Delicioso batido ligero de sandía, fresas y semillas de chía

Valeria Sabater 26 agosto, 2016
Este batido ligero puede ser un complemento ideal para añadir un extra de vitaminas y nutrientes a nuestra dieta, a la vez que favorecemos nuestro tránsito intestinal

Este batido ligero a base de sandía, fresas y semillas de chía va a ser tu mejor opción para acompañar los desayunos. Es rico en vitaminas, antioxidantes y adecuados nutrientes para empezar el día con energía.

No obstante, también resulta muy adecuado para esos días en que llegamos a casa agotados y con cefaleas.

El jugo de sandía es muy hidratante, ideal para combatir ese dolor de cabeza asociado al cansacio. Además, tampoco podemos olvidar el aporte nutritivo y proteico de las semillas de chía.

Si lo pruebas, este batido ligero puede convertirse en un complemento fabuloso en tu dieta. Es refrescante, delicioso y además un combinado natural lleno de salud.

A continuación, te explicamos todas las bondades de esta fabulosa bebida.

Batido ligero, reconstituyente y vitamínico

Tanto si deseas empezar la jornada de la mejor manera o si necesitamos recuperarnos de un esfuerzo, este es tu remedio natural para lograrlo.

Conoce también este batido casero para combatir el insomnio

Los tres ejes de acción del siguiente batido ligero y vitamínico son los siguientes:

  • Una adecuada hidratación.
  • Este batido te aportará una fuente interesante de proteínas y vitaminas
  • Sus propiedades depurativas son tan eficaces como saludables.

Sus beneficios se consiguen a través de los ingredientes básicos y esenciales que vamos a incluir en nuestro batido ligero. Seguidamente, te mostramos propiedades.

La sandía, mucho más que agua

La sandía, efectivamente, es mucho más que agua y que esa fruta que tanto refresca nuestras épocas estivales.

  • Tanto es así que muchas veces, nos olvidamos de lo saludable que resulta y, en especial, de la idoneidad de consumirla de muchas más formas.

Atrévete a disfrutarla a través de jugos naturales, combinada con ensaladas… Hay muchas maneras de tomarnos esta fruta. Te invitamos a tener en cuenta todo lo que hace por tu organismo:

3. Consumir sandía

  • Mejora nuestra digestión y nos permite ser más “regulares”. La sandía, además de agua, contiene fibra. Gracias a estos componentes logramos mantener un sistema digestivo más saludable.
  • Nos hidrata: contiene un 92% de agua, y en ella se contienen esos electrolitos que nos ayudan a evitar la deshidratación.
  • La sandía combate la inflamación. Lo consigue gracias a la colina, un tipo de nutriente muy importante y versátil.
  • Además de luchar contra la inflamación crónica, la colina regula el funcionamiento de nuestras células, mejora la transmisión de los impulsos nerviosos y nos permite incluso combatir la grasa más resistente.
  • El jugo de sandía nos permitirá además reducir el dolor muscular asociado al agotamiento.

Fresas, mucho más que un agradable sabor

Vemos las fresas como sinónimo del postre por excelencia. Como ese sabor excitante, seductor y delicioso. Sin embargo, fijémonos en su color.

Descubre este licuado de fresas para combatir la inflamación

La tonalidad roja, al igual que la de las sandías, nos revela ya su alta dosis de antioxidantes. Tanto es así que las fresas se encuentran entre las frutas más saludables que podemos consumir.

  • Sus componentes más poderosos son esos antioxidantes recién nombrados, como la quercetina, el kaempferol y las antocianinas.
  • Gracias a ellos reducimos la formación de coágulos sanguíneos, regulamos la hipertensión y cuidamos de nuestro corazón.
  • Tampoco podemos olvidar su alto contenido en vitamina C, maravillosa para reforzar nuestro sistema inmunitario.
  • Asimismo, si nos acostumbramos a consumir 3 o 4 fresas diarias, depuraremos el organismo y combatimos el estreñimiento.

Las semillas de chía, fuente de salud

semillas de chía

A menudo, definen a las semillas de chía como el superalimento por excelencia. Ahora bien, este término tiene algo de propaganda.

De hecho, más que hablar de superalimentos deberíamos hablar de recursos naturales con gran poder nutricional que deberíamos incluir en nuestras dietas.

  • Las semillas de chía son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 (ácido alfa-linolénico) de origen vegetal.
  • Absorben 10 veces su peso en agua y forman un gel voluminoso que nos aporta sensación de saciedad.
  • Además, resulta interesante saber que a las semillas de chía disponen de un nivel muy elevado de proteínas.

Asimismo, su contenido en calcio nos permite tener en este alimento una alternativa natural a la leche.

Cómo preparar mi batido ligero de sandía, semillas de chía y fresas

batido ligero

Ingredientes

  • 8 fresas
  • una taza de sandía (200 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de semillas de chía (15 g)

Descubre también cómo acabar de forma inmediata con tu dolor de cabeza

Preparación

Tendrás listo este batido ligero en poco más de cinco minutos.

  • En primer lugar, obtendremos esos 200 gramos de sandía. Procura que la fruta sea siempre fresca y de cultivo orgánico.
  • Córtala en trocitos para facilitar el licuado.
  • A continuación, lavamos bien las fresas y las cortamos por la mitad.
  • Ya en la batidora, solo tienes que añadir el vaso de agua, la sandía y las fresas. Bate unos segundos y consigue una bebida bien homogénea.

Por último, “espolvorea” por encima del batido las semillas de chía y simplemente… ¡Disfruta!

 

Te puede gustar