Batidos antioxidantes de frutas frescas, vegetales y frutos secos - Mejor con Salud

Batidos antioxidantes de frutas frescas, vegetales y frutos secos

Para aprovechar todos los beneficios de estos licuados y asimilar sus propiedades antioxidantes los tomaremos a primera hora del día, en ayunas. Podemos añadir menta para darles un toque refrescante

>Existen algunos alimentos que pueden estimular tremendamente al organismo si son consumidos en forma regular. Esto se debe a la gran cantidad de antioxidantes que poseen, los cuales ayudan a demorar el proceso de envejecimiento, entre otras cosas.

¿Te gustaría comenzar el día lleno/a de energía para afrontar las tareas y deberes de la jornada? Entonces te interesará conocer la forma de preparar estos exquisitos licuados naturales, con sabores únicos, que te brindarán nutrientes más que saludables para el organismo.

  • Licuado antioxidante de Té, Nueces y Frutos Rojos

Aquí te presentamos una maravillosa combinación que, además de sana, resulta sumamente sabrosa.

Ingredientes:

Té rojo – 1 taza

Tomate – Una mitad

Frutos rojos (frambuesas, arándanos, fresas / frutillas, etc.) – ½  taza

Espinaca – 3 hojas medianas

Nueces – 5 unidades

Preparación:

Hervir agua, prepara el té rojo y esperar que se enfríe. Una vez frío, verter en la licuadora y agregar el tomate, los frutos y la espinaca. Procesa unos instantes e incorpora al final las nueces. Licúa todo hasta lograr una consistencia homogénea, sin grumos o trozos de los alimentos. Puedes endulzarlo a tu gusto y también consumirlo con hielo, si lo deseas.

  • Licuado antioxidante de Té Verde, Almendras y Naranja

El té verde posee propiedades muy interesantes para nuestra salud. Incluirlo en un batido es otra forma de incorporar sus múltiples beneficios, junto al resto de los alimentos incluidos.

Ingredientes:

Té verde – 1 taza

Peras – 2 unidades

Ciruelas – 4 unidades

Naranjas – El jugo de 2 unidades

Almendras – 6 unidades

Preparación:

Tanto las ciruelas como las peras puedes incorporarlas con o sin la piel, de acuerdo a tu gusto. Pícalas en trozos y échalas en la licuadora. Procésalas unos instantes y agrega el jugo de naranjas exprimidas y las almendras. Continúa procesando hasta obtener un batido que se vea bien homogéneo.

A continuación coloca la preparación en una jarra, añade el té verde y mezcla bien. Si te gusta frío, puedes añadirle hielo. De esta forma resulta particularmente refrescante durante el verano.

  • Licuado antioxidante de Té Blanco, Avellanas y Arándanos

Entre las distintas variedades de té, el blanco es, sin dudas, uno de los que posee más contenido de antioxidantes. Una idea genial es, entonces, sumarlo a algunas frutas y frutos secos con similares propiedades.

Ingredientes:

Té blanco – 1 taza

Naranja – 1 unidad

Arándanos – ½ taza

Avellanas – 4 unidades

Preparación:

Prepara el té blanco y déjalo reposar hasta que se enfríe. Pela la naranja, quítale las semillas y licúala. Luego incorpora los arándanos y las avellanas y procesa unos instantes más. A continuación echa el té y licúa todo para lograr un batido homogéneo.

Si deseas otorgar un toque extra de frescura a estos licuados, añade unas hojas de menta. También puedes agregar tu endulzante habitual, que si es natural, mucho mejor, claro. También ten en cuenta que lo mejor es tomarlos a la mañana en ayunas, ya que es el mejor momento del día para asimilar todas las propiedades antioxidantes que poseen.

Estos sabrosos batidos son una excelente forma de iniciar el día incorporando antioxidantes naturales. ¡No olvides probar pronto estas recetas llenas de energía, sabor y color!

Fotografía cortesía de Praisaeng – freedigitalphotos.net