

Para poder elaborar esta receta, es aconsejable que puedas hacerla con una barquillera, la cual es similar a la máquina de hacer gofres con varios moldes adicionales, como el cono de cucuruchos.

Barquillos caseros

Waffle

Ingredientes

  • 50 g de azúcar glas
  • 50 g de azúcar vainillado
  • 1 huevo
  • 70 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 125 ml de agua caliente
  • 125 g de harina de trigo
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • Una pizca de sal

Preparación

  • Pon los dos azúcares en un bol.
  • Después añade la mantequilla cortada en trocitos y bátelo todo con las varillas.
  • Después añade el huevo entero y sigue batiendo.
  • Seguidamente, añade la harina, la miel y el agua.
  • Bate todo muy bien.
  • Obtendrás una masa bastante densa, la cual puedes aligerar con un poco de agua si ves que salen uno barquillos caseros demasiado gruesos.
  • Pon a calentar la barquillera. Para ello, colócala en la posición 5.
  • Cuando la luz verde se encienda, significa que ya estará lista para comenzar a cocer barquillos.
  • Como si fueras a hacer gofres, vierte un cucharón de tu mezcla encima de la barquillera y baja la tapa. Nunca has de poner mucho ya que, al cerrar la tapa, si hay demasiado, podría salirse por fuera del aparato. Deja cocer durante 3 o 4 minutos, dependiendo de la marca.

Podrás hacer varias formas mientras esté caliente

Waffles-chocolates

  • En forma de vaso o cestillo: Saca el barquillo con la ayuda de una espátula y colócalo en una flanera para que adquiera la forma de un vaso o cestillo. Deja enfriar.
  • En forma de abanico: También puedes plegar la masa para hacer abanicos y decorar las bolas de los helados.
  • En forma de canutillos: También puedes enrollarlos sobre sí mismos en forma de canutillos mientras estén calientes.

En este proceso, puedes untar chocolate por encima y enrollar, de manera que harás canutillos con chocolate (o nata, vainilla, etc.).

  • En forma de cucurucho: Las barquilleras vienen con un cono para hacer la forma de cucurucho. Enróllalo en este molde y deja enfriar.
Te puede gustar