Albahaca: sus beneficios en la artritis reumatoide

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 14 diciembre, 2018
Okairy Zuñiga · 20 enero, 2019
La artritis reumatoide no tiene cura pero sí tratamiento con medicamentos, ejercicios y remedios naturales con albahaca. Lee aquí cómo prepararlos en casa.

La artritis reumatoide es una enfermedad que suele afectar especialmente a personas mayores. Principalmente, ataca las articulaciones produciendo un intenso dolor y rigidez en ellas. Esta enfermedad no tiene cura, pero sí un tratamiento con medicamentos, cirugías y cambios en el estilo de vida y la alimentación. El consumo de alimentos y remedios herbales, entre los cuales se destaca la albahaca por sus beneficios en la artritis reumatoide. Por supuesto, siempre consultando al médico especialista y sin dejar la medicación que indiquen los profesionales.

Cómo usar la albahaca para tratar la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune caracterizada por un dolor en las articulaciones como consecuencia del ataque producido a la articulación. El tratamiento principal de esta dolencia consiste en el uso de antiinflamatorios que reduzan la respuesta inmune y el dolor. Sin embargo, existen algunos remedios con propiedades antiinflamatorias que pueden ser usados, junto con el tratamiento habitual, para reducir las molestias.

Cabe destacar que la albahaca posee propiedades medicinales empleadas desde la antigüedad. Su efecto antiinflamatorio ha sido estudiado por sus beneficios en la artritis reumatoide. Así, te presentamos diferentes formas en las que puedes consumir esta planta para mejorar el dolor producido:

Batido de albahaca

batido verde con albahaca con beneficios en la artritis reumatoide.
Los batidos permiten combinar la albahaca con otros muchos elementos vegetales como frutas o verduras.

La albahaca combinada con otras hierbas y frutas, en batidos o zumos, es una opción excelente para obtener beneficios en la artritis reumatoide.  La receta para hacer este batido es muy sencilla. Puedes prepararla en casa en cualquier momento con pocos ingredientes. Te la contamos a continuación:

Ingredientes:

  • 500 ml de infusión albahaca (2 tazas).
  • 4 naranjas peladas.
  • 3 tallos de apio.
  • 1 trozo de jengibre.

Preparación:

  1. Primero, coloca todos los ingredientes en una batidora o licuadora.
  2. Mezcla hasta que se integren.
  3. Después, deja el batido en el frigorífico durante toda la noche.
  4. Bebe un vaso de este batido por la mañana y otro por la noche.

También leeArticulaciones: su importancia y algunos suplementos.

Té o infusión de albahaca

Infusión de albahaca
La infusión extrae los aceites esenciales de la albahaca con potenciales efectos beneficiosos.

La albahaca preparada como té o infusión permite atacar los síntomas de la artritis y prevenirla. De esta forma se extrae una parte importante de sus aceites esenciales, que son los que contienen la inmensa mayoría de beneficios en la artritis reumatoide.

Cada infusión debe ser preparada del siguiente modo:

  1. En caso de una terapia preventiva y para fortalecer el sistema inmunológico: 250 a 500 mg de hojas secas de albahaca.
  2. Para combatir las dolencias causadas por la artritis reumatoide en una terapia curativa: 500 a 1.500 mg de hojas secas de albahaca
  3. Beber de 3 a 5 veces por día.

También lee: 40 sorprendentes beneficios medicinales de la albahaca.

Aceite de albahaca

La preparación de aceite de albahaca es otra forma útil para aprovechar las propiedades medicinales de esta hierba, ya que concentra sus aceites esenciales para obtener mayores beneficios. Su preparación es sencilla, como se explica a continuación:

Ingredientes:

  • 800 ml de aceite de oliva.
  • 30 hojas de albahaca fresca.
  • 2 cucharaditas de agua.

Preparación:

  1. Primero, corta las 30 hojas de albahaca en pequeños trozos y colócalas en un vaso o recipiente.
  2. Luego, añade las dos cucharaditas de agua y tapa el vaso con cualquier tipo de papel envolvente.
  3. Deja reposar durante 30 minutos.
  4. Seguidamente, retira el papel un momento y añade el aceite de oliva.
  5. Luego, vuelve a tapar el recipiente y guarda en un lugar fresco durante 10 días.
  6. Preferentemente, cada 2 días agita el recipiente para que se mezclen los sabores del aceite y la albahaca.
  7. Finalmente, después de 10 días, coloca en un recipiente o botella de vidrio de 1 litro de capacidad o más.
  8. Así, las personas con artritis reumatoide podrán hacer uso de este aceite en sus comidas, ensaladas o sopas.

Ensalada de albahaca 

Plato con ensalada con tomate, queso mozzarella y albahaca.
La albahaca en los alimentos aporta frescor y un plus de salud.

Una última forma de uso de la albahaca para el tratamiento de artritis reumatoide puede ser con la preparación de deliciosas ensaladas, de esta forma se incluyen los beneficios de una dieta equilibrada a base de vegetales, junto con los beneficios que nos aporta esta planta. Una ensalada muy nutritiva y recomendada puede llevar:

Ingredientes:

  • 4 tomates.
  • 350 gramos de queso mozzarella rallado.
  • 4 cucharadas de aceite de albahaca.
  • Pimienta negra molida.
  • 10 hojas de albahaca cortadas en tiras.

Preparación:

  1. Primero, corta los tomates en rebanadas delgadas y coloca en un tazón.
  2. Luego, añade una cucharada de aceite de albahaca y espolvorea pimienta negra a gusto.
  3. Seguidamente, agrega queso mozzarella sobre los tomates y la albahaca cortada en tiras.
  4. Finalmente, mezcla todo y sirve.

En conclusión, hay formas variadas de usar albahaca para tratar la artritis reumatoide. También es importante añadir algo de actividad aeróbica adaptada a la edad y a la condición física de la persona. Es importante mencionar que las enfermedades de este tipo pueden ser tratadas de manera natural pero sin dejar las visitas al médico especialista.