Beber té de jazmín: 8 beneficios para la salud

Ekhiñe Graell · 31 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 29 enero, 2019
El consumo de té de jazmín como parte de una alimentación balanceada puede contribuir a promover el bienestar. Su alto contenido de nutrientes y antioxidantes lo convierten en un aliado de nuestro organismo.

El té de jazmín es una variedad de té que se consume desde hace generaciones en el sudeste de Asia. Se produce mediante la infusión del té verde con la fragancia de las flores de jazmín; también es posible utilizar otras variedades de té, aunque esta opción tiende a ser la más común.

Los diferentes tipos de té de jazmín pueden tener niveles de fragancia variables. Para producir tés con sabores fuertes, las hojas se mezclan con flores de jazmín repetidamente, hasta que se consigue el resultado deseado.

Además del sabor y la fragancia, beber té de jazmín ofrece varios beneficios para la salud. Describimos los principales en el siguiente listado.

8 beneficios del té de jazmín

Antes de conocer los beneficios del té de jazmín es importante hacer algunas aclaraciones: en primer lugar, las evidencias que respaldan sus propiedades son limitadas y, por tanto, no debe suponer un tratamiento de primera línea para las enfermedades.

Por otro lado, el hecho de ser de origen natural no lo hace exento de producir efectos secundarios. Incluso, está contraindicado para mujeres en estado de embarazo. Así pues, antes de utilizarlo como complemento contra algún problema de salud, lo mejor es consultar al médico.

Dejando esto claro, veremos a continuación los beneficios que se le atribuyen a esta bebida. Si deseas, puedes consumirla una o dos veces al día sin problema.

1. Alivia el estrés y la tensión

El efecto calmante del té verde, combinado con el aroma de jazmín, es muy beneficioso para aliviar el estrés. De hecho, una investigación publicada en European Journal of Applied Physiology determinó que la baja intensidad del aroma a té de jazmín tiene un ligero efecto sedante.

Gracias a esto, actúa de forma positiva tanto en la actividad nerviosa autónoma como en los estados de ánimo. Por otro lado, el ligero sabor dulce del jazmín también inducen a un estado de relajación. Todo esto, sin duda, resulta útil contra los efectos del estrés.

Te puede interesar: ¿Cómo ayudan las técnicas de relajación a devolver el equilibrio a un sistema alterado?

2. Promueve la salud oral

Boca siendo observada con material médico.

El té de jazmín, al tener una base de té verde, está repleto de catequinas. Estas sustancias que hacen parte del grupo de polifenoles son beneficiosas contra problemas como la caries dental.

En un estudio publicado en Journal of Indian Society of Periodontology, se encontró que un enjuague bucal a base de catequina de té verde fue tan efectivo como un enjuague antiséptico contra la placa dental.

Por su parte, una publicación en Journal of Nutritional Science and Vitaminology destaca que este té puede ayudar a reducir la presencia de bacterias que causan mal olor en la boca.

Te puede interesar: Qué pasa con tu cuerpo si tomas té verde cada día

3. Reduce el colesterol

El colesterol es un lípido o grasa que se encuentra presente en los tejidos del cuerpo de los seres humanos; además, también se halla en el plasma de la sangre.

Más allá de cumplir funciones muy importantes en la formación de membranas para proteger los órganos —entre otras—, su exceso puede tapar las arterias y poner en jaque nuestra salud.

El té de jazmín favorece la reducción de la acumulación del colesterol y grasas no saludables en el organismo. Asimismo, como se observa en un estudio publicado en la revista Molecules, también disminuye la formación del colesterol malo gracias a su contenido de polifenoles.

Esto,entre otras cosas, ayuda a disminuir el riesgo de padecer enfermedades del corazón, incluyendo ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

4. Reduce las posibilidades de padecer resfriados y gripe

Por su composición rica en compuestos antioxidantes como los polifenoles, el té de jazmín ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y, a su vez, disminuye el riesgo de problemas como la gripe y el resfriado. De hecho, un consumo moderado de este té puede disminuir el riesgo de EPOC.

Lee también: Cómo prevenir la gripe aumentando el consumo de 8 alimentos

5. El té de jazmín ayuda a bajar de peso

Té de jazmín para bajar de peso

Existe una relación entre el consumo de té de jazmín y la reducción de las células de grasa en el cuerpo, vinculadas con su contenido de cafeína y el polifenol EGCG

Su ingesta puede ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos de pérdida de peso de forma más rápida. Además, ayuda a mantener el peso corporal, siempre que se acompañe de una dieta adecuada.

6. Promueve el desarrollo de bacterias beneficiosas

Además de la lucha contra las bacterias, el té de jazmín es beneficioso para la formación de bacterias buenas, que ayudan al cuerpo en varias tareas importantes, como la digestión.

Así lo sugiere un estudio publicado en Microbiology and Immunology, que concluye que el consumo de té verde (la base del té de jazmín) podría actuar como un prebiótico, mejorando el ambiente del colon al aumentar la proporción de especies de Bifidobacterium. 

Debido a esto, el consumo de esta bebida ayuda a proteger la microbiota intestinal y también ayuda en la prevención de enfermedades digestivas.

7. Regula la circulación

Beber té de jazmín es beneficioso para mejorar la circulación de la sangre. Una vez más, los causantes de este efecto son los polifenoles. Gracias a esto, entre otras cosas, podría ayudar a prevenir enfermedades asociadas como los coágulos de sangre, la trombosis, la hipertensión arterial y los accidentes cerebrovasculares.

8. Ayuda a reducir el riesgo de diabetes

Mujer con diabetes

El consumo de té de jazmín hecho con té verde puede disminuir el riesgo de diabetes tipo 2. Su alto contenido de un compuesto conocido como EGCG, contribuye a optimizar la utilización de insulina y reducir los niveles de glucosa en sangre, de acuerdo con una investigación publicada en Journal of Agricultural and Food Chemistry.

En definitiva

El consumo de té de jazmín como parte de una alimentación balanceada puede contribuir a promover el bienestar. Sin embargo, no debe considerarse un tratamiento para las enfermedades y debe emplearse con precaución en caso de tener alguna enfermedad. Consulta a tu médico ante cualquier duda.

  • Kuroda, K., Inoue, N., Ito, Y., Kubota, K., Sugimoto, A., Kakuda, T., & Fushiki, T. (2005). Sedative effects of the jasmine tea odor and (R)-(-)-linalool, one of its major odor components, on autonomic nerve activity and mood states. European Journal of Applied Physiology95(2–3), 107–114. https://doi.org/10.1007/s00421-005-1402-8
  • Lodhia, P., Yaegaki, K., Khakbaznejad, A., Imai, T., Sato, T., Tanaka, T., … Kamoda, T. (2008). Effect of green tea on volatile sulfur compounds in mouth air. Journal of Nutritional Science and Vitaminology54(1), 89–94. https://doi.org/10.3177/jnsv.54.89
  • Kaur, H., Jain, S., & Kaur, A. (2014). Comparative evaluation of the antiplaque effectiveness of green tea catechin mouthwash with chlorhexidine gluconate. Journal of Indian Society of Periodontology18(2), 178–182. https://doi.org/10.4103/0972-124X.131320
  • Chen, W., Zhang, Z., Shen, Y., Duan, X., & Jiang, Y. (2014). Effect of tea polyphenols on lipid peroxidation and antioxidant activity of litchi (Litchi chinensis Sonn.) fruit during cold storage. Molecules19(10), 16837–16850. https://doi.org/10.3390/molecules191016837
  • Khan N, Mukhtar H. Tea Polyphenols in Promotion of Human Health. Nutrients. 2018;11(1):39. Published 2018 Dec 25. doi:10.3390/nu11010039
  • Hursel, R., Viechtbauer, W., Dulloo, A. G., Tremblay, A., Tappy, L., Rumpler, W., & Westerterp-Plantenga, M. S. (2011). The effects of catechin rich teas and caffeine on energy expenditure and fat oxidation: A meta-analysis. Obesity Reviews12(7). https://doi.org/10.1111/j.1467-789X.2011.00862.x
  • Hursel, R., Viechtbauer, W., Dulloo, A. G., Tremblay, A., Tappy, L., Rumpler, W., & Westerterp-Plantenga, M. S. (2011). The effects of catechin rich teas and caffeine on energy expenditure and fat oxidation: A meta-analysis. Obesity Reviews12(7). https://doi.org/10.1111/j.1467-789X.2011.00862.x
  • Jin, J. S., Touyama, M., Hisada, T., & Benno, Y. (2012). Effects of green tea consumption on human fecal microbiota with special reference to Bifidobacterium species. Microbiology and Immunology56(11), 729–739. https://doi.org/10.1111/j.1348-0421.2012.00502.x
  • Hayat, K., Iqbal, H., Malik, U., Bilal, U., & Mushtaq, S. (2015). Tea and Its Consumption: Benefits and Risks. Critical Reviews in Food Science and Nutrition55(7), 939–954. https://doi.org/10.1080/10408398.2012.678949
  • Hodgson, J. M., & Croft, K. D. (2010, December). Tea flavonoids and cardiovascular health. Molecular Aspects of Medicine. https://doi.org/10.1016/j.mam.2010.09.004
  • Anderson, R. A., & Polansky, M. M. (2002). Tea enhances insulin activity. Journal of Agricultural and Food Chemistry50(24), 7182–7186. https://doi.org/10.1021/jf020514c