Beber más agua: ¿en qué mejora tu salud?

Elena Martínez 28 diciembre, 2015
Más allá de hidratarnos y ayudarnos a estar más alerta, beber agua también facilita la eliminación de toxinas y puede favorecer y mejorar la digestión de los alimentos

Cualquier nutricionista, médico o especialista en salud nos recomendará siempre beber suficiente agua a lo largo del día para sentirnos mejor pero, ¿qué nos aporta en realidad beber más agua?

En este artículo repasamos los grandes beneficios de este hábito tan sencillo y natural, y que tanto nos cuesta, para darnos varios motivos para hacer este pequeño esfuerzo.

Cuándo beber más agua

El primer paso para beneficiarnos de beber agua consiste en saber cómo y cuándo debemos hacerlo para que sea una terapia curativa. Para ello debemos seguir los siguientes consejos:

  • El momento más importante para beber agua es en ayunas. Podemos beber hasta cuatro vasos a sorbos, media hora antes del desayuno, si nuestro cuerpo lo acepta. Iremos aumentando la cantidad día a día de manera progresiva.
  • A media mañana, a media tarde o media hora antes de las comidas.
  • Justo antes de acostarnos, si no nos obliga a levantarnos a orinar durante la noche.
  • Durante la realización de ejercicio.

Ver también: Beneficios que desconocías de consumir agua de pepino

Fuera de las comidas debemos beber la cantidad diaria de agua de entre un litro y medio y dos litros. Factores como la edad, el tipo de vida o la alimentación condicionarán estas cantidades.

Mejora la función renal

Riñones

Beber más agua va a suponer casi de forma inmediata una mejora en la capacidad de nuestro organismo para eliminar las toxinas de manera natural.

Nos ayudará a optimizar la función de nuestros riñones, que podrán arrastrar los desechos con más facilidad. Es la mejor manera de prevenir arenillas y cálculos renales.

Facilita la digestión

A pesar de que el agua es una bebida sencilla, si la bebemos con el estómago vacío tiene sorprendentes propiedades que facilitan y mejoran toda la función digestiva, desde el trabajo del estómago hasta la actividad intestinal.

El simple hecho de beber un vaso de agua media hora antes de la comida nos permite comer de manera más tranquila. Produce un efecto saciante, facilita la digestión, previene la acidez y mejora la asimilación de la fibra de los alimentos, lo cual repercute en un buen trabajo del intestino.

Previene el estreñimiento

Estreñimiento

Como hemos dicho en el punto anterior, el agua es fundamental para el intestino. Las personas que sufren trastornos intestinales como colon irritable, diarreas o estreñimiento con heces duras, necesitan aportar más agua a su organismo.

Un buen consejo consiste en beber agua caliente en ayunas, media hora antes del desayuno. Y todavía será más efectivo si la bebemos entre las 5 y las 7 de la mañana, que es el horario en el que el intestino debería activarse.

Hidrata nuestro organismo

El agua es uno de los carburantes de nuestro organismo. Es vital para ejercer todas las funciones, ya que la mayor parte de nuestro cuerpo está formada por este elemento.

Si no bebemos lo suficiente, nos sentiremos sin energía y nuestra piel estará seca y apagada, que son dos de los signos más evidentes de la falta de hidratación.

Beber más agua es el mejor remedio antiarrugas, ya que las señales del envejecimiento están relacionadas, en primer lugar, con la deshidratación progresiva del organismo. Por lo tanto, además de cuidar la piel con cremas, debemos hidratarla desde dentro.

Cuida el corazón

Corazon

Sí. Beber agua también cuida el sistema cardiovascular. Si bebemos agua a lo largo de la jornada estaremos reduciendo el riesgo a padecer un ataque al corazón.

Hay algunos estudios que recomiendan, en este caso, beber un vaso de agua media hora antes de acostarnos para minimizar el riesgo.

Excelente para deportistas

El agua es todavía más imprescindible si realizamos deporte con regularidad. En especial, cuando es ejercicio intenso que aumenta la sudoración.

Debemos beber agua de manera continuada para facilitar la recuperación y reponer la hidratación del organismo, así como para evitar calambres, aumentar el metabolismo y mantener los niveles de energía.

 Te recomendamos leer:  Cómo saber si necesitas beber más agua: ¡Descubre las señales de la deshidratación!

Ayuda a perder peso

Perder peso

Muchas personas beben agua para adelgazar, y este también es un motivo válido, ya que está demostrado que beber agua fuera de las comidas reduce el apetito.

Algunos estudios han demostrado que, en muchas ocasiones, comemos porque tenemos sed, y confundimos las señales. Además, así también evitamos tomar otras bebidas ricas en azúcar o con alcohol y picar a todas horas.

Te puede gustar