Beneficio de las terapias de estradiol después de la menopausia

09 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
La terapia con estradiol en la menopausia es una opción para mujeres que tienen graves síntomas por el cese de la menstruación. Es un tratamiento que requiere precaución por sus efectos adversos.

La menopausia es un proceso natural que describe el cese permanente de la menstruación, y por tanto de la fertilidad, con disminución del estradiol. Esta etapa que pasa la mujer no es una enfermedad que se deba tratar. Sin embargo, se presentan síntomas molestos que pueden regularse con medicación.

La terapia hormonal ha mejorado la calidad de vida de muchas mujeres que tenían sofocos o bochornos muy intensos, y atrofia vaginal severa. A pesar de todo, la terapia no se puede alargar y se tiene que prescribir en condiciones determinadas, pues tiene riesgos que, en ocasiones, superan los beneficios.

¿Por qué sucede la menopausia?

La menopausia es un proceso fisiológico donde cesa de manera permanente la menstruación o regla, y es el final de la vida reproductiva de la mujer. La menopausia viene determinada por 12 meses consecutivos sin menstruación.

Cuando nacen, las mujeres tiene un número determinado de folículos. Estos folículos son estructuras esféricas que rodean los óvulos y se encuentran en el interior del ovario.  En la pubertad hay unos 400 00 folículos, que van disminuyendo.

La disminución responde al fenómeno de atresia de los folículos ováricos. Hay varios procesos que contribuyen a esta atresia y al desarrollo de la menopausia, como el envejecimiento hipotalámico y el del ovario.

reloj biológico de la mujer
Las mujeres regulan su reloj biológico a partir de las hormonas femeninas: estrógenos y progesterona

Quizás le interese: Insuficiencia ovárica primaria

¿Qué pasa con la hormonas?

Debemos saber que el ovario es la principal fuente de estrógenos y progestágenos de la mujer. Estas hormonas establecen el ritmo del reloj menstrual:

  • Estrógenos: son hormonas producidas por los ovarios, pero también pueden fabricarse en las glándulas suprarrenales. Además, podemos obtener estradiol de un proceso llamo aromatización de la testosterona en el tejido adiposo. En la menopausia, con el cese de la función ovárica, la producción de estrógenos queda muy disminuida.
  • Progesterona: es una hormona que tiene como principal fuente a los ovarios, aunque también es sintetizada en las glándulas adrenales. Con la menopausia hay una disminución, afectando órganos como el endometrio, útero y mama.

Síntomas de la menopausia

Un 30 % de las mujeres no presentan ninguna sintomatología durante la menopausia. Otro 30 % presentan síntomas ligeros, y el resto una sintomatología más intensa, basada en lo siguiente:

  • Sofocos: son los bochornos. Se produce un enrojecimiento súbito de la cara, cuello y pecho, con aumento de la temperatura corporal y sudoración.
  • Atrofia urogenital: la vagina puede perder sus mecanismos protectores, haciéndola propensa a infecciones. Puede perder, también, sus pliegues, haciéndose más corta y menos elástica, con menos lubricación.
  • Infecciones urinarias: hay un aumento de la frecuencia urinaria con incontinencia, asociado al descenso del útero.
  • Fracturas: durante la menopausia, la falta de estrógenos repercute en la masa ósea, llevando a la osteoporosis, con un hueso frágil y factible de fracturarse ante mínimos esfuerzos.

El estradiol en la menopausia

Cuando nos referimos a los estrógenos, estamos hablando de un conjunto de hormonas que tienen acciones parecidas y que provienen del colesterol. El estradiol es un tipo de estrógeno, constituyendo el más potente de todos. Es producido por los ovarios, la glándula suprarrenal y la grasa abdominal.

Se puede recurrir a la terapia hormonal cuando la menopausia es patológica y los síntomas que produce incapacitan a la mujer en su día día. No hay ningún criterio de laboratorio que diga qué tratamiento seguir y cuándo.

Los objetivos de la terapéutica son disminuir los síntomas que se presentan de manera excesiva, como los sofocos y bochornos. Se tiene que emplear la dosis mínima eficaz y el menor tiempo posible, no superior a cinco años. Tampoco se debería utilizar entre mujeres mayores de 60 años.

estrógenos y estradiol en la menopausia
El estradiol es una de las formas de los estrógenos, y constituye el más potente de ellos

Seguir leyendo: Perimenopausia: síntomas y tratamiento

Riesgos y precauciones de la terapia con estradiol en la menopausia

La terapia con estradiol en la menopausia puede aumentar el riesgo de producción de trombos, por tanto, de accidentes cerebrovasculares y enfermedades coronarias. Además, no se deben administrar por vía oral o intradérmica a mujeres con útero presente, sin acompañar la terapia con progesterona. De otro modo, aumenta el riesgo de cáncer de endometrio.

Por otra parte, el estradiol sin la progesterona reduce el riesgo de cáncer de mama y osteoporosis. Estos beneficios, lamentablemente, son menores a los riesgos que puede otorgar la terapia.

Junto al médico, la mujer debe sopesar los beneficios y los riesgos que acarrea la terapia con estradiol en la menopausia. Si sus síntomas son muy severos, hay que evaluar la posibilidad de emplear dosis bajas, el menor tiempo posible.

  • Márquez, Víctor Claudio Rivera, and José Halabe Cherem. "Actualidades en terapia hormonal estrogénica y osteoporosis posmenopáusica." Medicina Interna de México 21.6 (2005): 431-439.
  • Guía clínica de Menopausia y terapia hormonal. (n.d.). Retrieved May 10, 2020, from https://www.fisterra.com/guias-clinicas/menopausia-terapia-hormonal/
  • Menopausia - Salud femenina - Manual MSD versión para público general. (n.d.). Retrieved May 10, 2020, from https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/salud-femenina/menopausia/menopausia?query=estradiol en menopausia#v26372819_es