Mi bebé solo se puede dormir en mis brazos

Los bebés demandan atención pues dependen totalmente de sus padres para sobrevivir. Una manera en que los pequeños se sienten seguros es a través del contacto físico. Por eso no es extraño que exijan que los abraces para poder dormir.

“Mi bebé solo se puede dormir en brazos”, es la frase que algunas madres comparten con especialistas por temor de estar haciendo algo mal con su pequeño. Si estás pasando por esta situación, no tienes de qué preocuparte.

Los abrazos y las creencias populares

En algunos países y culturas, es muy frecuente que las abuelas, madres o amigas que han tenido hijos te digan que no cargues a tu pequeño siempre que te lo pida, cada vez que llore o incluso que vaya a dormir.

Se piensa que si pasas mucho tiempo abrazando a tu bebé puedes malcriarlo. Como resultado, no le será sencillo dormir por sí solo en su cuna. En otras palabras, siempre necesitará que lo abraces para que pueda dormir.

Esta creencia popular no es del todo correcta o incorrecta. ¿Por qué decimos esto? El tema sobre la educación de los hijos es complejo ya que cada pequeño es distinto.

Bebés que necesitan dormir en brazos

Hay algunos bebés que no necesitan tanta atención y hay bebés que son más demandantes. Estos últimos son quienes exigen dormir en brazos de su madre.

Bebé en brazos.

Por lo tanto, la decisión sobre abrazar o no a los niños para dormir dependerá del contexto y, en gran parte, del instinto de la madre. Sin embargo, hay que aclarar que un bebé depende totalmente de sus padres para sobrevivir.

Una forma primitiva en la que el pequeño exige atención es mediante el llanto. Evidentemente, los niños requieren interés y cuidado. Y  una manera en la que ellos se sentirán seguros es a través del contacto físico.

Esto implica percibir el calor de tu pecho y brazos, tu voz amorosa e incluso tu olor. Sí, tenerlo en brazos es un acto natural para los padres y los bebés lo necesitan. Por lo tanto, es normal que un bebé quiera dormir en brazos.

Los niños dejarán de demandarte los brazos

Tal y como casi todos los seres vivos, los niños van evolucionando de acuerdo a su edad. Esto incluye el desarrollo emocional, la autonomía y, por lo tanto, el desapego paulatino del bebé hacia su madre.

A medida que los bebés crecen, sus ciclos de sueño y vigilia van evolucionando y regularizándose a la par. Es decir, los pequeños necesitarán, cada vez menos, que los cargues o arrulles para poder dormir ya que es un proceso natural.

Obviamente, no es una transformación cuyo ritmo pueda acelerarse o no, puesto que cada pequeño tiene su propio ritmo de maduración. Para acompañarlo por este camino necesitas una buena dosis de paciencia y amor.

También te puede interesar: Madres, permitid que vuestro instinto os guíe

Los abrazos y el llanto en los primeros meses

Durante los primeros mese de vida, el bebé llora principalmente por cólicos, sueño, hambre, o factores externos que llegan a molestarle, como el frío o calor. Una de las mejores formas para tranquilizar al pequeño es abrazarlo.

De acuerdo con el libro ¿Hay que coger al bebé en brazos cuando llora?, los autores señalan que el llanto del bebé se calma o cesa de inmediato en cuanto se le abraza.

Bebé llorando en brazos de su madre.

No obstante, también recomiendan dejarlo protestar unos minutos antes de abrazarlo para acostarlo después. Esto se debe a que, en ocasiones, las lágrimas de cansancio son necesarias para que el bebé duerma.

Cargar en brazos no malcría a los niños

Otra advertencia de la tradición en la crianza ha sido “Si cargas siempre a tu bebé, se acostumbrará a tus brazos y se malcriará”. Pero debes saber que este hecho está muy lejos de la realidad.

Si te preocupa estar maleducando a tu pequeño, puedes estar más tranquila. Los autores del libro comentado con anterioridad, subrayan que no hay riesgo de crear malos hábitos en tu hijo si solo se puede dormir en brazos, especialmente durante los primeros seis meses de edad. De hecho, es muy beneficioso pues le ayudará a fortalecer su seguridad interior.

Los bebés están diseñados para dormir en brazos

Otro componente importante que servirá para tranquilizarte es el hecho que los bebés ya están diseñados para ser dormidos en los brazos.

Por ejemplo, los especialistas indican que la espalda del recién nacido continúa corvada, como cuando se encontraba dentro del útero de su mamá. Por esa razón no es bueno enderezarla de golpe y los brazos son la mejor opción de un bebé para dormir. 

Cuando los bebés están en el útero no están solos; ellos sienten a su madre constantemente a través de las vibraciones que se desprenden de su corazón, de la voz, de la respiración y de los movimientos diarios.

Bebé en brazos de su padre.

En realidad, es como si la mamá estuviera arrullando suavemente a lo largo del tiempo que dura el embarazo. Si piden tus brazos para arrullarse es porque desean reproducir la sensación que experimentaban antes de nacer, en la que se sienten seguros y tranquilos.

Es importante decirle: Te amo mucho, mi hijo

Conclusiones

A este nivel, esperamos que te sientas más tranquila. Evidentemente, tener a un bebé demandante puede exigir más tiempo del que se tenía planeado. Sin embargo, debes tener presente que el pequeño solo se deja llevar por su instinto de supervivencia y por esto te exige dormir en brazos.

Por otra parte, debes tener paciencia. El desarrollo de los ciclos de sueño y vigilia no es algo que pueda acelerarse. Lo que sí es seguro, es que en algún momento el bebé desarrollará autonomía y demandará menos noches de arrullo.

Solo procura enseñarle a tu bebé a enfrentar los momentos de estrés a través de otros medios, no solo de los abrazos. Recuerda, debemos ayudarles a construir y fortalecer su autonomía.

No obstante, si notas que tu bebé no duerme bien aunque le brindes buenos cuidados, puede ser señal de algún trastorno del sueño. En ese caso, será mejor que visites al pediatra para que revise a tu pequeño.