Batidos e infusiones para nuestro sistema nervioso

Los frutos secos están considerados como alimentos antiestrés por lo que añadidos a nuestros batidos, serán el complemento perfecto para mejorar la salud de tu sistema nervioso.

Muchos batidos e infusiones pueden ayudarte a controlar mejor tu sistema nervioso o tus niveles de ansiedad. Afortunadamente, existen muchísimos tratamientos para que no tengas problemas y puedas tener un mejor nivel de vida.

No obstante, es importante que tengas claro que acudir al médico es lo que te ayudará a tener una buena salud digestiva.

Una dieta saludable que esté compuesta de manera equilibrada, puede ayudarte a mejorar tu nivel de ansiedad, cambiar los malos hábitos por buenos hábitos, y a potenciar tu actitud positiva siempre para que te veas y te sientas bien con tu vida.

A continuación te presentaremos algunas de las frutas, verduras y hierbas más recomendadas para combatir esta dolencia. Debes procurar que estos alimentos nunca falten en tu dieta, y que los incluyas cada vez con mayor frecuencia.

Vitamina B

Mango

Todos los alimentos que contengan vitamina B son buenísimos para tu sistema nervioso. Debes empezar a incluir jugos naturales con diferentes frutas como la manzana, el melón, la naranja y el mango, ya que gracias a esto se puede nutrir el sistema nervioso, y al mismo tiempo lo ayudas a calmar el dolor.

Lechuga y cebolla

Lechuga

La primera tiene propiedades que la hacen ser una de las verduras más relajantes y sedantes; por ejemplo, un té de lechuga puede ser excelente para calmar estados  alterados.

Así mismo, la cebolla preparada de manera suavemente cocida posee un gran efecto sedante sobre el sistema nervioso y digestivo aparte de esto limpiará todo tu intestino de  agentes irritantes que pueden afectar directamente tu sistema nervioso.

Descubre https://mejorconsalud.com/las-propiedades-de-la-lechuga/

Infusión de romero

Empezaremos con una de las mejores, y es la infusión de romero, lo puedes preparar de la siguiente manera: colocas a hervir un vaso con agua y luego le agregas una cucharadita de romero, posteriormente la dejas reposar 5 minutos y luego le agregas miel y jugo de limón, es importante que la bebas lo más caliente que aguantes.

Infusión de salvia

Otra de las infusiones más importantes es la de salvia, lo puedes lograr de la siguiente forma: coloca a hervir un vaso de agua lo más pura posible, una vez apagues, agrégale dos cucharadas de salvia, luego tapas el recipiente, y lo dejas reposar unos 5 minutos.

Después lo cuelas y le aplicas jugo de limón y una cucharadita de miel. La tomas, también lo más caliente que puedas.

Leer más https://mejorconsalud.com/6-propiedades-curativas-de-la-salvia/

Batido de pera con Avena

El jugo de pera con avena es una magnífica mezcla para combatir tus más altos niveles de ansiedad. Lo puedes hacer así:

La pera debe pasar por un extractor de jugos, paralelamente colocarás una infusión de hierbabuena,  una vez este fría dicha infusión, mézclalo con el jugo de pera y avena, puede ser de forma licuada. Luego colocas a hervir esta mezcla 5 minutos a fuego lento, agrégale miel y la dejas reposar otros 5 minutos y la bebes tibia.

Batido de manzana con nuez

Manzanas

Por otro lado,  tenemos el jugo de manzana mezclado con nuez, para esto vas a necesitar casi el mismo procedimiento de la pera.

Pasa la manzana por un extractor de fruta sin quitarle la cáscara, el resultado que obtengas lo mezclas con una vaso de leche de almendras y nueces, una vez obtenida ésta deliciosa mezcla la bebes al instante y ¡ya está!

Recuerda…

Deseamos que pongas nuestros consejos en práctica y obtengas excelentes beneficios para tu salud. Nunca olvides que debes consultar , y recuerda que si aprendes a manejar un equilibrio con todas y cada una de las cosas que componen tu vida, puedes llegar a vivir una vida mucho más tranquila y feliz.

  • Cossio, M. L. T., Giesen, L. F., Araya, G., Pérez-Cotapos, M. L. S., VERGARA, R. L., Manca, M., … Héritier, F. (2012). Sistema digestivo: anatomía. Infermera virtual. https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2.

  • Tortora, G., & Derrickson, B. (2006). El aparato digestivo. In Principios de Anatomía y Fisiología. https://doi.org/9789687988771.

  • Cascales, M., & Doadrio, A. L. (2014). Fisiología del aparato digestivo. Analesranf. https://doi.org/10.1177/1065912915589763.