¿Por qué es beneficioso ponerse un trozo de ajo o cebolla en la oreja?

Tanto la cebolla como el ajo pueden ser efectivos a la hora de mejorar dolencias cardiovasculares. Si tienes cualquier duda, antes de aplicar el tratamiento consulta con un especialista.

Las propiedades medicinales del ajo y la cebolla son innegables, ya que se han utilizado como tratamiento desde la antigüedad.

En la actualidad se siguen prefiriendo como medicina alternativa, ya que está comprobado que tienen una fuerte acción antibiótica, antioxidante y antiviral que puede inhibir la actividad de diferentes microorganismos y agentes tóxicos para la salud.

En muchos lugares del mundo se conocen como “el dúo de la salud” reconociendo sus efectos para mejorar la circulación, reducir el colesterol y tratar cientos de problemas crónicos que ponen en peligro el buen estado físico y mental.

¿Cuáles son los beneficios de este remedio con ajo y cebolla?

A muchos les podría parecer ridículo y desagradable el hecho de ponerse un trozo de ajo o cebolla en la oreja. Pero lo cierto es que este remedio cada vez es más popular  y quienes lo han probado aseguran haber recibido importantes beneficios para su salud.

Los efectos antibióticos y antioxidantes de ambas hortalizas actúan desde esta área del cuerpo para tratar afecciones tan comunes como las infecciones de oído y del sistema respiratorio.

Además, pueden mejoran la respuesta inmunitaria del cuerpo, para hacer frente a los virus y bacterias que pretenden llegar al organismo para hacer de las suyas.

A continuación compartimos las principales virtudes de estos alimentos para la salud y la forma adecuada de utilizarlos en la oreja.

Te recomendamos leer: Los 8 beneficios que te aporta un diente de ajo diario

Beneficios del ajo

Beneficios del ajo

Los ajos son una fuente natural de aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes necesarios para las diversas funciones del organismo, como:

  • Vitaminas B6 y C.
  • Minerales como el potasio, calcio y fósforo.
  • Alicina y quercetina.
  • Ácido glutamínico.
  • Ácido aspártico.

Por todos los compuestos que concentra, este bulbo podría ayudar a:

  • Reforzar el sistema inmunitario.
  • Reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Reducir el riesgo de cáncer.
  • Controlar el colesterol malo.
  • Mejorar la circulación.
  • Regular la presión arterial.

Beneficios de la cebolla

Beneficios de la cebolla

Famosa por sus múltiples usos en la gastronomía, la cebolla es una hortaliza con un valor medicinal muy importante gracias a sus posibles propiedades diuréticas, antiinflamatorias y antibióticas.

Un 90% de la cebolla está compuesta de agua y el otro 10% se compone de aminoácidos y nutrientes esenciales como:

  • Vitaminas del grupo B.
  • Vitamina E y C.
  • Minerales como el potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y azufre.
  • Fibra.

Como su aliado, el ajo, la cebolla puede resultar efectiva para tratar patologías leves o crónicas asociadas con el sistema cardiovascular. También podría tener una acción hipoglicémica y ayudar a combatir la proliferación de bacterias para prevenir y frenar las infecciones.

Debido a las propiedades que se le atribuyen, se suele recomendar para mejorar las defensas del cuerpo y prevenir como resfriados, bronquitis, faringitis y otras afecciones respiratorias.

Instrucciones para usar ajo o cebolla en la oreja

ajo o cebolla en la oreja

Este sencillo remedio natural es una gran solución que podría ayudar a aliviar problemas asociados con los oídos, tales como: zumbidos, obstrucción por exceso de cera o infecciones. No obstante, se cree que también podría ser bueno para mejorar muchos otros aspectos de la salud.

Ver también: 13 trucos para cortar las cebollas sin soltar ni una lágrima

¿Qué tengo que hacer?

  • Consigue un ajo orgánico, lávalo y córtalo en pequeños trozos.
  • Coloca uno de los pedazos de ajo en la oreja (no dentro del oído) y sujétalo con un vendaje o cinta para que no se caiga.
  • Déjalo en su sitio toda la noche y al día siguiente, retíralo.

Lo ideal sería que sientieras alivio desde su primera aplicación; sin embargo, si la molestia persiste, puedes repetir el tratamiento.

Para una acción más potente, puedes poner un trocito del corazón de una cebolla al lado del ajo para aprovechar sus beneficios antinflamatorios y antivirales.

¡Para tener en cuenta!

Por ser un remedio 100 % natural no existe peligro alguno en utilizarlo con regularidad. Sin embargo, si después de la segunda aplicación no se encuentra el alivio esperado, lo mejor es consultar al médico para encontrar el origen de la dolencia.

En caso de padecer o haber padecido algún tipo de enfermedad crónica de los oídos, se debe consultar antes de utilizar este tratamiento.

Torija Isasa, M. E., Matallana González, M. C., & Chalup, N. (2013). El ajo y la cebolla de las medicinas antiguas al interés actual. Boletín de La Real Sociedad Española de Historia Natural, (1–4), 29–37. Retrieved from https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4582709 Infecciones de los oídos. (n.d.). Retrieved from https://medlineplus.gov/spanish/earinfections.html López Luengo, M. T. (2007). El ajo: propiedades farmacológicas e indicaciones terapéuticas. Offarm: Farmacia y Sociedad, (26), 78–81. Retrieved from http://europa.sim.ucm.es/compludoc/AA?articuloId=540785