Batido de papaya, manzana y avena para equilibrar el sistema digestivo

Elena Martínez Blasco · 26 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 26 diciembre, 2019
Gracias a las propiedades digestivas de sus ingredientes, este batido de papaya, avena y manzana puede ser un buen aliado a la hora de regular nuestro tránsito intestinal.

Este delicioso batido de papaya, manzana y avena ayuda a complementar la dieta de una forma deliciosa y, además, ayuda a promover el buen tránsito intestinal, algo que sin duda contribuye con nuestro bienestar a diario.

Mejorar la digestión con la alimentación

Los problemas digestivos suelen ser consecuencia de una alimentación desequilibrada. No obstante, también hay otros factores físicos y emocionales que pueden afectar a la función del estómago, del hígado o del intestino.

También debemos tener en cuenta que no cualquier alimento, aunque sea saludable, tiene por qué sentarnos bien si sufrimos algún trastorno digestivo.

Debemos procurar alimentarnos de manera equilibrada y variada, así como prestar atención a aquellos alimentos que nos sientan mejor o peor. De este modo podremos establecer nuestra propia dieta.

Alimentos medicinales

La manzana, la avena y la papaya son tres alimentos que, aparte de ser fuente de varios nutrientes, son un buen apoyo para el sistema digestivo. Además, juntos tienen un sabor delicioso y una textura suave y apetitosa.

La papaya

La papaya

La papaya es una fruta de origen tropical rica en azúcares y fibra que destaca por su alto contenido en beta-carotenos, los cuales le dan su característico color anaranjado.

Es también una fuente de vitaminas A, B y C. Su textura es blanda y jugosa, y en su interior tiene una gran cantidad de semillas redondas y gelatinosas.

La papaya tiene las siguientes propiedades para la digestión, gracias a su enzima papaína y otros nutrientes:

  • Tiene propiedades antiinflamatorias: calma el dolor y la inflamación de todo el tracto digestivo.
  • Favorece la digestión, sobre todo de alimentos ricos en proteína como la carne y el pescado.
  • Reduce la acidez gástrica.
  • Favorece el tránsito intestinal sin irritar el intestino.
  • Las semillas trituradas combaten los parásitos intestinales. 

La manzana

La manzana es una fruta muy común que a menudo despreciamos por tenerla muy al alcance. No obstante, reza el refrán que con una manzana al día se mantiene lejos al médico.

  • La manzana estimula la producción de jugos gástricos gracias a la histidina.
  • Su contenido en pectina regula el tránsito intestinal, tanto si tenemos tendencia al estreñimiento como a la diarrea. Es, por lo tanto, muy adecuado para equilibrar trastornos como el síndrome del colon irritable.
  • El ácido málico favorece la buena salud del hígado y la vesícula biliar y, por lo tanto, de la digestión de las grasas.
  • La fibra soluble de la manzana retrasa la absorción de la glucosa durante el proceso digestivo.
  • Reduce el mal aliento.

La avena

La avena

La avena es uno de los mejores cereales que podemos consumir, ya que tiene una composición muy completa. Es rica en vitaminas, minerales, fibra y mucílagos. Entre sus beneficios para la salud encontramos:

  • Su contenido en mucílagos, los cuales aparecen a poner la avena en remojo. Son un tipo de fibra soluble que lubrifica y protege el interior del tracto digestivo. Esta propiedad es muy beneficiosa en casos de gastritis y colitis.
  • Estimula la función del hígado gracias a que ayuda a producir más lecitina.
  • Es un alimento muy saciante.
  • Reduce los ácidos biliares.
  • Combate el estreñimiento.

Descubre: Alimentación saludable para empezar un día lleno de energía

Batido de papaya, manzana y avena

Batido de papaya, manzana

Ingredientes

  • 1 manzana
  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de avena (25 g)
  • 1 rodaja de papaya (de unos 150 g)

Preparación

  • En primer lugar, la noche anterior, deberemos dejar en remojo la avena en el vaso de agua.
  • Por la mañana, batiremos el agua y la avena junto con la manzana (si es ecológica, con su peladura) y la papaya.
  • Podemos añadir algunas semillas de la papaya si lo deseamos, pero no más de 10.
  • Si lo deseamos con una consistencia más líquida le añadiremos más agua.
  • Servimos nuestro batido de papaya, manzana y avena y lo disfrutamos como parte de un desayuno o merienda.

Nota final

No es recomendable añadirle azúcar o endulzantes a este batido de papaya, manzana y avena, ya que la idea es disfrutar del dulzor de la papaya y la manzana. Sin embargo, si deseas darle un toque más dulce, puedes añadirle una cucharadita de miel.

Por último, ten en cuenta que en lugar de agua, puedes usar bebida de avena o bien, la infusión de tu preferencia. La manzanilla puede ser una buena opción.

  • Muss, C., Mosgoeller, W., & Endler, T. (2013). Papaya preparation (Caricol®) in digestive disorders. Neuro Endocrinology Letters.
  • Tosh, S. M., & Miller, S. S. (2015). Oats. In Encyclopedia of Food and Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-384947-2.00497-9
  • Anderson, J. W., Baird, P., Davis, R. H., Ferreri, S., Knudtson, M., Koraym, A., … Williams, C. L. (2009). Health benefits of dietary fiber. Nutrition Reviews. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2009.00189.x