Bebidas para combatir el mal aliento.

María Enriquez · 11 abril, 2014
Recuerda limpiar tu lengua cada vez que te cepilles los dientes, ya que es posible que acumule restos de comida que podrían ser el origen de la halitosis

Este problema aparte de ser muy molesto para quienes lo padecen lo es también para quienes deben soportarlo. No será para nada agradable estar en compañía de un amigo, o incluso de tu pareja si te das cuenta que algo anda mal con su aliento. Y más aún si te encuentras en una reunión importante de trabajo o estudios.

El mal aliento está causado principalmente por falta de higiene buco-dental, caries dentales, prótesis dentales, enfermedad en las encías, sinusitis, infección en la garganta o los pulmones, tabaquismo, afecciones hepáticas, afecciones gástricas, etc.

Existen además otras enfermedades que lo pueden causar, pero este artículo articulo estará enfocado al mal aliento producido por causas menores como deficiente limpieza buco-dental y por la ingestión de alimentos muy condimentados.

Recuerda que si tu mal aliento persiste es muy importante que encuentres la causa, esta molestia podría ser el aviso de que algo anda mal en tu interior, siempre y cuando te caracterices por mantener una buena higiene de tu boca y dientes, descartando que la causa de tu problema sea la falta de limpieza.

Existen medidas que puedes llevar a cabo en la comodidad de tu hogar. Estas te ayudarán a mantener un aliento más fresco y agradable, evitando situaciones incómodas.

Medidas caseras

  • La menta es una gran aliada a la hora de refrescar el aliento. Se recomienda masticar hojas frescas de menta, o en todo caso preparar una infusión de hojas de menta.
  • El perejil también puede resultar útil para mejorar tu aliento, mastica algunas hojas frescas y notarás la diferencia.
  • Otra medida sería cepillar tus dientes o enjuagar tu boca con bicarbonato de sodio, ya que se caracteriza por eliminar bacterias dejando tu boca limpia y fresca. Recuerda que son las bacterias las responsables del olor desagradable.
  • El enjuague lo puedes realizar mezclando 1 cucharada de bicarbonato en un vaso de agua.
  • Masticar chicles sin azúcar también resulta beneficioso. Esto aumentará la cantidad de saliva en tu boca, lo que ayuda a limpiar la boca y los dientes, eliminando posibles restos de comida acumulados.

A continuación les presentamos bebidas que igualmente a los anteriores consejos ayudarán a mejorar la halitosis o mal aliento.

Jugo número 1

manzana_2

Ingredientes

Media manzana
1 naranja
1 manojo de espinacas

¿Cómo lo preparas?

Primero que nada debes lavar, pelar y cortar en trozos la manzana, extraer el jugo de la naranja, picar las espinacas. Licua todos los ingredientes, hasta que se hayan mezclado correctamente. Puedes beber este jugo tres veces por semana.

Jugo número 2

Ingredientes

Media remolacha
1 pepino
1 vaso de agua

Elaboración

Lava, pela y corta las verduras. Debes colocarlas en la licuadora, batir por unos minutos, colar y beber este jugo una vez a la semana.

Jugo número 3

Zanahoria

Ingredientes

250 gramos de zanahoria
125 gramos de espinacas
125 gramos de pepino

Elaboración

Debes licuar todos los ingredientes y beber medio vaso después de las comidas.

Otras recomendaciones

Para evitar la halitosis es más que importante mantener una buena higiene buco-dental. Ten en cuenta que con sólo cepillar tus dientes no es suficiente, también debes prestar atención a tu lengua, ya que en ella se pueden acumular restos de comida, que si no son eliminados con una correcta limpieza causarán mal aliento.

La limpieza de la lengua se puede llevar a cabo suavemente con tu cepillo de dientes o a través de un limpiador de lenguas, que está diseñado precisamente para higienizar esa zona.

Acostúmbrate a cepillarte los dientes luego de cada comida, para luego pasarte el hilo dental, muchas veces cerdas de los cepillos no pueden llegar a lugares escondidos entre los dientes, permitiendo el acumulo de bacterias y placa dental.

Si tu mal aliento persiste aún llevando a cabo estos consejos, consulta con tu médico, quien podrá encontrar la causa de tu problema y tratarlo de manera correcta.