Batido de manzana y psilio para regular el tránsito intestinal

Elena Martínez Blasco·
20 Julio, 2020
La combinación de manzana y psilio en este batido nos aporta fibra, buena para ayudar a regular nuestro tránsito intestinal, entre otros beneficios.

El batido de manzana y psilio es una bebida que nos puede ayudar a regular el tránsito intestinal de forma simple pero eficaz. También favorece el alivio de molestias estomacales generales, como una mala digestión por ingesta copiosa, por ejemplo.

Lo mejor de esta bebida es que, además de ayudarnos a cuidar nuestra salud, está deliciosa, por lo que será muy fácil incluirla en nuestra dieta. Veamos más a continuación.

Batido de manzana y psilio: regular el tránsito intestinal es ganar en salud

El intestino es un órgano fundamental en la salud, ya que se encarga de eliminar los desechos, que no solamente no aportan nutrientes, sino que podrían resultar perjudiciales para el organismo si no los expulsamos correctamente.

Una mala función intestinal está relacionada, a largo plazo, con la aparición de enfermedades crónicas y degenerativas e incluso, con problemas de piel. Por este motivo, es imprescindible cuidar este órgano.

Dicho cuidado puede llevarse a cabo de una manera muy natural, incluso aunque no tengamos ningún problema. En este sentido, el batido de manzana y psilio es una buena opción.

La manzana para nuestra microbiota intestinal

Manzanas

La manzana es una fruta con múltiples beneficios para la salud, dados sus componentes. La proponemos como ingrediente principal para este batido porque la fibra que contiene ayuda a regular el tránsito intestinal.

La fibra nos ayuda a cuidar de nuestra microbiota intestinal, es decir, de los microorganismos de nuestro intestino. Las alteraciones en el equilibrio de esta flora se relacionan con el desarrollo de algunas enfermedades, como la obesidad o los trastornos gastrointestinales.

Por eso, es fundamental que la protejamos y en ese sentido, como hemos dicho, la fibra puede ser nuestra aliada. Así, incluiremos alimentos ricos en la misma dentro de nuestra dieta, empezando con la manzana.

También es importante que tengamos en cuenta que la mayor parte de esta sustancia se encuentra en su peladura, por eso:

  • En casos de diarrea y colon irritable: usaremos la manzana pelada.
  • En caso de estreñimiento: usaremos la manzana con su peladura.

Para ir un poco más allá, la manzana es una de las frutas más ricas en un tipo de fibra soluble conocido como pectina. En este sentido, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia realizaron un estudio para evaluar los mecanismos de actuación de este tipo de fibra.

Finalmente, concluyeron que esta es capaz de influir en algunas enzimas digestivas, favoreciendo la digestión, especialmente la de los lípidos. De esta forma, la manzana puede ayudarnos a mejorar los movimientos intestinales y facilitar la evacuación.

Descubre: ¿Cómo calmar un intestino irritado?

El psilio para nuestra salud cardiovascular

El psyllium

El psilio o zaragatona es una hierba de la cual se suelen emplear las semillas y la cáscara debido a su contenido en fibra. Esta cáscara se mezcla con el agua y, en un minuto aproximadamente, se convierte en un líquido gelatinoso que podemos beber en ayunas, solo o bien en un batido, como en la siguiente receta.

De hecho, este se viene utilizando en la medicina tradicional para aliviar problemas digestivos como la diarrea o el estreñimiento. Asimismo, también se suele recomendar en casos de hemorroides o fisuras anales, para facilitar la evacuación y que sea menos dolorosa.

Por otro lado, un estudio publicado en la revista sobre nutrición Nutrients mostró los beneficios de la fibra, en particular la del psilio, a la hora de prevenir y protegernos frente a problemas cardiovasculares. Algunas de las dolencias citadas en el artículo incluyen la enfermedad de las arterias coronarias o la diabetes.

Por eso, a través de la ingesta de psilio, no solo estaremos mejorando nuestro tránsito intestinal, sino que también estaremos cuidando de nuestra salud cardiovascular.

Quizás te interese: ¿Sufres de estreñimiento? Evita estos alimentos

Receta del batido de manzana y psilio

Ingredientes

  • 2 manzanas (preferiblemente ecológica).
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 2 cucharaditas de psilio (10 g).
  • 1 cucharadita de aceite de oliva, de lino o de coco de primera presión en frío (5 g).
  • Opcional: miel de abejas (al gusto).

Preparación

  • Primero, pondremos el psilio en medio vaso de agua (100 ml) y lo dejaremos reposar durante un minuto.
  • A continuación, batiremos el resto del agua con las manzanas y el aceite. Si lo queremos más dulce, podemos añadirle miel.
  • Por último, mezclaremos las dos bebidas con una cuchara y ya tendremos el batido listo.
Batido de manzana y psilio

¿Cuándo tomar este batido de manzana y psilio?

Un momento aconsejable del día para tomar este batido puede ser a primera hora de la mañana para empezar bien el día y ayudar a nuestro intestino a trabajar bien desde temprano. Con todo, en verdad no hay un momento específico, por lo que también podemos tomarlo a media mañana, a media tarde o antes de acostarnos.

¿Dónde encontrar otras fuentes de fibra?

No olvidemos que, además de beber este batido de manzana y psilio, es fundamental consumir alimentos vegetales frescos y cocinados cada día, que son los que nos aportan una gran cantidad de fibra, así como los cereales integrales, los frutos secos y las semillas.

Y es que de nada valdrá consumir este rico batido de manzana y psilio para regular nuestro tránsito intestinal, sino lo acompañamos de una dieta equilibrada. Esta debe ser rica en frutas, verduras y grasas saludables, y pobre en alimentos refinados y azúcares, que no ayudan a nuestro sistema digestivo.

También es importante tener en cuenta que cuando empecemos a consumir más fibra, tendremos que beber más agua, tanto en las comidas como fuera de ellas, para facilitar su asimilación y que no nos produzca más estreñimiento.

Los primeros días podemos notar un poco de hinchazón o gases. Esto sucede porque el cuerpo se está adaptando a la nueva dieta. En poco tiempo notaremos mejoría y estas molestias desaparecerán.

  • Bernstein, A. M., Titgemeier, B., Kirkpatrick, K., Golubic, M., & Roizen, M. F. (2013). Major cereal grain fibers and psyllium in relation to cardiovascular health. Nutrients5(5), 1471-1487. Available at: https://doi.org/10.3390/nu5051471. Accessed 09/04/2020.
  • Bushman, F. D., Lewis, J. D., & Wu, G. D. (2012). Alimentación, enterotipos intestinales y salud:¿ existe una relación? In La importancia de la inmunonutricion: Nestle Nutrición Workshop. Suiza: Ed Nestec SA Vevey (pp. 17-8). Available at: https://bit.ly/2RlU9X9. Accessed 09/04/2020.
  • Espinal Ruiz, M. (2016). Efecto de la pectina sobre la actividad de algunas enzimas digestivas y la digestión de lípidos. Química. Available at: https://repositorio.unal.edu.co/handle/unal/56226. Accessed 09/04/2020.
  • Icaza-Chávez, M. E. (2013). Microbiota intestinal en la salud y la enfermedad. Revista de Gastroenterología de México78(4), 240-248. Available at: https://doi.org/10.1016/j.rgmx.2013.04.004. Accessed 09/04/2020.
  • MedlinePlus (2020). Psilio rubio. Available at: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/866.html. Accessed 09/04/2020.