Bebidas para diabéticos

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa
Una dieta saludable, el ejercicio físico y la medicación con insulina son los tres puntos clave para controlar la diabetes. El patrón alimentario válido para diabéticos está más o menos determinado, pero ¿qué pasa con las bebidas? ¿Son todas adecuadas?

Cuando se hacen recomendaciones para pacientes con diabetes se suele pensar casi de forma exclusiva en aquellos alimentos que pueden y no pueden tomar. Pero pocas veces prestamos atención a las bebidas para diabéticos.

No es que estos pacientes tengan que tomar bebidas especiales, pero algunas de las que están en el mercado no son adecuadas para ellos porque contienen cantidades importantes de carbohidratos o azúcares que alteran la glucemia. 

Las personas con diabetes tienen un problema para regular la segregación de insulina y controlar los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, es necesario manejar estos valores de forma adecuada pues tanto la  hiperglucemia, valores elevados de azúcar en sangre, como la hipoglucemia, valores bajos, pueden tener consecuencias graves para la salud.

Las necesidades dietéticas y de hidratación son las mismas que las de las personas no diabéticas. Es importante seguir unas pautas de alimentación saludables y adaptadas a los requisitos de cada uno para mantener una buena calidad de vida. Es fundamental prevenir al máximo la aparición de posibles complicaciones y enfermedades futuras. 

Las bebidas para diabéticos

Las bebidas más indicadas para diabéticos para beber a lo largo del día son aquellas que no modifican los valores de glucosa en sangre. Entre ellas encontramos las siguientes:

Agua y agua con gas

Sin duda alguna, el agua es una de las bebidas más saludables para todo el mundo. De hecho, es la mejor elección para hidratarse y beber durante el día. El agua es uno de los mayores componentes del organismo y, gracias a la hidratación, podemos ejercer algunas funciones:

  • Regular la temperatura corporal.
  • Proteger estructuras y articulaciones.
  • Eliminar sustancias de deshecho.
  • Transportar nutrientes. 

El agua no eleva la glucosa en sangre; tampoco el agua con gas, ya que no contiene carbohidratos. Aunque esta última es otra de las posibles bebidas para diabéticos, no conviene abusar pues implica la ingesta de mucho gas y, en algunas ocasiones, de elevadas cantidades de sales.

También deben tener cuidado con el agua con gas las personas que sufren de reflujo gastroesofágico, regurgitaciones y ardor pues puede empeorar sus síntomas.

Beber agua en cantidad suficiente

Descubre: ¿Es bueno beber agua con gas todos los días?

Infusiones y café

Las infusiones de plantas, el café y el te son bebidas del todo aptas para diabéticos, siempre y cuando no estén azucaradas.

Además, en este caso podría no tratarse de simples bebidas para calmar la sed pues también podrían beneficiarse de algunas de sus propiedades. Por ejemplo, en el caso del té verde, existe evidencia de los siguientes efectos en el organismo:

  • Reduce la ansiedad. 
  • Mejora aspectos cognitivos como la memoria o la atención.
  • Puede tener efectos en la prevención de algunas enfermedades como problemas cardiovasculares, cáncer, artritis o hipertensión arterial. 

Lee más: Cómo tomar té verde para obtener el máximo beneficio

Refrescos sin azúcar

Como veremos más adelante, los refrescos no son unas de las bebidas recomendadas para diabéticos. Sin embargo, hoy en día se encuentran en el mercado gran cantidad de versiones light o sin azúcar añadido. Estas sí que se podrían tomar, aunque conviene leer siempre las etiquetas para asegurarse de que no contienen carbohidratos. 

No obstante, las recomendaciones nutricionales al respecto son las mismas que para la población en general: no conviene abusar de este tipo de bebidas pues no aportan nutrientes. 

¿Qué bebidas no pueden tomar los diabéticos?

Las personas que padecen diabetes no pueden tomar ningún tipo de bebida con un alto contenido en azúcares ya que puede alterar su glucemia. Por ello, no se recomiendan las siguientes bebidas:

  • Los zumos, néctares o batidos de frutas, incluso los caseros o los que no contienen azúcar añadido, ya que aportan los carbohidratos presentes de forma natural en la fruta pero se absorben mucho más rápido.
  • Los refrescos azucarados. 
  • Los batidos lácteos con azúcar.
  • Los diabéticos tienen que tener especial cuidado con las bebidas alcohólicas, pues estas tienen un potencial efecto hipoglucemiante.

Si bien hemos visto que no son aconsejables los zumos de frutas, esta recomendación no puede trasladarse a las piezas de fruta enteras. Estas últimas sí que deben formar parte de la dieta diaria y de la cantidad de carbohidratos a consumir. 

Alimentos ricos en antioxidantes

La leche no es una bebida de preferencia pero puede tomarse

La leche es una bebida que contiene carbohidratos. En concreto, un vaso de 200 ml tiene de manera aproximada unos 12 gramos en forma de lactosa. Este es un azúcar presente de forma natural pero, al aportar carbohidratos, la leche no puede ser una bebida de uso libre en el caso de los diabéticos.

Por lo tanto, aunque se puede beber leche de vaca, de cabra o de oveja porque aporta muchos nutrientes, como calcio y proteínas, se debe contabilizar este azúcar como parte de la cantidad de carbohidratos a consumir en un día.

Si queremos sustituir la leche de vaca por bebidas vegetales deberemos fijarnos bien en qué tipo elegimos. Todas aquellas derivadas de un cereal como el arroz o la avena tienen una elevada cantidad de carbohidratos, incluso las que no llevan azúcar añadido.

En cambio, las bebidas de almendra, avellana o coco son más adecuadas por sus bajos niveles de azúcar, aunque ninguna de ellas puede equipararse al agua o las infusiones. 

Las mejores bebidas para diabéticos son las que no aportan carbohidratos

Por lo tanto, las bebidas más indicadas serán el agua, las infusiones, el café o los refrescos sin azúcar de forma esporádica. Siguiendo esta pauta, las bebidas no afectarán a los niveles de azúcar en sangre. Esto es importante pues algunas de ellas las tomamos en gran cantidad al final del día para mantenernos hidratados.

En cambio, aquellas que sí tienen carbohidratos, como podría ser la leche de vaca o los zumos de frutas,  deben ser tenidas en cuenta a la hora de valorar las cantidades totales de carbohidratos del día. 

  • Engler Patricia A. Alcohol use of diabetes patients: The need for assessment and intervention. Acta Diabetológica. Abril 2013. 50(2):93-99.
  • Evert Alison B, et al. Nutrition Therapy Recommendations for the Management of Adults With Diabetes. Diabetes Care. Enero 2014. 37(Supplement 1):S120-S143.
  • Mancini E, et al. Green Tea Effects on Cognition, Mood and Human Brain Function: A Systematic Review. Phytomedecine. Octubre 2017. 15;34:26-37.
  • Mehta R, et al. Association Between Beverage Intake and Incidence of Gastroesophageal Reflux Symptoms. Clinical Gastroenterology and Hepathology. Noviembre 2018. 28;S1542--3565(19)31380-1.
  • Miller C, et al. Consumption of Sugar-Sweetened Beverages, Juice, Artificially-Sweetened Soda and Bottled Water: An Australian Population Study.  Nutrients. Marzo 2020. 12(3):817.